¡Colabora!
0
Salto de Fe
PlayStation 4

Salto de Fe

Después de que la película "Un Nuevo universo" lo descubriera para el gran público, Miles se enfunda la elástica arácnida en el estreno de PlayStation 5.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Versión analizada PlayStation 4 Pro. Copia digital proporcionada por Sony.


Sony compra Insomniac Games, Sony comercializa PlayStation 5, Insomniac Games desarrolla Marvel's Spider-Man: Miles Morales para PlayStation 5. Se cierrta el círculo. Luego nos enteramos que el juego sale también para PlayStation 4, aunque esa es otra historia ahora mismo. El estudio norteamericano siempre ha estado ligado a Sony desde que se estrenase con el shooter Disruptor en la primera PlayStation y salvo esos coqueteos tanto con Electronic Arts con el malogrado Fuse como con Microsoft con el estupendo Sunset Overdrive, siempre que han podido han barrido hacia la empresa nipona. Pero todo eso es pasado, ahora toca mirar al futuro y la verdad es que no puede ser más brillante con ese Ratchet & Clank: Rift Apart que asoma en 2021 y este Marvel's Spider-Man: Miles Morales del que hoy vamos a dar buena cuenta. Avisamos que no es indispensable haber terminado Marvel's Spider-Man, al arrancar nos preguntarán si queremos ver un pequeño resumen nada más empezar, pero sí que haberlo jugado será algo altamente recomendable ya que los personajes principales vienen de la anterior entrega y no estaremos tan descolocados con lo que aquí se presenta. Si no leíste en su momento los cómics de Ultimate Spider-Man, por lo menos échale un vistazo al peliculón de Spider-Man: un nuevo universo, además de por su calidad, puede ser un estupenda forma de conocer a nuestro amistoso amigo y vecino Miles Morales.

La trama girará en torno a cómo Peter le cede el testigo a Miles en su papel de Spider-Man, por lo menos durante una temporada, unas semanitas de nada. Ya nos quedamos con las ganas en Marvel's Spider-Man de ver esos momentos de mentor y alumno, pero la concatenación de hechos del final de la primera parte, más todo lo que pasó en el contenido adicional de "La ciudad que nunca duerme" provocaron que solo pudieran verse un par de veces y comunicarse por teléfono. Ha pasado el tiempo y Peter no solo ejerce de maestro, también delega en el joven la responsabilidad de portar la máscara en solitario durante el tiempo que tenga que estar fuera de viaje. Sin reventar sorpresas a nadie, sabemos de sobra que al pobre Miles se las harán pasar canutas durante ese tiempo, no solo la empresa armamentística Roxxon con la que ya nos vimos las caras, también el villano Tinkerer, que sin ser uno de los más relevantes de los tebeos clásicos, sí que han conseguido darle empaque y una misteriosa nueva identidad para la ocasión. No faltarán los personajes clásicos más representativos, entre ellos volveremos a vernos las caras con Rhino tras el anterior videojuego (y alguna sorpresa más que no queremos desvelar) en un arranque que nos dejará sin aliento. Al igual que ocurría en la primera entrega, tendremos momentos en los que no tendremos la máscara de la araña puesta, pero no son tan numerosas como las secciones de infiltración que Mary Jane y el propio Miles protagonizaban por entonces.



