¡Colabora!
0
Análisis de NFS: Unbound, el regreso de Criterion a las carreras callejeras
PC PlayStation 5 Xbox

Análisis de NFS: Unbound, el regreso de Criterion a las carreras callejeras

La serie Need for Speed cambia de manos una vez más para ocupar un espacio muy disputado en la conducción arcade.

Por Andrés JC,
0 0 0

La historia de Need for Speed es convulsa, una serie de conducción muy reconocida que desde hace ya muchos años, no parece dejar contentos a sus propietarios, Electronic Arts. Ha pasado por las manos de una decena de desarrolladores distintos, cada uno aportando su estilo, con distintos grados de efectividad pero siempre el sello de identidad: carreras urbanas, de tono macarro, con coches tuneados y persecuciones policiales. NFS: Unbound intenta asentar la franquicia con los que mejor la han tratado en la última década: Criterion, quienes un día crearon Burnout.

La historia de un coche robado

Uno no esperaría un argumento detrás de un juego de coches, pero aquí encontramos uno tan pronto como empezamos a jugar. Nada especialmente sofisticado, por supuesto: temas de bandas callejeras cuya única finalidad en la vida es competir con coches de lujo en carreras que sobrepasan ampliamente los límites legales. La cosa se vuelve algo más personal cuando, tras el prólogo del juego, la protagonista pierde su coche tras la traición de una amiga de toda la vida, que junto a sus compinches saquean el taller que era su hogar. Este preámbulo argumental sirve para darle algo de propósito a la historia. Vamos a competir en esta ciudad por venganza, y también para recuperar nuestro coche.



Los que ya conozcan otros juegos de Criterion o de la serie NFS van a encontrar un tipo de juego muy similar en Unbound. Ante nosotros se despliega una ciudad, un pequeño mundo abierto, en el que encontrar carreras para disputar, coleccionables que encontrar y, por supuesto, policías que están atentos a nuestro paso. Esta es una fórmula que inauguraron ciertos títulos hace ya dos generaciones, en concreto Burnout Paradise, Test Drive Unlimited o Forza Horizon. No han cambiado mucho las cosas desde entonces, y la falta de originalidad en este aspecto deja un gusto un poco amargo.

«El dinero es fundamental para progresar, y obtenerlo no es nada fácil, en especial al principio»


El desarrollo de NFS Unbound va de la mano con el del calendario. Cada semana, varios eventos de disputan en las calles, por la mañana y por la noche, y el objetivo es superar varias de ellas, ganar dinero y así poder mejorar nuestro coche, e incluso adquirir nuevos coches cuando ya tenemos más capital. El dinero es fundamental para progresar, y obtenerlo no es nada fácil, en especial al principio. El juego tiene un arranque muy lento en el que es obligatorio superar varias carreras, o en su defecto, encontrar coleccionables, para ahorrar dinero y poder optar a disputar la carrera semanal que hace progresar la historia. En otras palabras: avanzar en el juego no solo depende de nuestra habilidad, sino de participar en carreras y desafíos secundarios a tutiplén.

Hay un elemento común en la serie NFS que no falta en Unbound: las persecuciones policiales. En todo momento los policías están patrullando las calles, y en cuanto vean nuestro coche más de cinco segundos empezarán a perseguirnos. En ese momento la única opción es huir, ya que se bloquean todos los eventos y carreras, y conforme avance la persecución (y no le demos esquinazo) aumentará la presión policial. En el mejor de los casos se puede escapar en unos pocos segundos, la mayoría de veces es necesario dar varias vueltas a la ciudad para despistar a "la pasma" y, si no lo conseguimos, y caemos en la red de la policía, perderemos todo el dinero que hayamos ganado desde que abandonamos el garaje. Este es un sistema que intenta ofrecer cierta dificultad fuera de las carreras, pero en última instancia penaliza todos los aspectos del juego: se hace tedioso, repetitivo y molesto, ya que también impide explorar la ciudad con tranquilidad para encontrar los secretos y coleccionables.

El contenido opcional sigue fórmulas ya conocidas en otros juegos de este tipo. La ciudad está repleta de graffitis que podemos obtener para luego usarlos en diseños propios, hay rampas enormes colocadas convenientemente para ejecutar espectaculares saltos, carteles policiales para destruir y mucho más. No todo es accesible desde el principio: ciertos desafíos (como alcanzar una velocidad punta en determinados puntos de control) serán imposibles de superar sin un coche de alta gama, y aún así, el juego nos informará una y otra vez de que hemos fallado el objetivo cada vez que crucemos esa carrerera... un mensaje a la larga irritante.



