¡Colabora!
0
La legión de los fantasmas
Stadia

La legión de los fantasmas

A Stadia lo acompaña un ilustre de los videojuegos en su intento de llamar la atención de todos los usuarios. Lo bueno es que Pac-Man llega con ganas de pelea.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Versión analizada Stadia Pro. Copia digital proporcionada por Bandai Namco.


Google sigue perfilando su gran apuesta en el mundo de los videojuegos en streaming, y aunque la cosa va a un ritmo moderado, comenzamos a ver cosas interesantes en su catálogo. Stadia todavía no es lo que esperábamos, pero las alianzas se van fraguando a fuego lento y los brotes verdes comienzan a aparecer. Una de esas luces en la oscuridad es desde luego Pac-Man: Mega Tunnel Battle, el juego de Heavy Iron Studios que llega como repuesta a la alta demanda que hay en el mundillo de juegos Battle Royale, los de todos contra todos, siendo “todos” muchos jugadores en la misma partida. Después de PlayerUnknown's Battlegrounds y Fortnite revolucionaran los shooters para siempre, otras disciplinas más comedidas se han sumado a esta nueva forma de entender los videojuegos. Ahí está Fall Guys, Tetris 99 o el reciente Super Mario Bros. 35, juegos de plataformas o puzles que han encontrado su hueco dentro de los enfrentamientos masivos de jugadores.

Vale, la pregunta es ¿cómo se puede hacer un Battle Royale de Pac-Man? Pues con un poco de maña y muy buenas ideas. Ya habíamos visto entregas protagonizadas por la icónica mascota de Namco que se salían de lo habitual como Pac-Man Vs. para Gamecube o Pac-Man Championship Edition 2, juegos con componente multijugador o que buscaban dar una vuelta de tuerca a la jugabilidad que conocemos desde hace ya cuarenta años. La gente de Heavy Iron Studios lo ha conseguido con un mero detalle, dándole la misma importancia al laberinto que a Pac-Man y los fantasmas. Cada partida a Pac-Man va de hacer puntos mientras comemos las bolitas, esquivamos a los fantasmas, coger la fruta que da puntos adicionales... y si podemos mandar a los fantasmas a la casilla de salida unas pocas de veces pues mejor que mejor. Esa es la esencia de la obra de Tōru Iwatani, pero mucha gente olvida que ese laberinto interconectado por sus salidas es tan importante como los fantasmas o la misma mecánica de hacer puntos. Pac-Man: Mega Tunnel Battle nos presenta 64 escenarios conectados unos con otros, cada uno con su propio jugador y con la llamativa posibilidad de "salirnos" de nuestro perímetro para hacer una visita a nuestros vecinos.



Bueno, dicho así suena un poco raro, pero de eso va el juego. Un Battle Royale en el que 64 jugadores, cada uno con su Pac-Man, tiene que recorrer su laberinto para comer sus puntos... por lo menos hasta que las salidas estén habilitadas para saltar a los escenarios de los demás participantes. La gracia del asunto no es que haya 64 comedores amarillos pululando por los servidores de Stadia, es que de igual forma que ocurre en el juego base, por cada comecocos hay cuatro fantasmas dispuestos a cortarle el rolo de cuajo. En total, 256 fantasmas ávidos deambulando por todos esos pasillos, lo que sumado a una ingente cantidad de nuevos potenciadores (que igual nos dan ventaja que perjudican al resto de jugadores) dan un una base estupenda para concatenar modos de juegos a partir de esa premisa inicial.

