¡Colabora!
0
Un clásico instantáneo
Nintendo Switch

Un clásico instantáneo

MercurySteam y Nintendo hacen historia con Metroid 5, también conocido como Metroid Dread, y Samus se alza como la reina de los metroidvania.

Por Rafael Martín Morales,
0 0 0

Los fans de la mejor cazarrecompensas espacial están de enhorabuena. La larga espera de 19 años sin saber cómo continuaban las aventuras intergalácticas de Samus Aran tras su paso por la consola Game Boy Advance y su entrega Metroid Fusion han llegado a su fin con la llegada de la quinta entrega numerada de la serie Metroid, con el título llamado Metroid Dread.

Yoshio Sakamoto, el productor de la franquicia, llevaba con la idea de hacer Metroid Dread desde que salió la entrega Fusion en Game Boy Advance en el año 2002, siendo en un principio un proyecto con vistas a aparecer en Nintendo DS, aunque al final lo que recibió la revolucionaria consola portátil fue una entrega puente de la serie Metroid Prime, Hunters. Con Nintendo 3DS llegó el estudio español MercurySteam tras sorprender al mundo con sus trabajos en Castlevania Lord of Shadows, y Nintendo les dio el trabajo de hacer el remake de la segunda entrega de Metroid, que llegaría como Metroid: Samus Returns, una labor que el estudio madrileño bordó y le sirvió como aval para encargarse de la continuación directa de la histórica franquicia que acompaña a la empresa Nintendo desde que esta se dedica a la industria del videojuego.



La historia de Metroid Dread o Metroid 5 sigue las aventuras de Samus Aran donde finalizó Metroid Fusion. Samus acaba llegando a un misterioso planeta llamado ZDR tras seguir el rastro del letal parásito X. La llegada a la superficie de este planeta como puedes imaginar no termina siendo de lo más pacífica, pues Samus acaba encontrándose con un poderoso Chozo que la derrota y la despoja de todos los poderes que ha ido obteniendo en las entregas anteriores, por lo que se queda únicamente con el contraataque que inventó el estudio MercurySteam para el remake de Metroid 2 y el disparo simple de su cañón. A partir de esta derrota a manos de este integrante de la raza Chozo comienza Metroid Dread; empieza la exploración de un enorme planeta, lleno de vida y peligros, con zonas diferenciadas y bloqueadas para acceder con las distintas habilidades que se van obteniendo en el juego, como cualquier entrega de la franquicia. Por primera vez nos encontramos con un doblaje al español y una narración evolucionada respecto a las anteriores entregas, con bastantes escenas que nos trasladan al pasado de Samus Aran a medida que vamos desgranando el motivo de por qué el Chozo del principio no terminó con la vida de nuestra cazarrecompensas favorita.

"Metroid Dread profundiza en el pasado de Samus. La cazarrecompensas gana muchísima personalidad y carisma en esta entrega."


En el apartado de la jugabilidad Metroid Dread es un título continuista en sus mecánicas, es un juego de acción y aventura, de plataformas 2D que anima a la exploración y a volver a visitar zonas superadas para abrir nuevos caminos al conseguir nuevas habilidades. Las zonas están muy diferenciadas entre si y tienen su propia narrativa visual e incluso llegan a variar según avanza la historia. Cada zona está separada del resto por una especia de tranvías y cabinas de teletransporte que nos permiten viajar de una zona a otra, con una conexión de mapas que recuerda al plano de un metro o tren cercanías de los que usamos en la vida real.



Nada más ponerte a los mandos del avatar de Samus Aran te das cuenta la tremenda evolución que ha experimentado esta entrega para Nintendo Switch con respecto al trabajo anterior del estudio español para Nintendo 3DS. El juego funciona a 60fps muy estables y Samus se mueve con una agilidad única, las distintas habilidades de Samus responden al momento y es toda una satisfacción cómo cada elemento, cada mejora que vas encontrando se combina con todo lo anterior, de manera que la exploración del planeta ZDR es de lo más divertida y para nada retadora, aunque hay algún que otro coleccionable (objetos de mejoras) que te obliga a tener una precisión milimétrica a la hora de ejecutar las acciones necesarias para poder desbloquear el acceso a los potenciadores de misiles o de salud correspondientes.

