¡Colabora!
0
Destruye por dinero, una y otra vez
Xbox Classic

Destruye por dinero, una y otra vez

Un juego de planteamiento original y lleno de acción, siguiendo la libertad impuesta por GTA , pero que pierde alicientes por lo monótono y repetitivo de su desarrollo.

Por Raúl Gallego Montes,
0 0 0

Pandemic Studios se está especializando en realizar buenos títulos sin apenas presentar promoción anticipada a su lanzamiento. En el último año, de sus estudios han salido un buen número de juegos, y todos de una calidad cuanto menos notable, a saber, Full Spectrum Warrior, Star Wars: Battlefront, el próximo Destroy: All Humans, y Mecenarios: El arte de la destrucción, título que nos ocupa en la crítica. Con la mayoría de ellos han pretendido refrescar el panorama actual, sin llegar a innovar, pero sí mezclando conceptos tales como la asignación de órdenes mediante comandos en Full Spectrum Warrior, o la implementación de la libertad típica de GTA unida a un conflicto bélico como han hecho en Mercenarios.

Se puede decir que Mercenarios: El arte de la destrucción ha sido la gran sorpresa de inicios de año, un juego del que no se había escuchado prácticamente nada, y de pronto se postraba como una de las grandes promesas para el año 2005, sorprendiendo tanto a público como a crítica y expandiendo un poco más las posibilidades jugables que un título de acción puede ofrecer. En las siguientes líneas podréis comprobar si en realidad todo es tan bonito como lo pintan, o si por el contrario, no es oro todo lo que reluce.


Si siempre quisiste ser soldado de fortuna...


Como ya comentamos antes, Pandemic no se ha limitado a realizar el típico juego de acción, sino que ha querido imprimirle distintas señas de identidad tomadas de otros juegos, pero que nunca antes habían sido usadas en un título de acción de carácter bélico como Mercenarios. La gran novedad es la libertad de la que disfrutaremos a lo largo de todas nuestras horas de juego, disponiendo de un territorio por recorrer sin ningún tipo de limitaciones. Para ello, antes deberemos elegir uno de los tres personajes disponibles, según nuestras preferencias en las maneras de actuar de cada uno, las cuales determinarán nuestros métodos para llevar a cabo cada misión. Jennifer Mui es la representante femenina, sus grandes habilidades se encuentran en el sigilo y su facilidad para pasar desapercibida. Mattias Nilsson, en cambio, hará de la rapidez su mejor baza, mientras que Chris Jacobs mostrará su dureza en campo de batalla, resistiendo las injurias mejor que nadie. El quién elijamos sólo modificará nuestro comportamiento en el juego, ya que, sea cual sea nuestra elección, el (escaso) desarrollo argumental del juego siempre será el mismo.

Nuestro periplo como mercenarios comenzará de una manera no muy ortodoxa. Siempre acompañados de las transmisiones de nuestra compañera Fiona, quien nos dará las instrucciones necesarias para cada ocasión, seremos lanzados -literalmente- en medio del conflicto, abandonados en lo ancho del bosque. Nuestros primeros anfitriones serán los "Aliados", algo así como la OTAN, y a partir de ahí deberemos prestar nuestros servicios al mejor postor de entre una considerable lista de pujantes: China, Mafia Rusa, Corea del Sur y los Aliados, cómo no. Cada uno de ellos tiene sus propios objetivos, pero sean cuales sean, siempre guardarán cierta relación con Corea del Norte, la única facción que será hostil con nosotros desde un primer momento, y de la cual no podremos cambiar nunca su agrio punto de vista.

El manejo del personaje no es todo lo cómodo que debiera, su respuesta a las acciones es muy buena, pero el movimiento del mismo y la cámara podrían haber sido mejor conjugados. En todo momento la cámara enfocará hacia el frente, sin modificación alguna sean cuales sean nuestros movimientos, ya sea girando o saltando, siempre estará siguiendo el cuerpo de nuestro personaje, algo nada práctico para los múltiples tiroteos que tendremos que afrontar. Para intentar paliar este defecto podremos hacer uso del stick derecho, mediante el cual se modificará el punto de enfoque de la cámara, mientras que con el izquierdo manejaremos al personaje. Por lo tanto, el manejo de Mercenarios sin ser nefasto, tampoco ofrece al jugador una gran comodidad. Por su parte, el control con vehículos tampoco es completamente acertado para las posibilidades que el mando de Xbox puede ofrecer, desechando la posibilidad de usar los gatillos como acelerador y freno, en favor del rústico uso de los botones A y X, dejando a los primeros para derrapaje y salida del vehículo. Si estás acostumbrado a jugar a juegos de carreras en tu Xbox, seguramente te supondrá una ligera molestia. Por último, en lo que se refiere a manejo, el agua del mar será algo similar al veneno letal, ya que el simple contacto con la misma supondrá la muerte prácticamente instantánea de nuestro personaje.
La ambientación de Mercenarios es uno de sus puntos fuertes
La ambientación de Mercenarios es uno de sus puntos fuertes
Dispondremos de gran cantidad de armamento para llevar a cabo nuestros planes
Dispondremos de gran cantidad de armamento para llevar a cabo nuestros planes
No, pasaba por ahí y...
No, pasaba por ahí y...

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 18 de febrero de 2005
Desarrollado por: Pandemic Studios
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×