¡Colabora!
0
Gravedad en el más allá
Nintendo Switch PC PlayStation 4

Gravedad en el más allá

WildSphere nos ofrece esta nueva versión de Naught tras su paso por dispositivos móviles

Por Juan B.,
0 0 0

Hubo una época en la cual la industria del videojuego se nutría principalmente del género de las plataformas en 2D. Con el paso a las tres dimensiones han ido quedando un poco en el olvido, pero por suerte los estudios independientes nos han seguido ofreciendo auténticas maravillas como Cuphead, Shovel Knight o Celeste. Recientemente se ha añadido a la lista Naught, un juego desarrollado por el estudio valenciano WildSphere (creadores de Timothy vs the Aliens) gracias a la iniciativa PlayStation Talents, que apoya los desarrollos de estudios en España y Portugal. El juego se lanzó principalmente en dispositivos móviles, pero ya está disponible en PlayStation 4, Nintendo Switch y PC.

Empecemos con la historia, aunque ya adelantamos que no es nada profunda y el juego tampoco intenta ganarnos a través de este apartado. La historia no se cuenta de manera común a través archivos de audio o con una escena al final de los niveles, sino que lo hace mediante fotos en un álbum que desbloqueamos superando niveles o haciéndonos con los coleccionables. Nuestro protagonista es un gato recién fallecido que acaba de despertar en el más allá, en el cual vive el Espíritu del Árbol. Este personaje secundario nos da una misión, que no es otra que acabar con la oscuridad que intenta destruir sus raíces. Esta especie de más allá está representada en los niveles con tonos blancos y negros, ofreciendo un arte minimalista que funciona a la perfección. Mientras tanto, los enemigos y trampas letales tienen un color anaranjado. La dualidad la rematan las semillas azules, que sirven como una vida extra para no tener que repetir el nivel al completo si morimos. El resultado de los tonos funciona, y sin duda alguna nos recordará a Limbo por motivos obvios.

La historia se ampliará a través del álbum una vez hayamos superado una serie de fases o conseguido varios collecionables.

Centrándonos en la materia, el gran protagonista de Naught es la gravedad. En las 40 fases que componen el juego siempre tendremos que utilizar la gravedad a nuestro favor para avanzar. Si bien en otros juegos del género nos movemos con el pad direccional, en esta ocasión nuestro gato se moverá de forma automática según hayamos modificado la gravedad. Podemos girar los escenarios de izquierda a derecha (e incluso a 180º) de dos maneras, al menos así es en PlayStation 4, la versión que hemos analizado. Con L1 y R1 podemos modificar la gravedad de manera más controlada, evitando los movimientos rápidos. Por otra parte, el joystick analógico izquierdo ofrece movimientos veloces y bruscos, aunque también podemos controlarlo de manera precisa para evitar estos volantazos. Valoramos de manera positiva la presencia de ambos controles, ya que nos permiten jugar según nuestro estilo de juego: de manera pausada o más frenética

Hablemos de la dificultad, porque ahí es donde más destaca Naught, pero al mismo tiempo puede llegar a condenar la experiencia inicial del jugador. El juego no se anda con rodeos y pone toda la carne en el asador para ofrecer una alta dificultad desde la segunda fase. No me considero el jugador más hábil en este género, pero sí me defiendo, sin embargo en Naught es muy fácil sentirse abrumado desde un principio. La dificultad no es gradual, y como ya hemos dicho la segunda fase es bastante más complicada que las posteriores. Asimilar los conceptos y hacerse a la mecánica de la gravedad puede resultar desesperante al no haber una transición de más fácil a más difícil con el paso de las fases. Y es que Naught no es fácil, al contrario, busca desafiar a los más exigentes para superar sus retos. Fijar una duración para las cuarenta fases es complicado, ya que es un juego basado exclusivamente en nuestra habilidad al mando. Morir en cada fase será inevitable, ya que habrá enemigos moviéndose por él que al mínimo contacto acabarán con nosotros. También hay otro tipo de trampas, como una especie de lava o unos rayos que más nos vale evitar si queremos completar el nivel. Ocasionalmente aparecen niveles basados en evitar los pinchos de las paredes, los cuales resultan realmente frustrantes al exigir una precisón perfecta. Por suerte tenemos puntos de control repartidos por algunas fases, pero necesitaremos recolectar semillas azules para reaparecer. ¿Qué sucede si nos matan? Pues que perderemos semillas, así hasta que acabemos con cero y nos obliguen a repetir toda la fase desde el principio, perdiendo además las joyas que hayamos conseguido. Sin embargo, una vez vistas las primeras 20 fases, el resto mantienen el diseño y dificultad, cosa que lamentamos.

