¡Colabora!
0
Un cuento de hadas idílico
PlayStation 2

Un cuento de hadas idílico

Tras sorprendernos con GrimGrimoire, el estudio VanillaWare, de Atlus, nos trae la secuela espiritual del querido Princess Crown. Once años después la magia de las 2D vuelve a impresionar.

Por Álvaro Cristobal Alonso ,
0 0 0


La historia de nunca acabar
La situación que vivimos los europeos respecto a muchos juegos de rol diseñados en Japón no es nada nueva. Excepto ciertos casos muy concretos, como por ejemplo los juegos desarrollados por Square Enix y actualmente muchos de los de Nippon Ichi, pocos son los títulos de este género que llegan al viejo continente, y menos aún traducidos a nuestro idioma, lo que ya de por si limita su posible adquisición.

Asimismo, mientras nosotros tenemos que esperar a que un distribuidor se decida por dichos juegos, en ocasiones alejados de los gustos occidentales, los japoneses pueden disfrutar de numerosas secuelas, remakes, ediciones de coleccionista y un largo etcétera. Afortunadamente en ciertos casos la espera merece la pena y de vez en cuando ciertas compañías se animan a traer algunos juegos de gran éxito en Japón, que ocasionalmente también ha salido en Norteamérica, cosechando también un gran renombre.

Tal es el caso de Odin Sphere, el último título desarrollado por VanillaWare, un estudio que fue fundado hace cinco años bajo el nombre de Puraguru (y renombrado hace tres) por algunos de los integrantes que en su día desarrollaron el notable Princess Crown de Atlus para Sega Saturn, título que salió en el País del Sol Naciente en 1997 y tuvo un remake para PSP en el 2005. Ninguna de las dos versiones salió de dicho mercado.

Ahora, gracias a Square Enix y Proein (quienes han realizado una más que notable traducción de los textos al castellano, todo hay que decirlo), el segundo juego de este estudio en PlayStation 2 tras el igualmente remarcable GrimGrimoire llega por fin a Europa. Un regreso por todo lo alto de lo mejor que pueden dar de si la menospreciada belleza de las 2D en los RPG y una perfecta introducción al sistema jugable que ofrecerá próximamente Oboro Muramasa Yōtōden, el nuevo proyecto de VanillaWare en exclusiva para Wii y, presuntamente, también secuela espiritual de Odin Sphere.

Cinco cuentos en uno
La historia de Odin Sphere, aunque comienza de una forma cuanto menos convencional se va desvelando como una verdadera intriga de traiciones y guerras, donde cada facción tiene sus propias razones para conseguir la victoria y para hallar el origen de todo el conflicto hay que conocer detenidamente los cinco puntos de vista, descubriendo así todos los secretos de su desarrollo, orígenes, intrigas y demás detalles.

Todo comienza en un típico ático donde una joven desconocida encuentra cinco libros, cada uno centrado en un héroe y con historias totalmente diferentes, aunque interrelacionadas. Todos los relatos tienen un lazo común: la guerra en el fantasioso reino de Erion, donde se enfrentan hasta cinco reinos por un poderoso objeto, la reliquia mágica Cauldron, usada hace mucho tiempo por el rey Valentine, monarca de dicha región, para hacer el bien y mantener el orden. Pero las cosas se complican cuando el vecino país de Ragnanival, regido por el Señor Demonio Odin, reclama el Cauldron y comienzan ciertos actos cuanto menos sospechosos.
Análisis de Odin Sphere para PS2: Un cuento de hadas idílico
Análisis de Odin Sphere para PS2: Un cuento de hadas idílico
Análisis de Odin Sphere para PS2: Un cuento de hadas idílico
Análisis de Odin Sphere para PS2: Un cuento de hadas idílico

Información del juego

Odin Sphere

PlayStation 2

Fecha de lanzamiento: 12 de marzo de 2008
Desarrollado por: VanillaWare
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi.

Actualmente hay conectados 19 usuarios registrados y 96 invitados.

140 ms.

Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2020 | Diseño web por Juan Palma García y Roberto Nieto

×