¡Colabora!
0
¿Fontaneros o antiplagas?
Arcade

¿Fontaneros o antiplagas?

El debut de Mario y Luigi en los salones recreativos llegó con un título sencillo, original y con buenas dosis de humor.

Por Gladiator,
0 0 0


En los últimos días, y también en los últimos meses, se ha visto como Nintendo se afanaba en celebrar el vigésimo cumpleaños de su personaje fetiche, el regordete y bigotudo fontanero que atiende al nombre de Mario. Sin embargo, el personaje creado por Shigeru Miyamoto no nació en 1985 -para el mundo de los videojuegos- con el lanzamiento de los primeros juegos para la 8 Bits de la compañía, sino que ya había hecho sus pinitos unos pocos años antes en los salones recreativos, y en las Game & Watch, ahora convertidas en objeto de coleccionista. En efecto, corría el año 1981 cuando fue lanzado Donkey Kong, un arcade en el que el fontanero -denominado para la ocasión JumpMan- debía medirse en cuatro fases diferentes al gorila para liberar a su querida Pauline. El juego tuvo tal aceptación que no tardo en aparecer una secuela, concretamente al año siguiente, cuando Donkey Kong Jr. vio la luz. En el segundo título las tornas cambiaban literalmente pues el vástago del gorila asumía el papel protagonista para enfrentarse a Mario, que ahora ejercía de cruel captor de su padre.

En Nintendo debieron ver las cosas claras cuando decidieron separar a la pareja y dejar que cada uno tuviese su protagonismo, afirmación que se sustenta en los lanzamientos del año siguiente, cuando llegaron a lo salones recreativos Donkey Kong 3 -heredero sólo de nombre, pues la mecánica de juego cambiaba radicalmente- y el juego que ahora nos ocupa, Mario Bros. En esta ocasión, Mario, estaba flanqueado por su hermano Luigi, que debutaba en los salones gracias a la influencia que Joust, el plataformas de Williams, había tenido en Miyamoto, el cual se decidió a apostar por un título en el que el factor multijugador tuviese un importante peso especifico.

La historia no es parca en anécdotas cuando se habla de un videojuego de Mario, y este caso no iba a ser menos. Al parecer la idea para el nombre del hermano de Mario partió de un restaurante cercano al cuartel general de Nintendo en la capital norteamericana, se trataba, como no podía ser de otra manera, de la pizzeria Mario & Luigi's.

Conocido es que los arcades -al menos los de aquellos años- cimentaban gran parte de su éxito en la jugabilidad y la diversión, más allá de un apartado gráfico o sonoro de mediana o excelente factura. Hay que tener en cuenta que las limitaciones de la época no permitían juegos de desarrollo extremadamente largos o que tuviesen una ingente cantidad de elementos diferentes, por lo que muchas veces el ingenio constituía una vía de salida para encontrar una mecánica de juego, que a la vez que sencilla resultase irresistible para el jugador. Quizás debido a esto una amplia mayoría de los juegos de aquella época como los matamarcianos o los beat'em up repetían una y otra vez la misma fórmula: Limpia la pantalla de enemigos y pasa a la siguiente fase.

Con este espíritu parte Mario Bros, cuyo único objetivo es eliminar a todos los enemigos de la pantalla antes de que sean ellos los que eliminen al bueno de Mario, para poder sumar una muesca más en el contador, en este caso expresada por banderolas similares a las vistas en el clásico Galaxian. El método para eliminar a los enemigos es siempre el mismo aunque con algunas particularidades como precisar dos impactos o no ser siempre susceptibles de ser impactados. Mario ha de aturdir a los enemigos desde una plataforma inferior golpeando el suelo cuando pasan por encima de él, para después subir a rematar a su presa enviándola fuera de la pantalla de una patada o puñetazo, que todo sea dicho sucede de forma automática. Rematarlos a tiempo será vital para Mario dado que sino lo hace el enemigo terminará despertándose y no lo hara precisamente de buen genio ya que su rapidez aumentará hasta dos veces en caso de que no sea rematado, siendo este hecho identificado por un repentino cambio de color. Los enemigos serán de tres tipos: Tortugas, cangrejos y mariposas, aunque eventualmente tendrá que medirse a otros como llamaradas, témpanos de hielo o estalactitas cuya única misión será entorpecerle en su labor.

Cada cierto tiempo -de tres a seis pantallas generalmente- se alcanzará una fase de bonificación que servirá para aumentar considerablemente la cantidad de puntos que ha subido al marcador -en aquella época el Hi-Score era un elemento de gran importancia- aunque, como todo, esto no será más que la calma que precede a la tempestad, ya que la dificultad del siguiente grupo de fases habrá aumentado. Dificultad que por otra parte está perfectamente diseñada en una gradual curva que comienza enfrentándonos al enemigo más sencillo, luego pasa a otro de mayor nivel, más tarde mezcla a ambos y así sucesivamente hasta que todos aparecen indistintamente haciendo que el jugador tenga que estar alerta en todo momento y no caiga en la rutina de esperar lo mismo de cada uno de sus enemigos.
Aunque Mario está de cumpleaños no es menos cierto que ya tenía un pasado nada desdeñable
Aunque Mario está de cumpleaños no es menos cierto que ya tenía un pasado nada desdeñable
Tanto su predisposición al multijugador como el diseño del escenario está inspirado en Joust
Tanto su predisposición al multijugador como el diseño del escenario está inspirado en Joust
Nunca un fontanero se las tuvo que ver con alimañas como éstas
Nunca un fontanero se las tuvo que ver con alimañas como éstas

Información del juego

Mario Bros.

Arcade

Fecha de lanzamiento: 1983
Desarrollado por: Nintendo
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×