Desearás no volver a ver una de estas fases en tu vida.

Profundizando en el diseño de niveles, ya hemos comentado que la aventura cuenta con 40 fases. Cada una de ellas incluye la opción de recolectar tres diamantes para desbloquear nuevas páginas en el álbum. En algunos casos los hay muy laberínticos, aunque en otros son más lineales. Es fácil perder la orientación cuando hemos abusado del giro de 180º, pero en líneas generales son niveles cortos y sin mucho misterio, aunque algunos incluyen zonas secretas las cuales tendremos que encontrar. Como parte negativa, hay que resaltar que el diseño de niveles podría haber sido mejor, ofreciendo una mayor exploración o caminos alternativos. Por otro lado, una vez completado la aventura principal tendremos la opción de jugar al modo Contrarreloj, donde tenemos un lapso de tiempo para completar el nivel, pero gracias a unas esferas naranjas podremos ganar segundos para completarlo. Un añadido que, junto al contenido principal, nos asegura casi seis horas de juego.

Hay que resaltar que el juego marea. Sí, puede llegar a marear, y mucho. ¿Recordáis los juegos de LocoRoco? la propuesta de la división japonesa de Sony nos ofrecía una mecánica parecida, en la cual con L1 y R1 movíamos el escenario, pero se realizaba de tal manera que no afectaba al jugador. En Naught sí se puede llegar a sentir mareo tras unas sesiones largas, en mi caso de dos horas, donde obligan a alejar la vista de la pantalla y tomar el aire. No hablamos de un mareo que puedas llegar a sentir en un simulador de vuelo de realidad virtual, pero sí es una sensación que está presente. Todo esto se debe a que los desafíos nos obligan a manejar la gravedad de manera brusca, abusando del giro de 180º, y esto puede llegar a afectarnos. En lo referente al apartado técnico se agradece que Naught ofrezca una experiencia sólida. Hay que se conscientes de que no se trata de una producción millonaria, pero funciona de manera correcta y a una gran fluidez, un punto muy positivo para un juego tan frenético. A nivel sonoro cumple, si bien es cierto que no quedarán temas para el recuerdo, sí amenizarán nuestros paseos por las diversas fases.

Cada nivel está plagado de trampas letales que debemos evitar con el uso de la gravedad.


Conclusión

Naught es un juego bonito que entra por la vista gracias a su diseño minimalista, que concuerda con una temática centrada en la muerte y el más allá. Si bien no es lo más original, cumple con su cometido. Se puede llegar a sentir difícil, especialmente al no haber una dificultad gradual, pero una vez hecho a las mecánicas se vuelve disfrutable y adictivo. El juego cumple su cometido, que no es otro que engancharnos en sus cortas horas de duración y lamentar cada una de nuestras muertes, si bien es cierto que hubiera sido de agradecer un mejor diseño de niveles en las últimas fases de la aventura. Es aconsejable tomar un descanso entre sesiones para evitar mareos.
Análisis de Naught para PS4: Gravedad en el más allá
Análisis de Naught para PS4: Gravedad en el más allá
Análisis de Naught para PS4: Gravedad en el más allá
Análisis de Naught para PS4: Gravedad en el más allá
Análisis de Naught para PS4: Gravedad en el más allá
Análisis de Naught para PS4: Gravedad en el más allá
Análisis de Naught para PS4: Gravedad en el más allá
Análisis de Naught para PS4: Gravedad en el más allá

Alternativas
LocoRoco Remastered, LocoRoco 2 Remastered
El diseño de arte. Es ameno y adictivo. Desafiante y satisfactorio.
Es corto y su dificultad abruma al principio. Las fases podrían estar más trabajadas. Puede marear.
Naught es breve pero adictivo, y aunque su dificultad peca de una falta de equilibrio, cumple en sesiones cortas.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×