Como veníamos diciendo, Metroid Dread recupera el contraataque que introdujo MercurySteam en el remake de Metroid 2 para Nintendo 3DS. En esta entrega el contraataque es una de las habilidades más importantes, y llega a ser clave a la hora de derrotar a varios jefes finales o incluso facilitando dichos enfrentamientos. Samus ahora puede disparar y contraatacar en cualquier dirección y mientras se mueve con sus ya icónicos disparos y rayos cargados, misiles, con su morfoesfera puede saltar de serie y hay otras tantas mejoras nuevas que nos han resultado de lo más enriquecedoras para hacer Metroid Dread un juego más divertido y rejugable. Esto permite muchas veces a los jugadores más experimentados hacer los SpeedRuns o terminar el juego lo antes posible gracias a las propias mecánicas del juego, que permiten saltarte algunas fases empleando de forma experta los distintos artilugios de Samus. Nuestra primera vez con Metroid Dread nos ha llevado un total de 9h para ver el final con un 65% explorado, un par de horas más para llegar al 100% si no te atascas en los distintos puzles de uso de habilidades que hay que superar para llegar a ciertas mejoras. Es un título muy rejugable y tras finalizarlo desbloqueas el modo difícil.



El diseño de los niveles es sobresaliente, con zonas muy variadas y puntos de control bien medidos; hay zonas para actualizar el mapa y de guardado, estatuas para recuperar munición, salud o ambas dependiendo de su color. Es una maravilla ver lo bien implementadas que están las distintas estancias de cada lugar, el cómo haciendo uso de una habilidad podemos abrir un camino nuevo o un atajo, o cómo nos dice el propio juego que nos hace falta una habilidad al ver una puerta cubierta por un escudo rojo, verde o morado, zonas en las que nos bajan la vida al estar en temperaturas extremas que animan a seguir explorando de cara a obtener una mejora de traje, que también nos acaba haciendo más resistente y letales frente a los variados enemigos que vamos encontrando por las instalaciones del planeta ZDR.

"Samus se mueve tan ágil que explorar el planeta ZDR se hace muy divertido. Cada salto y mecanismo que requiere cierta habilidad están medidos al milímetro"


Una de las cosas que más nos ha gustado es propio mapa. En la pantalla principal de juego tenemos un minimapa que podemos hacer algo más grande con la cruceta sin llegar a pausar el juego y la acción. Al entrar en el menú observamos un mapa de lo más completo, con un registro de las zonas que hemos visitado así como una marca de si hemos visto algún objeto de mejora, como pueden ser misiles, vida, bombas o una habilidad esencial para Samus. Todo nuestro avance queda registrado en el mapa y por si acaso también podemos marcar por nuestra cuenta con distintos indicadores de colores los puntos más interesantes a recordad en un futuro o la ruta a seguir, pues luego en el minimapa nos aparecen como una flecha de dirección.



Uno de los puntos clave de Metroid Dread, que además sirve como elemento distintivo de las otras entregas de la serie son los enemigos E.M.M.I, unos letales robots que van a nuestra caza, lo que plantea fases de persecución y huida al no poder hacer nada contra ellos hasta tener el poder necesario. Estas fases contra los robots E.M.M.I se vuelven de lo más tensas, aunque no llegan a agobiar mucho al jugador pues únicamente actúan en zonas delimitadas y de ellas no pueden salir (no esperéis una persecución constante como con el xenomorfo de Alien Isolation). Si te dan caza puedes escapar de ellos usando el contraataque en una especie de secuencias de Quick Time Events de lo más difíciles de ejecutar, lo cual paraliza al robot durante unos segundos y te permite la huida, aunque lo más normal es morir, morir mucho si te atrapan. De todas formas, podéis estar tranquilos de que el progreso no se pierde mucho, pues cada muerte te deja justo a las puertas de la zona en la que has muerto, fuera de peligro. Derrotar a cada E.M.M.I es esencial para avanzar y completar la historia, pues al eliminar a estos terribles robots obtenemos también mejoras para Samus, como puede ser un nuevo tipo de misiles o bombas.