Si ya jugaste al anterior, es más de lo mismo. Ciudad abierta, misiones principales y tareas secundarias que salpican poco a poco el mapa con encargos y retos. La trama avanza con secuencias de video realizadas con el motor gráfico principalmente, de esas en las que hay que estar atentos por si avisan de pulsar un botón a tiempo y que luego se fusionan con la parte "in-game" para dejarnos tan sorprendidos como desconcertados. El otro recurso será el de las conversaciones mediante pinganillo en la oreja mientras hacemos las misiones o mientras nos desplazamos por la urbe de un lugar a otro. No confundamos esto con los podcasts, una nueva opción para escuchar cosas que pasan en la ciudad mientras combatimos el crimen. Claro que el viaje rápido es una opción para movernos por Nueva York, pero si podemos deberemos obviarlo ya que balancearse por la ciudad es una completa delicia (ahora más con las nuevas piruetas), acertaron de lleno con esta mecánica de juego, podríamos decir que es la mejor representación de los movimientos del personaje (y eso que Spider-Man 2 dejó el pabellón altísimo). En lo que Insomniac Games se ha recreado a gusto ha sido en las secciones de paseito, esos momentos en los que nuestro protagonista entra en una zona en la que "tiene" que ir andando por narices. Esos tramos están pensados para escuchar conversaciones y para que prestemos atención a todos los detalles y cositas que han puesto en pantalla, muchísimos más elaborados que los que hay normalmente en los escenarios cuando nos balanceamos.

Ese mismo principio de ampliar y expandir todo lo del juego anterior ha llegado también al sistema de combate. Con el sistema de Arkham Asylum como punto de partida, Marvel's Spider-Man aceleró la fórmula y le dio verticalidad, dos elementos claves en un superhéroe que basa su forma de pelear en la agilidad, los reflejos arácnidos y la telaraña. Cuando Brian Michael Bendis creó a Miles Morales le dotó de los mismos poderes que ya poseía Peter Parker, pero sumó dos de su propia cosecha, la bioelectricidad y el camuflaje óptico. Aquí Insomniac ha visto el cielo abierto y de nuevo ha cogido lo que ya había (exactamente lo que ya teníamos) y lo ha pasado por el filtro del "veneno" para que todos los golpes estén salpicados con esta nueva electricidad orgánica. Lo de "veneno" es como llaman en el juego a este nuevo poder, que coincida en nombre con nuestro simbionte preferido no tiene relación alguna. Si antes podíamos lanzar por los aires a un enemigo para patearlo y alejarlo del resto de sicarios, ahora podremos hacer lo mismo con la versión "veneno" que resulta más poderosa al permitir elevar a varios matones a la vez. Todo tiene un "y ahora con veneno". Lo mismo pasa con el camuflaje óptico, que también tiene su rama de habilidades propia para que progresemos por ella mientras subimos niveles al completar las misiones. En verdad, los cachivaches de Peter en la primera entrega (drones, dispositivo anti-gravitatorio y las descargas eléctricas) están en parte compensadas con estos nuevos poderes. Una cosa por la otra, aunque la sensación es que Miles, aunque sea más inexperto y lleve como superhéroe dos telediarios, tiene más de todo en cualquier caso posible.

Y hay mucho por lo que el juego de Miles Morales nos dejará una sonrisa en la cara. Para empezar porque Miles tiene flow. Sus escarceos amorosos, el gatito, las pintadas en Harlem, el modo foto (con el que podemos estar más horas que con muchos juegos), probarnos y mejorar todo el fondo de armario (trajes para el que no pille el argot de la moda) con las mejoras... pero sobre todo, nos quedamos con el traje de Spider-Man: Un nuevo universo y la genial idea de adaptar la tasa de frames de nuestro personaje (solo de él) al de la película (se puede desactivar, aunque no tenga sentido hacerlo). En cuanto al número de horas, ofrece diversión de sobra y supera ampliamente las doce horas (especialmente si vamos a por el platino)... pero la trama principal se puede terminar entre 6 y 8 horas que es menos de la mitad de lo que ofrecía Marvel's Spider-Man sin los contenidos descargables. Como hay menos chicha y más relleno (aunque las tareas secundarias son remedos de cosas ya vistas), la historia resulta mucho más intensa a ser más directa. En cuanto a contenido e historia, tanto la versión de PlayStation 4 como la de PlayStation 5 son exactamente iguales, y solo encontraremos diferencias en los parte técnica.