Aunque la conducción propuesta por Criterion es notable y divertida, todo el entramado construido alrededor resulta problemática. Un juego de coches debería fomentar las ganas de conducir, otorgar facilidades para probar coches nuevos y, en este caso, invitarnos a recorrer su mundo abierto. NFS Unbound no cumple ninguno de estos objetivos, y a menudo coloca obstáculos en el camino, desmotivando al jugador. El mayor de estos defectos es que las carreras se parecen mucho entre sí, cuando no son directamente las mismas repetidas. Puedes ganar una carrera, pero el menú no registra tu victoria como un logro que hayas conseguido, simplemente obtienes más cantidad de dinero que si obtienes una posición peor; se elimina por completo el principal motor de interés que persigue un juego de conducción. Es sorprendente descubrirlo cuando, en juegos anteriores del desarrollador, sí encontraron la manera de ofrecer una experiencia muy intuitiva, sencilla y natural de conducción. En ocasiones parece como si la temática de NFS, reflejada en ciertas decisiones de diseño, fuese un freno que impide a Unbound alcanzar la máxima velocidad.

«Puedes ganar una carrera, pero el menú no registra tu victoria como un logro que hayas conseguido, simplemente obtienes más cantidad de dinero»


No todo es negativo en este universo de carreras callejeras y personajes que se creen muy molones. El estilo gráfico, que combina una definición casi fotorrealista de la ciudad y los vehículos, junto al cell shading de los personajes es muy efectivo, también su banda sonora que destila carácter y carisma. No puedo decir que todos los temas musicales me resultan igual de agradables, pero sí que es obvio el esfuerzo por crear una identidad propia, una característica que lleva ya años en la franquicia.

Existe un modo de juego online en el que se elimina la historia y nos permite recorrer la ciudad, competir contra otros jugadores y, en resumen, no seguir la progresión principal. Aunque es un añadido interesante, al estar separado del resto hay pocos motivos para jugarlo al mismo tiempo que el modo historia. Lo más interesante es la opción de usar diseños de coches creados por la comunidad en nuestros coches, así como subir los nuestros propios: el nivel de personalización y cantidad de vinilos y detalles disponibles son bastante generosos.

Conclusiones

NFS Unbound es juego de conducción notable envuelto en una experiencia irregular. El gratificante estilo arcade, marca de Criterion, es su mejor carta, pero el sobre en el que va metida tiene varios agujeros que a veces resulta complicado ignorar. Se entiende el intento de querer convertir un género que normalmente no tiene una progresión lineal, a una aventura algo más dirigida, más narrativa y donde el protagonista tiene motivaciones para ponerse al volante. El intento no es del todo acertado, y a menudo desearíamos una marcha atrás a fórmulas más conservadoras.

Jugado en PlayStation 5. Copia digital proporcionada por EA España.


Análisis de Need for Speed Unbound para PS5: Análisis de NFS: Unbound, el regreso de Criterion a las carreras callejeras
Análisis de Need for Speed Unbound para PS5: Análisis de NFS: Unbound, el regreso de Criterion a las carreras callejeras
Análisis de Need for Speed Unbound para PS5: Análisis de NFS: Unbound, el regreso de Criterion a las carreras callejeras
Análisis de Need for Speed Unbound para PS5: Análisis de NFS: Unbound, el regreso de Criterion a las carreras callejeras
Análisis de Need for Speed Unbound para PS5: Análisis de NFS: Unbound, el regreso de Criterion a las carreras callejeras
Análisis de Need for Speed Unbound para PS5: Análisis de NFS: Unbound, el regreso de Criterion a las carreras callejeras
Análisis de Need for Speed Unbound para PS5: Análisis de NFS: Unbound, el regreso de Criterion a las carreras callejeras
Análisis de Need for Speed Unbound para PS5: Análisis de NFS: Unbound, el regreso de Criterion a las carreras callejeras

Alternativas
Burnout Paradise, la joya de Criterion
Controles arcade de la máxima calidad, se nota el sello de Criterion. Apartado gráfico y artístico.
Demasiadas persecuciones policiales. Progresar en la historia se siente repetitivo y tedioso.
Buen juego de conducción arcade que tiene mucho que ofrecer, pero se encuentra con problemas en su planteamiento
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×