Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar
Pepsimaaaan
PSOne

Pepsimaaaan

En 1999, Kid lanzaba un curioso juego publicitario en la que encarnábamos a Pepsiman, el torpe superhéroe de la popular marca de gaseosas. Un juego tan divertido como bizarro, casi de culto.

Por ,
0 0 0

Pepsiman no es el héroe que necesitamos, es el héroe que nos merecemos. Quizá sea más fácil descargarnos el Temple Run en nuestro móvil y jugar un "endless-runner" en cualquier momento del día durante el trabajo, por ejemplo, en lugar de desempolvar nuestra PsOne y buscar en Youtube tutoriales para conectar consolas de la era pre-HDMI al televisor. Pero la grandeza de Pepsiman es que él estará ahí, lo pidamos o no.

La impactante trama del juego parte de esa premisa: Pepsiman acudiendo al desesperado llamado de un civil, que habla en un inglés tapado por la música y subtitulado al japonés.
Citando a Empleado de Pepsi:
Se ha líado feo, tienes que juntar todas las latas que hemos desperdigado por la calle sin sentido alguno.
Nuestro héroe no lo duda y decide ayudar al pobre hombre, comenzando un viaje con prisa y sin pausa a lo largo de 12 niveles, divididos en 4 etapas (cada una con dos niveles tradicionales y uno invertido al final, donde el personaje corre hacia el jugador y sólo podemos saltar). Pepsiman acudiendo al llamado de los inocentes será una constante en cada etapa, menos en la tercera porque la trama se complica sobremanera y no quiero destriparla ...Pepsiman se cae por un agujero. Lamentablemente, la historia termina de manera abrupta y deja cabos sueltos por explicar, quizá en espera de una secuela que nunca llegó.

Los controles y la jugabilidad son simples, y eso está bien, porque compensa la profundidad de la historia y su frenético desarrollo. Con la equis saltamos, con el cuadrado deslizamos, con la cruceta nos movemos, con cuadrado+atrás nos frenamos por unos segundos (aunque el personaje sigue avanzando unos metros) y con cuadrado+adelante aceleramos, lo que nos permite ganarle al reloj (todo los niveles son a contrarreloj, menos los finales de cada etapa), romper obstáculos débiles (como cajas de cartón o paredes de cemento) y saltar más lejos. El botón START permite pausar el juego en caso de que aún con la simpleza propuesta necesitemos un tiempo para pensar en todos los eventos que ocurren a lo largo del juego. SELECT, R1, R2, L1, L2, triángulo y círculo sirven para apoyar los dedos que no usemos y descansarlos, en caso de que los que estamos usando se fracturen víctimas de tan acelerado aporreo de botones.

Luego, por supuesto, están las latas. Reunirlas no es obligatorio para completar el nivel o para sumar puntos, pero nos permiten recargar nuestra vida (estando llena, podemos tener hasta tres traspiés), representada en el HUD por un reluciente logo de Pepsi. Si agarramos todas las latas del juego desbloqueamos un traje invisible, quizá para representar como Pepsiman está allí aunque no lo veamos, y es que como vimos, la historia del juego está llena de giros de tuerca y metáforas sublimes.

Hasta aquí parecería un juego normal, divertido y saturado de publicidad, pero no el juego de culto que algunos ven en él. Es incluso corto y, una vez que le tomamos la mano, fácil: Pepsiman es un héroe para todos, no para unos pocos. La grandeza última del juego reside, entonces, en su habilidad para romper la cuarta pared.

Bebe o muere

Cuando completamos el juego, Pepsiman alcanza la inmortalidad y jugamos con 99 vidas

En el mundo del héroe, los camiones respetan su carril

Información del juego

Pepsiman

PSOne

Fecha de lanzamiento: 1999 (Japón)
Desarrollado por: Kid Genius
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, Rodri.
×