"Los E.M.M.I asustan al principio, pero pronto te alegrarás de verlos pues eso es que vas por buen camino en la aventura"


Siguiendo el paso de los E.M.M.I con el tiempo llegaremos también a enfrentarnos a los típicos jefes finales o jefes de zona, que siguen el patrón de las anteriores entregas 2D de la franquicia Metroid y lo llevan más allá. Cada enfrentamiento con cada jefe se siente único y nos obliga a utilizar todas las habilidades de Samus obtenidas hasta el momento. No mentimos si decimos que bien podrían ser los mejores jefes que hemos visto en toda la saga, ya que algunos enfrentamientos se han quedado guardados en nuestra memoria de jugador para siempre. Sin embargo, aunque los combates contra estos jefes son espectaculares, no lo son tanto los minijefes, pues a pesar de que en un principio resultan interesantes y desafiantes, hasta el punto de que marcan el aumento de dificultad del juego, llega un momento en el que se vuelven muy repetitivos, tanto en diseño como en patrones de ataque.



Gráficamente Metroid Dread es un juego espectacular al que le ha sentado de maravilla el salto del píxel de NES, SNES y GBA al realista 3D. Los escenarios están perfectamente diferenciados y recreados, tienen incluso fondos dinámicos. Los modelados de cada elemento del paisaje y de cada personaje son increíbles. Samus Aran ha ganado mucha personalidad y carisma (más de los que tenía) con las escenas cinemáticas que suceden en algunos momentos. MercurySteam ha hecho un trabajo realmente bueno aprovechando el hardware de Nintendo Switch, pues Metroid Dread es un juego bueno y bonito, que se mueve fluidamente a sesenta imágenes por segundo y se ve de maravilla tanto en modo portátil como en una televisión o monitor al conectar la consola al dock. En cuanto al apartado sonoro nos encontramos con una banda sonora fantástica que sigue la estela de las anteriores entregas pero con una calidad de sonido mayor al estar ya en pleno 2021. Hay tanto canciones icónicas totalmente remasterizadas como temas nuevos que ya se nos han quedado grabados en nuestros oídos. Y ojo, que Metroid Dread llega totalmente traducido al español, tanto texto como voces.

Conclusiones

Metroid Dread es un regalo para los fans, una golosina de lo más dulce que puede encontrar un niño o, bueno, el jugador aficionado a la franquicia que ha esperado la friolera de 19 años para saber cómo continúan las aventuras de Samus Aran. Es un título donde todo es divertido y siempre tras terminar tus sesiones de juego te deja con ganas de más. Por cierto, es un buen punto de entrada a la franquicia para los jugadores que no lo hayan hecho aún, pues la curva de dificultad está bien llevada y no castiga a quien desconoce las mecánicas jugables. Es un clásico instantáneo que ha llegado para crear discusiones entre los fans para decidir si es el mejor Metroid , ¿o lo es Super Metroid? Lo que sí sabemos es que Nintendo ha hecho muy bien en confiar su IP al estudio español MercurySteam.

Jugado en Nintendo Switch. Copia digital proporcionada por Nintendo.


Análisis de Metroid Dread para Switch: Un clásico instantáneo
Análisis de Metroid Dread para Switch: Un clásico instantáneo
Análisis de Metroid Dread para Switch: Un clásico instantáneo
Análisis de Metroid Dread para Switch: Un clásico instantáneo
Análisis de Metroid Dread para Switch: Un clásico instantáneo
Análisis de Metroid Dread para Switch: Un clásico instantáneo
Análisis de Metroid Dread para Switch: Un clásico instantáneo
Análisis de Metroid Dread para Switch: Un clásico instantáneo

Alternativas
Super Metroid, Metroid Fusion, Hollow Knight
Jugabilidad espectacular y diseño artístico. Muy rejugable
Los E.M.M.I podrían haber aportado más, los minijefes se hacen repetitivos
Samus vuelve por la puerta grande. Un juego tan divertido como espectacular, un clásico instantáneo.

Información del juego

Metroid Dread

Nintendo Switch

Fecha de lanzamiento: 8 de octubre de 2021
Desarrollado por: MercurySteam
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×