Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar
El ninja minimalista
PlayStation 4 Xbox One

El ninja minimalista

Los saltos y la cabriolas de este particular ninja regresan a la enésima potencia.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Versión analizada Xbox One. Copia digital proporcionada por Evolve PR.

No hace mucho las plataformas molaban. Pero no por tener una mascota carismática, nada de eso, era porque volvíamos a sentir la grandeza de los saltos, la adrenalina de ajustar cada pulsación del botón hasta el filo del abismo para no precipitarnos a una muerte seguro. Personajes pequeños, niveles infinitos y una manejo que se limita a la mínima expresión, si se puede hacer con un solo botón mejor que mejor. Ahí quedó Super Meat Boy entre los cientos de propuestas independientes, pero no fue el único. De todos ellos recordamos N de Metanet Software Inc., un pequeño ninja que tenía que alcanzar la meta de cada nivel en el menor tiempo posible. Luego llegaría N+ en Xbox Live Arcade (¡qué recuerdos!) y hace un par de años llegaría N++ a PlayStation 4. Esta última entrega llegaría a PC el año pasado y ahora se pasa a Xbox One para que no pare la fiesta.

El objetivo es concluir una serie de niveles en un tiempo determinado, del modo que en cada uno de ellos tendremos que llegar a du meta previo paso de activar un interruptor. La gracia está en que la barra de tiempo es común para todos el subgrupo de niveles, de forma que podremos aumentarla si recogemos los trocitos de ¿oro? (o eso parece al menos) que hay repartidos por el camino. La gracia está en que podemos terminar un nivel, para posteriormente repetirlo para conseguir todos los trocitos de ¿oro? que hay cuidadosamente repartidos. Por supuesto, cada escenario tendrá una fisonomía diferente, pensada para que usemos la inercia de la velocidad y de nuestro impulso para llegar a los lugares más inaccesibles. Y la trampas, claro, un sinfín de minas, torretas, misiles teledirigidos y pinchos cuidadosamente colocados para que nuestro minúsculo ninja salte por los aires al mínimo contacto.

Hasta aquí, lo que ya sabíamos. Lo dicho encaja como un guante con las dos entregas precedentes. Pero N++ es mucho más. Es un editor que nos permite crear para compartir nuevas ubicaciones, es un abanico de configuraciones estéticas que convierten nuestra pantalla en un fogonazo multicolor más propio de la carga de un Spectrum y es un alocado multijugador para cuatro jugadores en cooperativo. Si ya cuesta localizar a nuestro microscópico ninja al empezar un nivel, seguirlo junto a tres saltarines amigos puede convertirse en una prueba de atención digna del linier en un clásico. Más que novedades, N++ ofrece cantidad. Y mucha. Las plantillas de colores adornan, los niveles son abusivos y el multijugador alegra una tarde que tengamos visitas... pero en esencia el juego es lo mismo de siempre.

Quizás, en esta ocasión, la curva de dificultad sea más empinada de lo que nos gustaría. Demasiado para intentar conseguir todo el oro en los primeros intentos. Al poco de empezar ya habremos acumulado más muertes de las que nos gustaría reconocer. Al final optaremos por seguir adelante como sea, para acumular la experiencia necesaria en nuestros agarrotados dedos y en nuestra cansada retina. Es un juego tanto de precisión como de insistencia, él nos hace mejores para que podamos continuar. Los gráficos se mantienen, quizás algo más estilosos y coloridos que en entregas anteriores, pero con el flow suficiente para tener personalidad. Lo malo, por decir algo, llega por el tamaño de los elementos que en las enormes pantallas que tenemos en el salón de casa entorpecen más que impresionan. La música electrónica se queda latente en segundo plano, por lo menos hasta que nos saque de quicio antes de silenciarla.

N++ es lo mismo que N+, solo que más grande, más variado y con más modos de juego. Pero es lo mismo. Ya, muchos dirán que eso mismo se le puede achacar a cualquier Sonic o al mismísimo Mario, pero en este caso nos queda un poso de estar ante el mismo juego que ya peinaba canas en Xbox 360. Un título muy bueno, que quizás llega un poco tarde respecto al resto de plataformas. En cualquier caso, si quedamos en su día con ganas de más saltos y más piruetas, es un producto que ofrece justamente lo que buscamos. Sobre todo si nos gustan los retos retorcidos y tenemos unos nervios más apretados que los tornillos de un submarino.
Análisis de N++ para XONE: El ninja minimalista
Análisis de N++ para XONE: El ninja minimalista
Análisis de N++ para XONE: El ninja minimalista
Análisis de N++ para XONE: El ninja minimalista
El cooperativo. El editor. Las plantillas de diseño. La cantidad de niveles.
La dificultad, sobre todo en los inicios. Calcado a la anterior entrega.
¿Que nos hubiera gustado alguna mecánica de juego más novedosa? Está claro. Pero esta continuación ofrece lo que exigíamos, mucho más de lo mismo.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Rodri.
×