Entre esos modos encontramos el llamado "Desafío", el primero por el que empezaremos y el más rejugable de todos ellos. Antes de empezar nos pondrán en pantalla tres retos que deberemos completar con las tres vidas disponibles, empiezan sencillitos (consigue 10.000 puntos, acumula cinco potenciadores en la misma vida o visita tres laberintos de otros jugadores) pero conforme le cogemos la medida al juego incrementarán su dificultad. Además de que siempre que acabamos con todos los puntos de un laberinto, éste también subirá su dificultad de manera que los fantasmas se moverán más rápido y serán más insistentes. Lo bueno de este modo, es que siempre podremos entrar en una partida, nuestra presencia afecta, pero no es significativa para discernir el ganador de una contienda mayor. Es más como lograr los desafíos mientras todos jugamos a lo mismo en los mismos sitios. En cambio "Eliminación" junta a todos los jugadores para que se persigan por los escenarios hasta que solo puede quedar uno, lo que viene a ser la modalidad estrella de todo Battle Royale que se precie.

Pero recordemos que estamos en un Battle Royale, eso implica dos características inherentes a esta modalidad. La primera es que en un tipo de partidas podremos entrar cuando queramos (como en Desafío) pero en otras tendremos que esperar a que empiece una para no desnivelar lo que en ella ocurre (como en Eliminación). ¿Qué implica esto? Las tediosas listas de esperas, momento en el que varios jugadores se reúnen en una sala virtual aguardando que entren el número de jugadores que hacen falta para empezar a jugar con garantías a esa modalidad. Porque por mucho que se llame "Eliminación", jugar una cosa así entre dos no tiene mucho sentido. El segundo requisito de los BR es poder ver a otros jugadores, sobre todo cuando perecemos en la partida o por el simple gusto de aprender de otros usuarios la forma que tienen ellos de afrontar las partidas. Aquí se puede "Ver" sin entrar en una contienda o si hemos caído en la pelea, quedarnos para contemplar cómo termina la misma.



Como hay 64 jugadores con su correspondiente Pac-Man amarillo con su enorme bocaza, tendremos la oportunidad de personalizar a nuestro avatar con atuendos y prendas que lo hagan tener un puntito de distinción. Y claro, la mejor manera de que sigamos jugando una y otra vez es desbloquear nuevos enseres estéticos en cada nueva partida que realicemos. La segunda mejor manera de que sigamos jugando es desde luego un lista de logros/trofeos para que los completistas se pongan las pilas con la lista de tareas que suelen crear los desarrolladores. Como vemos, el juego está planteado tanto para echar una partida de forma esporádica cuando tengamos oportunidad como para se vea refrendado (tanto en los logros como en las prendas desbloqueadas) que le hemos dedicados las horas suficientes.

No sabemos si Pac-Man: Mega Tunnel Battle terminará llegando a otras plataformas, si en ese caso habrá juego cruzado o si será para siempre una exclusividad de Stadia. El tiempo lo dirá. Lo que sí sabemos es que la idea de crear un super-escenario a partir de laberintos de diferentes jugadores funciona suficientemente bien como servir de armazón a los diferentes modos de juego que el juego trae de serie. Y la verdad es que creemos que no deberían quedarse solo con lo que ya hay. Una de las características básicas en todos los Battle Royale es la creación de nuevo contenido, como skins, escenarios o modos de juego. Esperemos que el estudio de desarrollo no se quede en cumplir expediente con una propuesta acertada (como la que ahora miso hay) y amplíen la experiencia de juego con nuevo material conformen pasen las semanas.

Redactado por Juan Emilio Palomino (Spiderfriki)
Análisis de Pac-Man: Mega Tunnel Battle para Stadia: La legión de los fantasmas
Análisis de Pac-Man: Mega Tunnel Battle para Stadia: La legión de los fantasmas
Análisis de Pac-Man: Mega Tunnel Battle para Stadia: La legión de los fantasmas
Análisis de Pac-Man: Mega Tunnel Battle para Stadia: La legión de los fantasmas
El planteamiento para juntar a tanta gente en Pac-Man. La cantidad de cosas para desbloquear.
Esperar a que empiece una partida. Queremos más modos de juego.
Un buen comienzo, pero se trata de un juego que necesita de nuevo contenido periódicamente. Pac-Man encaja donde lo pongas, y en Stadia está a gusto..

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 17 de noviembre de 2020
Desarrollado por: Heavy Iron Studios
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi.
×