Ya Marvel's Spider-Man es uno de los títulos más currados en su apartado gráfico de todo el catálogo de PlayStation 4 y este Miles Morales recoge todo lo bueno que tenía el anterior para potenciarlo aún más. Y para darle otro rollo, para cambiarlo. Porque hay un problema de base, el escenario es el que es, la ciudad de Nueva York. Podrán ampliar zonas y añadir más edificios interiores, pero el cambio más radical lo encontraremos al ubicar la acción en invierno. Esto implica que se cambie la decoración de las ciudad, que la gente lleve ropa de abrigo al pasear y que la nieve cubra las calles allá donde miremos. Si hay una ciudad que hay que visitar en invierno, desde luego ésa es Nueva York, y eso es lo que han querido recrear la gente de Insomniac Games con su juego. Las calles serán las mismas, pero la verdad es que se "sienten" como nunca. Y lo mismo podemos decir de los personajes, se nota que han cogido lo que ya tenían y han depurado todo lo que han podido para que se vea diferente, y aunque en el fondo sabemos que la mayoría son cambios estéticos (lo de la cara de Peter Parker da para una tesis doctoral por lo que no vamos a entrar en polémicas), el trabajo dedicado se nota. De Ray Tracing, balancearnos a 60 imágenes por segundo o no parar ni para mirar el móvil porque ya ha terminado la carga del juego hablaremos en otro momento, estamos con la versión de PlayStation 4 y en este caso el trabajo es encomiable. El doblaje sigue las pautas del anterior título, los mismos actores de la otra vez y el mimo que Sony España pone en cada título se merecen un sonoro aplauso. Hasta el score creado por los músicos de Insomniac lo asociaremos a nuestro trepamuros favoritos como ya nos pasó con la melodía de Danny Elfman (en las películas de Sam Raimi) o la canción de los años sesenta.

Sobra decir que este estudio se postulaba para ser uno de los más activos y prolíferos a la hora de surtir títulos llamativos y atractivos al catálogo de PlayStation 5, pero lo que se han sacado de la manga con Marvel's Spider-Man: Miles Morales es digno de elogio si tenemos en cuenta la situación. Lo primero, está claro que es un título "menor", no es un gran lanzamiento como lo fue en su momento Marvel's Spider-Man y más bien encajaría en ese sub-apartado de "expansión que no necesita del juego original para funcionar" que tan bien funcionó con Uncharted: El legado perdido o Infamous: First Light. Vale, es un juego "menor", pues desde que cogemos el mando, no lo parece en absoluto. Estamos ante un título tan espectacular como divertido en el que solo podemos criticarle las horas de juego efectivas (compensadas con los paseos que nos daremos por el simple placer de ver los gráficos) y por la cercanía en el tiempo de la aventura principal de Peter Parker, la cual también se desarrolla en Nueva York, por lo que inevitablemente se importan de allí muchas mecánicas jugables que no se sienten totalmente nuevas. Por lo demás, tanto si quieres despedirte de tu veterana PlayStation 4 como si lo vas a emplear para abrazar la nueva generación, Miles Morales te acompañará en una aventura sensacional de la que difícilmente nos olvidaremos.

Redactado por Juan Emilio Palomino (Spiderfriki)
Análisis de Marvel's Spider-Man: Miles Morales para PS4: Salto de Fe
Análisis de Marvel's Spider-Man: Miles Morales para PS4: Salto de Fe
Análisis de Marvel's Spider-Man: Miles Morales para PS4: Salto de Fe
Análisis de Marvel's Spider-Man: Miles Morales para PS4: Salto de Fe
El traje de la película de animación y el Spider-gato. Miles no es Peter y eso queda patente.
La duración es menor y algunas cosas, obviamente, están reutilizadas del juego anterior.
Más pequeño pero más intenso. Miles Morales arrasa con todo en su puesta de largo como protagonista absoluto en videojuegos.

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 19 de noviembre de 2020
Desarrollado por: Insomniac Games
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi.

Actualmente hay conectados 3 usuarios registrados y 74 invitados.

140 ms.

Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2020 | Diseño web por Juan Palma García y Roberto Nieto

×