¡Colabora!
0
La cabra mecánica
Nintendo Switch

La cabra mecánica

La serie que enfrenta cara a cara al motocross con los quads decide pasarse por Nintendo Switch, la plataforma que le faltaba.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Versión analizada Nintendo Switch. Copia digital proporcionada por Dead Good Media.


Hace un par de años salió a la venta MX vs ATV All Out, el último representante de la serie de videojuegos de carreras que enfrenta a las monturas de motocross con los todoterrenos quads. La lista es interminable, y tras Unleashed, Untamed, Reflex, Alive y Motocross llega este All Out como la entrega definitiva de toda la saga. Por ahora. El caso es que THQ Nordic está en racha y tras adquirir un centenar de licencias para hacer videojuegos quiere ahora amortizarlas, de ahí quedos años después de que All Outse estrenase, salga una versión adaptada al potencial de Nintendo Switch. El juego es obra de Rainbow Studios, que si bien llamaron nuestra atención hace ya varios lustros con títulos tan llamativos como Splashdown o Star Wars Racer Revenge, ahora apenas salen de la serie que les ha dado estabilidad, MX vs ATV.

Sobra decir que estamos ante un juego de carreras en las que, según el tipo que sea, ponderará más hacer unas cosas u otras. Tendremos circuitos de trazados cortos, otros más largos, unos con muchas rampas para hacer saltos, otros con curvas más abiertas para hacer derrapes... pero siempre tendremos que ser mejores que nuestros oponentes sea cual sea el planteamiento. Nada más arrancar el juego veremos que estamos en un escenario abierto, un enorme campo lleno de caminos y obstáculos en los que se activarán las pruebas y eventos conforme los vayamos completando. De hecho, el tutorial será así, iremos hasta el primer punto señalado en el mapa y nos pondrán a dar una serie de vueltas en un circuito mientras nos instruyen sobre las particularidades del control de los vehículos, algo complicado de seguir ya que tener un ojo en las líneas de textos que nos explican los pormenores y otro ojo en la carretera.

Aquí, las motos.


Con diferencia, lo que más nos ha gustado del juego es el manejo. Acelerar, frenar y girar se combinan a la perfección con el uso del joy-con derecho a la hora de gestionar el peso del piloto. Echarse a un lado mientras cogemos una curva provocará que pongamos pie en tierra y derrapemos ampliamente para coger de la mejor forma la trazada, mientras que echar el peso atrás o hacia adelante supondrá una diferencia capital tanto al levantar el vuelo en un salto como al preparar el aterrizaje tras darlo. Sencillo y satisfactorio. Claro que para ser unos verdaderos maestros en las carreras en tierra deberemos saber utilizar otros elementos como el freno de mano trasero (ideal para las curvas más cerradas) o el embrague que tiene la función de darnos un impulso adicional si sabemos revolucionar el motor tanto en la salida como en las cuestas más empinadas. Esto no sería un juego de motocross si no existiese un apartado para las piruetas y las cabriolas, por supuesta tenemos la posibilidad de hacer diabluras con nuestro piloto cuando el vehículo está en el aire, todo esto se gestiona con el botón R, el que está justo encima del gatillo para acelerar.

En cuanto a los distintos tipos de carrera disponibles, han abierto el abanico y respetado todos los modos que encontramos en el juego de 2018. Tendremos los modos Supercross, Opencross, Nationals, Waypoint, Tag y Freestyle. Siempre podremos ir directamente a una "serie" de diversos eventos o probar fortuna en el multijugador, tanto en línea como en local en la que podremos juntar hasta ocho consolas en la misma partida. Obviamente, la modalidad de pantalla partida se ha eliminado en esta versión por problemas técnicos, si ya querían mantener la tasa de imágenes por segundo lo más estable posible en el juego en solitario, dividir el esfuerzo para mostrarlo todo por duplicado se ha hecho inviable. Así, a medio camino entre el realismo y un puntito arcade para hacerlo más jugables, superaremos todas las pruebas que nos van proponiendo. Pero hay más, conforme avancemos conseguiremos acceder a nuevas motos y nuevos quads, todas ellas oficiales de marcas reconocibles y con la idea de que podamos personalizar nuestras monturas. Una de las opciones más curiosas en la llamada BRAAP, un editor de pilotos que nos permite crearlos y modificar la inteligencia artificial que queremos que tengan para luego meterlos en nuestras carreras. La verdad es que en cuanto a cantidad y variedad sí que está a la altura.

Aquí, los quads.


Ya MX vs ATV All Out no sorprendía mucho en su primera versión, "la buena". Sería por no estar acostumbrados al Unreal Engine 4, por lo de plantear unos escenarios mucho más grandes de lo normal o por añadir físicas de deformación del terreno conforme la carrera avanza y los vehículos hacen estragos en la superficie. Esta versión de Switch mantiene esa misma línea en la que no impresiona ni vemos ningún elemento destacable en pos de mantener la tasa de imágenes por segundo en los límites de lo que consideraríamos "jugable". Tierra, barro y muchas montañas en la lejanía será la tónica dominante, mientras que la buena representación de las motos y los quads (aunque poco variada) conforman los únicos elementos móviles que veremos en pantalla. Se nota que han quitado y ajustado cosas para que el juego funcionase en Nintendo Switch, pero si ya de por sí la versión primera no era nada del otro mundo, el panorama que deja resulta desolador. Eso sí, después de dos carreras iréis a las opciones para bajar el ruido de los motores (captado directamente de chicharras veraniegas) y subir la música aunque el estilo no sea de vuestro agrado.

MX vs ATV All Out entretiene cuando le cogemos el punto a correr, girar y echar el peso del cuerpo a los lados tanto para derrapar como para hacer virguerías, pero para estar carrera tras carrera hasta completarlo totalmente se nos antoja complicado por muy seguidor que seamos de estas disciplinas campestres. Al juego le falta empaque, quizás sea por un apartado gráfico muy básico o porque cuando estamos en carrera cualquier empujón nos saca de la competición, pero desde luego que una versión simplifica de un juego que ya dejaba que desear anteriormente no le llega para dar el campanazo en una consola con tantísima competencia como es Nintendo Switch. Los fanáticos del género lo disfrutarán, pero más por su cariño a estas disciplinas que por encontrar en el título una representación fidedigna o divertida de una de sus pasiones. Si vas a realizar un port, que sea de un juego esperado o al menos que aporte algo sustancial al catálogo del sistema, porque si no, más que sumar termina por restar.

Redactado por Juan Emilio Palomino (Spiderfriki)
Análisis de MX vs. ATV All Out para Switch: La cabra mecánica
Análisis de MX vs. ATV All Out para Switch: La cabra mecánica
Análisis de MX vs. ATV All Out para Switch: La cabra mecánica
Análisis de MX vs. ATV All Out para Switch: La cabra mecánica
El multijugador y el planteamiento de mundo abierto. Muchas opciones y variantes.
Soso en general, sobre todo en el apartado técnico.
Solo los aficionados al motocross que tengan únicamente una Switch disfrutarán de un juego que simplifica en exceso su propuesta.

Información del juego

MX vs. ATV All Out

Nintendo Switch

Fecha de lanzamiento: 1 de septiembre de 2020
Desarrollado por: Rainbow Studios
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi.
×