¡Colabora!
0
La fiesta de los avatares
Nintendo Switch

La fiesta de los avatares

Nintendo monta otro reencuentro Mii con motivo del exitazo de Switch después de su paso por Nintendo 3DS.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Jugado en Nintendo Switch. Copia digital proporcionada por Nintendo.


Alguno no sabrá ni lo que es un Mii. En el mejor de los casos le sonará de usarlo para su perfil de Nintendo Switch o al verlos como esos personajillos que se pueden elegir en Smash Bros. Ultimate. Pues que sepáis que durante el reinado de Wii, los avatares que podían representarnos en nuestros juegos preferidos imperaban en casi todas las consolas hasta el punto que le hacíamos uno a la abuela y otro al primo del pueblo que nos visitaba cada verano para que pudieran participar en el torneo familiar de Wii Sports de turno. Teníamos Mii por todos lados, de amigos, de ex-novias... hasta alguno se ponía manos a la obra y creaba "Miis pintorescos" con el escueto editor de la consola con el que recreaba de forma justita personajes de cómics o de otros juegos por hacer la gracia más que nada. Esa moda por los avatares desapareció, no sin antes vivir una segunda ola cuando Nintendo 3DS salió a la venta. Con la portátil de Nintendo en auge, se comercializó un juego que cogía la esencia de Animal Crossing pero con un animado universo de Miis como principal reclamo. Su nombre era Tomodachi Life, y dentro de su estructura encontrábamos un minijuego con tintes roleros llamado Tomodachi Quest que se convirtió en la base de lo llegó a ser Miitopia.

Ese Miitopia que tan buenos momentos nos hizo pasar en Nintendo 3DS es justamente el que ahora llega a Nintendo Switch, solo que sin la fama y la presencia continua de los Miis en nuestras vidas. A ver, Nintendo no engaña a nadie, el juego de Switch se llama exactamente igual que el que salió en Nintendo 3DS. Si caemos en la cuenta, cada vez que la desarrolladora nipona ha adaptado un juego de otra consola a su exitosa Switch ha solido añadir algún subtítulo al nombre para dejar claro que estamos ante una versión mejorada o que al menos incluye contenido que no estaba inicialmente en el original. Con Miitopia no pasa eso, se han limitado a poner justamente el mismo nombre sin nada que lo sazone. El motivo está claro, las novedades no dan para que se coloque un "dos" en el título, pero sí que se han añadido cositas para evitar que estemos ante "exactamente el mismo juego".



El Archimago, que es más malo que una indigestión de uvas, le ha robado las caras a todos los personajes de Miitopia y se las ha colocado a l horda de monstruos que le siguen en sus fechorías. Por supuesto nuestro personaje, al que designaremos Mii mediante, será el encargado de poner las cosas en sus sitio visitando pueblos, hablando con personajes secundarios y luchando contra los mencionados monstruos en unos combates por turnos tan basiquitos como el argumento del juego. La gran parte de la gracia del juego, sobre todo al empezar a jugar, es el cambiar las caras de los personajes que vienen de serie como destacados por los que nosotros tengamos creados o en su defecto, tirar de creaciones ya hechas. Tenemos que avisar que el editor de Miis es más básico que la receta de los picos con mayonesa, pero aún así podremos hacer alguna cosita graciosa que se nos parezca a nosotros. Una vez hecho esto, lo mejor es tirar de la inventiva (y la paciencia) de otros con esta herramienta y repasar las mejores creaciones para nuestra partida. En nuestro caso, el bebé de la ciudad era un Pikachu, la pareja de enamorados Batman y el Joker mientras que el alcalde tenía las hechuras de Ghostface, el "serial killer" de Scream.

Realmente el juego casi se juega casi solo, podremos poner en automático los combates para que nuestra cuadrilla de personajes tomen las acciones más comunes contra los enemigos más básicos, de forma hasta que lleguemos a enfrentamientos de más peso o que estemos en algún punto de la trama importante podamos estar con la guardia bajada viendo lo bien que lo hacen ellos solitos. Como decimos, este piloto automático es opcional, pero en más de una ocasión lo utilizaremos, recordad mis palabras. En cuanto a la variedad de los personajes, dependerán del oficio que tengan, algo que ha aumentado en esta nueva versión. Tenemos Guerrero, Hechicero, Clérigo, Ladrón, Flor, Científico, Princesa, Tanque (de los que se mueven con cadenas de orugas y tienen un cañón), Cantante, Diablillo, Gato y Chef. Puede que entre unos y otros haya demasiadas similitudes llegado el momento, pero solamente por el diseño y los movimientos en pantalla las risas están aseguradas.



