¡Colabora!
0
La luna nos conoce mejor que nosotros a ella
PC Mac

La luna nos conoce mejor que nosotros a ella

Un niño caído del cielo se adentra en una misteriosa torre repleta de habitaciones con puzles mágicos. Su fiel acompañante es un animal peludo que traspasa los límites de la realidad.

Por David Vigón Rodríguez,
0 0 0

Versión analizada PC.

La luna es una realidad en sí misma, un astro que supera a su propia dimensión real en aras del misticismo. Madre de la noche y diosa femenina. Tan colosal como eterna, tan brillante como enigmática que durante milenios ha enamorado a todos los humanos del planeta. Desde el primigenio simio hasta el morador de las ciudades. En todas las culturas se ha venerado a la luna y en especial la asiática, desde su creencia de sus conejos habitantes (como el dios Tu'er Ye), el respeto a Chang'e o Jie Lin hasta el calendario lunar. Luna: Shadow Dust es obra del estudio chino Lantern Games y llega a PC como una aventura gráfica para para todos los públicos y todos los ordenadores. Se trata del debut del equipo formado por el perro-programador Wang-Guan, la conejita-ilustradora directora artística y guionista Beidi Guo, el raposo-diseñador y manáger Fox Zhuang y la gata-compositora Wang Quiang, todos con bastante experiencia en el mundillo. Gracias a su currículum y a su prometedor proyecto, Luna recaudó 20.749 euros en Kickstarter en 2016.

Desde el menú principal se puede contemplar todas las cinemáticas y revisitar cualquier habitación. Además su uso exclusivo de iconos deja claro que cualquier persona del mundo entenderá el juego sin necesidad de las palabras

Los cielos infinitos de la noche arrojan un niño con capucha de orejas de conejo a la tierra y milagrosamente aterriza sin contratiempos. No hay nada por los alrededores más allá de una sombra graznadora y su única compañía es una esfera luminosa y faéricamente mágica que despierta una torre de la nada. Así es... una estructura imposible aparecida ante sus ojos que le invita a entrar. ¿Por qué lo hace? ¿Busca algo o a alguien? Tras algunas habitaciones halla a una suave criatura y la libera de su prisión de desechos, unas maderas que le retenían. Desde ese momento esa criatura, más albóndiga que perro, le acompaña a todos lados y le ayudará en su investigación de la torre. Tras esta inocente premisa se esconde un argumento cautivador sobre mundos sin luz y sin equilibrio. Una simbólica lucha entre sombras y luces, de conocimiento y de desconcierto, que sólo un niño y su amigo peludo pueden poner fin. Dos seres de puro corazón e inocencia en su alma que desterrarán el Mal y recuperarán la sabiduría de sus antepasados.

Esta aventura gráfica se centra en los puzles de niveles autoconclusivos, muy alejado a otros títulos del género que se especializan en los diálogos y la recogida de objetos. En nuestro juego debemos visitar todas las estancias de la misteriosa torre, superar sus puzles y avanzar sin posibilidad de retroceder, puesto que ya no hay nada útil detrás de nuestros pasos. No hay que preocuparse por la rejugabilidad porque desde el menú principal seleccionamos cualquier habitación para repetirla o volver a jugar la historia desde un punto concreto. También es interesante para contemplar el mapa de la torre a media que lo vamos descubriendo.

Los animales esconden muchos secretos y son interesantes acompañantes

El gran atractivo jugable son los puzles, realmente originales pero sin excederse con los retos desquiciadamente imposibles de otras épocas. Muchos acertijos son desconcertantes en un principio y más de una vez pensaremos durante un rato largo en su posible solución y tanteando todas las posibilidades posibles, pero con calma y astucia los solucionaremos satisfactoriamente. Se agradece que sean crípticos y que no se ofrezcan ayudas redundantes que minen nuestra curiosidad y perseverancia naturales. Sí es cierto que en los escenarios hay útiles pistas sutiles pero no siempre son evidentes y mucho menos detallan las soluciones. Hay que pensar, observar y probar, porque aunque no lo parezca todos los puzles son lógicos, incluso en los más abstractos. Personalmente nos gusta distinguir los “puzles mundanos” de los “puzles espirituales”.

Los primeros son más fáciles y funcionales, los de la vida diaria en la torre, como mecanismos mecánicos, calderas y objetos físicos, mientras que los segundos son más complejos y desconcertantes. Los basados en la magia y la cultura propias de este mundo, los que explican secretamente los entresijos del argumento. Son los mejores del juegos y los que lo convierten en algo único. Por mencionar algunos memorables están los de las sombras vivientes, la escritura, los murales, la música y la alteración de un mismo lugar a través de saltos temporales. Tampoco desmerecen los puzles protagonizados por animales como ratas o aves, tan glotonas como necesarias. Ciertamente la presencia animal está muy presente a lo largo de la aventura...
Análisis de Luna: The Shadow Dust para PC: La luna nos conoce mejor que nosotros a ella
Análisis de Luna: The Shadow Dust para PC: La luna nos conoce mejor que nosotros a ella
Análisis de Luna: The Shadow Dust para PC: La luna nos conoce mejor que nosotros a ella
Análisis de Luna: The Shadow Dust para PC: La luna nos conoce mejor que nosotros a ella
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi.

Actualmente hay conectados 14 usuarios registrados y 41 invitados.

78 ms.

Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2020 | Diseño web por Juan Palma García y Roberto Nieto

×