Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar
La reina de los cereales caducados
PlayStation 4 Xbox One PC

La reina de los cereales caducados

Finish Line Game presenta una historia de ciencia ficción de humor con personajes estrambóticos.

Por David Vigón Rodríguez,
0 0 0

Versión analizada Xbox One. Copia digital proporcionada por Evolve PR.

El estudio canadiense Finsh Line Game es independiente y tiene poca trayectoria, de hecho Maize es su segundo juego, alejado del primero (Cel Damage) en cuanto mecánicas jugables pero no en su sentido del humor. Se puede decir que estos canadienses son unos cachondos. El debut de Maize en PC a finales de 2016 fue un poco discreto en cuanto a la publicidad e hype, después de todo no es un estudio muy famoso y los juegos de exploreación en 1ª persona no es que sean un bien escaso. No obstante gustó bastante a la gente y en menos de un año salió la versión de PlayStation 4 y Xbox One.

El argumento absurdo presagia que estamos ante una obra sumamente cómica a la par que extraña. Nos adentramos en un laboratorio secreto (en teoría) del gobierno de Estados Unidos para averiguar que es lo ha pasado con sus científicos, quienes no dan señales de vida. Al poco de llegar comprobamos que el maíz está vivo y es inteligente... hasta cierto punto. Se ve que el laboratorio malinterpretó un encargo y ha creado una nueva especie de ser vivo... con nefastas consecuencias. ¿Quién querría tener un ejército inútil de mazorcas de maíz dementes? Estamos ante una empresa difícil pero no estamos solo, pues conseguimos un inesperado aliado llamado Vladi... un oso ruso de peluche robotizado. Un aliado soviético que nos odia, guarda rencor y nos insulta a cada segundo... pero tremendamente eficaz.

El género que más se adecua a este planteamiento es por ende la exploración en 1ª persona con puzles. No somos un soldado así que no combatiremos a la amenaza del país con violencia sino con inteligencia y sagacidad. Nuestros primeros pasos nos llevan a una granja aparentemente abandonada pero que en realidad esconde en sus subterráneas entrañas las instalaciones secretas del laboratorio fundado por Bob y Ted. Otro lugar aparentemente abandonado donde vive el maíz viviente y en el que hay que poner todo en orden para llevar a cabo nuestra misión. ¿Por qué hay tanto desorden? ¿Donde está toda la gente? ¿Donde están Bob y Ted? ¿Se los ha zampado ese maizalvaje albino con problemas mentales? ¿Por qué las mazorcas comunes tienen un sentido de la lógica tan enrevesada y desordenada? ¿Por qué la majestuosa Reina Maíz exige nuestra ayuda de manera tan despectiva? La reina está triste... ¿Qué le ocurre a la reina? Los suspiros se le escapan de su boca de zea, que ha perdido la risa, que ha perdido el color.

"¿Por qué recoges tanta basura, idiota?"

Básicamente lo que haremos durante la aventura es recorrer habitaciones, recoger basura (tanto inútil como útil), resolver puzles aptos para todo el mundo, perdernos por pasadizos y conocer a los variopintos personajes. Es una sensación extraña de soledad humana, porque no vemos a nadie realmente vivo (y los que lo están no deberían estarlo) pero nunca estamos solos. Desde la compañía constante de Vladi el oso comunista gruñón, las mazorcas de maíz disparatadas hasta las numerosas notas que se dejan Bob y Ted en cualquier rincón del laboratorio para comunicarse impersonalmente. Podemos asegurar que a pesar de ser una aventura de puzles es más bien una aventura narrativa ante la facilidad de éstos. Recogemos muchos objetos y debemos usarlos, sí, pero es tan intuitivo y tan fácil que prácticamente es un paseo. Incluso la descripción de algunos elementos importantes dan pistas muy evidente de la solución. También facilita el trabajo los relieves con la forma del objeto requerido en algunos puzles. Quizá los momentos más difíciles son los laberintos, realmente enrevesados, capaz de desorientar a cualquiera, y más cuando hay riesgo de una explosión nuclear inminente.

Otro asunto negativo es su corta duración, que ronda por las tres o cinco horas. Unas horas que se disfrutan pero precisamente por eso dan ganas de que sean más, porque la ambientación, historia y personajes dan para muchas aventuras. Tampoco es muy rejugable más allá de recoger los 75 coleccionables, objetos que van desde la inutilidad extrema (piedras, palés) hasta los interesantes que ayudan a comprender mejor la historia. Como reto personal (y para el logro o trofeo) está el terminar el juego entero en menos de dos horas, lo que hace una idea de su brevedad. Ciertamente sus pantallas de cargas son casi lo que más dura del juego, a veces son hasta desesperantes. Lo bueno es que existe un selector de capítulos por si queremos rejugar secciones concretas o buscar objetos olvidados.
Aquí comienza la aventura
Aquí comienza la aventura
Efectos visuales como el humor o el polvo son realistas
Efectos visuales como el humor o el polvo son realistas
Cuidado con el maizal, nos perderemos en él
Cuidado con el maizal, nos perderemos en él
No, esto no es un simulador de granjas
No, esto no es un simulador de granjas
Cada zona esconde secretos coleccionables
Cada zona esconde secretos coleccionables
Las siluetas ayudan mucho en los puzles
Las siluetas ayudan mucho en los puzles
Una entrada secreta NADA sospechosa
Una entrada secreta NADA sospechosa
He aquí el maíz viviente
He aquí el maíz viviente
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×