Del Tomodachi Life le queda una parte muy importante de componente social que tendremos que tener en cuenta a la hora de hacer progresar a nuestros personajes. Si en el juego original era importante emparejarlos en las habitaciones cada vez que llegábamos a una posada tras un viaje para que se hicieran amiguitos, ahora como novedad podremos hacer que tengan "planes" para reforzar su amistad (y de paso sus guarismo en combate). De esta forma, pasar un día en la playa, ir al cine o tomar algo en un bar de moda no solo puede sonar apetecible para nosotros, también lo será para los Miis que forman nuestro grupo de batalla. Por cierto, hay un nuevo fichaje. A los Miis de nuestro grupo podremos sumar llegado cierto momento de la campaña un Corcel, un bonito caballo que nos llevará en volandas y participará en los combates si lo cuidamos convenientemente. Sobra decir que tendrá decenas de variantes estéticos y que habrá que escoger entre diferentes categorías (lindo, fiero o elegante).

Sigamos con las novedades. Peluquitas y pelucones, que cantaría Mario Vaquerizo. Los Miis podrán cambiar su apariencia con una enorme cantidad de peinados y postizos que los harán aún más estrambóticos. ¿Y qué pasa si llevamos un casco de guerrero o un gorro de hechicero? Pues lo que cabría de esperar, que no se verá el gorro ya que donde hay pelo hay alegría e impera que se vea nuestra larga melena en combate. Terminamos con los tocados estéticos con la compatibilidad con los juguetes Amiibos, una nueva ocasión de quitarle el polvo a las figuritas de la vitrina y pasarlos por la consola para desbloquear trajecitos con los que vestir y decorar a nuestros personajes.



En cuanto al apartado técnico, poco que decir que no digan las pantallas adjuntas. Un juego en el que los Miis son los absolutos protagonistas y que viene directamente de Nintendo 3DS. Vale que la última consola portátil pura de Nintendo podía hacer cosas bastantes apañadas, pero el encanto de Miitopia residía precisamente en crear un guiñol de Miis en el que todos los personajes y monstruos pudieran tener los rasgos de estos avatares. Ni siquiera los escenarios destacarían un poco sobre esta premisa... y si alguien pensaba que en Switch la cosa iba a dar un cambio radical es que no sabe ni papa de lo que estamos hablando. Desde luego este Miitopia de Switch es mejor que la entrega anterior, tiene más definición y eso se nota en la ausencia de dientes de sierra del juego de 3DS, pero poco más podemos alabar si nos ceñimos al apartado escrupulosamente técnico. Eso sí, en cuanto a inventiva y ocurrencias, Miitopia es digno de elogio. Crear un mundo rolero, con sus bestiario clásico de criaturas, sus pueblecitos, sus mazmorras, sus castillos y sus salerosos secundarios tiene un gran mérito, sobre todo porque todo está imbuido por ese toque de comedia sin gluten (aunque a los paladares más exigente se les hace pesada) que Nintendo impregna a la mayoría de sus producciones. No tendrá los puntazos del último Paper Mario, pero iremos todo el tiempo que jugiemos con una sonrisita en la cara. Hasta la sonoridad de algunos temas musicales juegan con esa doble lectura de teatro de marionetas y aventura épica de andar por casa.

El problema que tiene Miitopia es que resulta igualito igualito a la versión de Nintendo 3DS, como nos hemos encargado de repetir una y otra vez en este texto. Tiene añadidos, por supuesto, pero no como para considerar que estamos ante variaciones de peso o lo que podríamos llamar "nuevo contenido". Estamos ante un juego con la misma base y la misma jugabilidad a la que se han sumado diferentes elementos que aportan variedad pero no profundidad en su sistema de juego. Porque lo de las pelucas pelucas, sumar Amiibos a la parte estética, ampliar las profesiones o meter el corcel aportan más como curiosidades que como reclamo para los que lo jugaron en su momento. ¿Merece la pena si lo tengo en 3DS? Diríamos que no, la experiencia es prácticamente la misma y las novedades no dan la sensación de aportar cosas diferentes o frescas. ¿Entonces? Pues mira, si siempre has dejado de lado juegos como Final Fantasy o Dragon Quest por miedo a que se te hicieran cuesta arriba por su complejidad o o duración, este Miitopia puede ser la reválida que necesitas para quitarte el miedo y empezar a pensar en cotas más altas. Con la coña de los combates casi-automáticos, el equipamiento cuqui, las fiestecitas en la posada y la variedad de oficios para nuestros personajes... lo más probable es que consigas que el género te "pique" y te plantees retos de más enjundia.

Redactado por Juan Emilio Palomino (Spiderfriki)
Análisis de Miitopia para Switch: La fiesta de los avatares
Análisis de Miitopia para Switch: La fiesta de los avatares
Análisis de Miitopia para Switch: La fiesta de los avatares
Análisis de Miitopia para Switch: La fiesta de los avatares
Los añadidos son curiosos. Su mecánica resulta ideal para los menos exigentes.
Si ya era simple en 3DS, en Switch resulta esquemático. Sin novedades de peso.
Rol desnatado para todos los que quieran entrar en el género pero quieran ir con pies de plomo. Calcado al de 3DS pero con algún que otro añadido.

Información del juego

Miitopia

Nintendo Switch

Fecha de lanzamiento: 25 de mayo de 2021
Desarrollado por: Nintendo
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge.
×