¡Colabora!
0
Marsupilami para todos
Nintendo Switch PC PlayStation 4 Xbox One

Marsupilami para todos

Desarrollado por Ocellus Studio y distribuido en España por Meridiem Games, llega a nuestros hogares Marsupilami, un plataformas en 2.5D que hará las delicias de los pequeños y adultos de la casa.

Por Gabriel AL,
0 0 0

Punch, Twister y Hope son tres Marsupilamis que viven felices rodeados de multitud de animales en Palombian, cuando en una de sus múltiples aventuras encuentran un sarcófago en la playa y no se les ocurre mejor cosa que abrirlo. Esta acción libera a un fantasma ancestral que somete con su maldad a todos los animales, salvo a nuestros tres amigos, que por alguna razón son inmunes a los poderes de esta perversa criatura. A partir de aquí, y como habréis imaginado, nuestra misión es la de enfundarnos el traje de estos tres extraños animales para así conseguir derrotar a esta nueva amenaza y recobrar la normalidad de sus tranquilas vidas. Seguramente os habréis dado cuenta, pero los Marsupilamis son animales inventados, creados originariamente por André Franquin para las historietas de Spirou y Fantasio, cobrando más adelante una mayor relevancia, alcanzando a tener incluso una serie de animación propia y un videojuego para la videoconsola Mega Drive de SEGA.

La premisa no puede ser más sencilla, una justificación simple para dar comienzo a un plataformas poco exigente al principio que se va endureciendo muy lentamente y que termina por suponer un reto bastante decente en las 3 ó 4 últimas pantallas. Está descaradamente orientado a un público joven, pero eso no quita que pueda ser disfrutado por adultos, de hecho hay tres diferentes niveles de dificultad que podemos ajustar en función a nuestra experiencia de juego con el género, aunque ya os adelanto que no va a satisfacer a los más exigentes. Como apunte, aunque podemos cambiar entre los tres protagonistas, este detalle solo afecta a nivel estético, no tienen habilidades distintas que abran nuevas posibilidades de juego.



Se estructura de una forma muy similar a como lo hace Donkey Kong Country Tropical Freeze, dividiendo el juego en un mapa con tres mundos y a su vez éstos divididos en niveles, que en conjunto alcanzan el número de 20. Al principio no nos quedará otra que ir avanzando cronológicamente para ir desbloqueándolas y así poder repetirlas cuantas veces queramos. Además, una vez completadas cada una de ellas se abre el modo contrareloj, en el que solo nos centraremos en terminar la fase lo más rápido posible. Una forma de alargar ligeramente la corta duración del juego, porque sí, completar de principio a fin Marsupilami nos llevará en el mejor de los casos entre 3 y 4 horas. Existen una serie de coleccionables, un tanto insuficientes, que se reducen a encontrar unas plumas por cada uno de los escenarios y una pantalla adicional de bonificación que se encuentra oculta en algún punto de cada escenario, obteniendo un ticket si logramos completarla en el tiempo predefinido y que a su vez nos abrirá las puertas de fases de bonificación para obtener vidas extras, siempre y cuando sumemos en nuestro poder el número de tickets necesarios. A todo esto hay que sumarle una serie de extras en forma de galería de arte que iremos obteniendo según vayamos completando los diferentes niveles en todas sus variantes.



Una vez metidos en plena acción, lo primero que llama la atención es la parsimonia con la que se desplaza nuestro personaje, parece que va a cámara lenta y es que hay que pulsar el botón Y para que el Marsupilami que convierta en una especie de espiral con su rabo, que nos permite avanzar a una velocidad más elevada, a la vez que destruimos la hierva, cajas e incluso eliminamos enemigos. La forma de jugar es idéntica a como nos tiene acostumbrados este tipo de juegos y la verdad es que funciona con una precisión acertada, salvo por dos ajustes que se podrían haber mejorado. El primero es que no nos podemos colgar de las esquinas de las plataformas, como en algún momento lleguemos muy justos nos escurriremos inevitablemente por el lateral. Bien es cierto que si pulsamos el botón de saltar podemos catapultarnos nuevamente, pero no siempre resulta útil y con final feliz. Otra característica que sería de gran utilidad es la de poder golpear con el rabo incluso cuando estamos saltando, por desgracia solo podemos atacar saltando encima de los enemigos o cuando estamos en firme sobre alguna plataforma, saltar a la vez que golpeamos no es posible, y se convierte en algo extraño cuando queremos alcanzar un objetivo sobre el que hay un enemigo y el espacio es muy reducido, hay que hacerlo de una forma muy precisa para saltar, no ser alcanzado y una vez sobre la superficie accionar el botón de golpeo para eliminarlo. Por algún motivo han obviado estas dos características, más o menos graves eso cada uno lo valorará, pero que hubiesen redondeado la experiencia.

Disponemos de un número limitado de vidas generales, que a su vez se dividen en corazones, otorgando un doble fondo ya visto en otros títulos de similares características. Las dos puntualizaciones que he hecho anteriormente no ensombrecen lo divertido que resulta avanzar por los múltiples niveles, que satisface sobradamente la experiencia de juego. Un apartado sonoro discreto, junto con una selección artística colorida y resultona, terminan por redondear un producto agradable para disfrutar sobre todo en compañía de los pequeños de la casa.



Como los que analizamos estos juegos siempre somos personas adultas, es complicado ponerse en el lugar de un niño y saber si sus mentes alcanzan a comprender todas las mecánicas que, aunque simples, pueden no serlo para según que edades. Creo que la calificación PEGI +7 que se le ha puesto es más que acertada, esa debería de ser la edad mínima para que un niño acceda a resolver los retos que se va a ir encontrando a lo largo de las pantallas. No lo digo por decir, como padre he usado mi hija, sobrino y amigos como cobayas, todos de diferentes edades, y sin lugar a dudas esa ha sido mi apreciación después de verlos jugar. Puede resultar muy orientativo para cualquier padre que esté pensando en incluir este título entre la futuras compras navideñas. Marsupilami es en definitiva un juego que satisface las necesidades de padres e hijos, con carencias, pero sin complicaciones, visualmente resultón y sobre todo muy divertido.

Copia digital proporcionada por Meridiem Games y analizada en una Nintendo Switch Oled.

Análisis de Marsupilami: Hoobadventure para Switch: Marsupilami para todos
Análisis de Marsupilami: Hoobadventure para Switch: Marsupilami para todos
Análisis de Marsupilami: Hoobadventure para Switch: Marsupilami para todos
Análisis de Marsupilami: Hoobadventure para Switch: Marsupilami para todos

Alternativas
Donkey Kong Country Tropical Freeze y Rayman Legends
Visualmente precioso. Es divertido, que a fin de cuentas es lo más importante.
Sin duda su duración, te deja con ganas de mucho más.
Aunque corta, la experiencia es enriquecedora. Una buena alternativa para que los más jóvenes accedan a un género muy divertido.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, Aceskies, Doscv, elite, Keyser Soze, Mynra, NewRandomAge, Wuyashen.
×