¡Colabora!
0
La vida es puro azar
Nintendo Switch PC PlayStation 4 PlayStation 5 Xbox Xbox One

La vida es puro azar

Zoink Games sigue su alianza con Electronic Arts y ellos se mantienen fieles a su estilo siniestro y oscuro.

0 0 0

Jugado en Xbox Series X. Copia digital proporcionada por Electronic Arts.


Te pueden gustar más o menos, pero está claro que los juegos que desarrolla Zoink Games tienen una personalidad muy marcada. Ya dejaron su impronta en títulos como Stick it to the Man! o Flipping Death, pero a partir de ahí firmaron un acuerdo con Electronic Arts para publicar sus siguientes proyectos multiplataforma bajo la iniciativa EA Originals. De aquel convenio vimos Fe, una pequeña y oscura historia que nos ofreció uno de los protagonistas más inquietantes y llamativos que hemos visto en los últimos años, la extraña criatura que da nombre a ese mismo juego. Ahora, tres años después, llega el segundo juego de este equipo de desarrollo sueco bajo el amparo de EA, un título que bebe directamente de la estética Tim Burton y cuya trama parece sacada de la infinita imaginación de Neil Gaiman. Tira el dado antes de entrar en Lost in Random, del resultado que saques dependerá tu futuro... a no ser que luches para cambiarlo.

Cuando cumples doce años, tienes que tirar el dado del destino. Eso es así hayas nacido en cualquiera de las seis regiones (cada una asociada a cada lado de un dado) del mundo de Azar, gobernadas por la Reina. La fortuna determinará tu nuevo lugar de residencia hasta si has nacido en la triste y pobre zona de Unburbio, lugar en el que viven las hermanas Par e Impar con sus padres. Claro que Impar acaba de cumplir doce primaveras y el séquito de la realeza ha podido dar con la joven... ¿que qué sacó en la tirada cuando la obligaron? Un rotundo seis con el que sella su futuro para vivir en el castillo de la propia Reina. De eso hace un año, y Par no deja de pensar en su hermana desde entonces. Curioso que justamente en la noche que se cumplen doce meses desde su marcha, un fantasma de los de sábana blanca y transparencias azuladas se manifieste delante de nuestra protagonista con la intención de que lo siga. ¿Será un mensaje de Impar? ¿Estará en peligro? Par así lo cree, por lo que abandona el nido familiar con el firme propósito de seguir a la aparición con el presentimiento de que la llevará hasta su hermana.



Así, de esta forma tan inquietante, arranca una historia presentada como siniestro cuento de hada en el que no faltan la malvada Reina y seis regiones estado divididos como si fueran los sectores de Los juegos del hambre pero con los números de los dados como leitmotiv. Si el lugar del que partimos, Unburbio, es un gueto pobre lleno de miseria, la zona con el "dos" como constante referencia está marcada por el carácter bipolar de todos sus habitantes hasta el punto que tendremos unas respuestas favorables cuando estén "de buenas" y todo lo contrario a los pocos segundos cuando cambien radicalmente de humor. De esta forma cada uno de los mundos que visitaremos tendrá una peculiaridad
destacada que lo hace totalmente diferente a los anteriores, como es el caso de Triena (región del número tres) ya que allí se vive un conflicto bélico constante debido al enfrentamiento de las tres facción que andan a la gresca. No vamos a detallar cada nuevo mundo, solo decir que nuestro final se decidirá en el "seis" en donde se erige el palacio de la Reina de Azar.

Pero nuestra heroína Par no estará sola en el viaje que ha iniciado para encontrar a su hermana, mientras recorre el Valle de la Suerte al poco de salir de su hogar se encuentra con nada más y nada menos que un dado vivo, un ser de lo más curioso capaz de materializar durante un tiempo las armas y los objetos que aparecen en las cartas que encontremos durante nuestra aventura. Dadelio, que es como Par bautiza a su nuevo acompañante, será un amigo fiel durante todo el juego, tanto a la hora de resolver pequeños puzles como a la hora de sacar adelante los combates contra las huestes de la Reina que tendremos que superar. Estos enfrentamientos tienen una mecánica muy original de entrada, pero una vez se sumen las horas al contador perderá algo de fuelle. El juego puede llegar a la veintena de horas, ya que hay coleccionables y misiones secundarias tanto en el prólogo como en los cinco mundos que lo componen, pero llegado el caso será más divertido disfrutar del fantástico diseño gráfico y de sus peculiares personajes que del sistema de combate ideado.

Lo resumimos brevemente, Par dispondrá de un tirachinas para golpear a los enemigos que nos salgan al paso en los lugares clave. Hecho esto soltarán unos cristalitos que harán que Dadelio pueda crear los objetos que tengamos en las cartas que tenemos en ese momento (sacadas al azar de toda la baraja confeccionada durante el juego o buscando coleccionables). Podremos sacar una enorme espada, un contundente arco, una bomba para dañar muchos enemigos o pociones para recuperar algo de salud, siempre con un ojo puesto en la puntuación requerida (del uno al seis) en cada uno de los naipes. Es un sistema de juego más complicado de explicar que de asimilar durante el juego, por lo que no vamos a decir mucho más, solo que llegado el momento no resulta tan excitante y fresco como podría parecer en un principio. En cuando al desarrollo, sigue una estructura en tercera persona con zonas lineales interconectadas, algo muy parecido a lo visto en Little Nightmares (tanto por estética como por estructura) solo que sin estar todo en el mismo plano y pudiendo mover la cara como nos venga en gana.



No es un juego que se valore por la contundencia de su apartado técnico, el juego rompe esquemas por su estilo y diseño para crear un enorme mundo creado en torno a los dados y la suerte. Alguno dirá que todo esto ya lo hemos visto en las películas de Tim Burton la Coraline de Neil Gaiman... y no les faltará razón. Todos los personajes tienen la piel pálida como la nieve, ojeras como universitarios antes de los finales y gusto por vestir de color gris que provocaría la demencia de RuPaul. Eso está claro, salta a la vista desde el comienzo del juego. Pero en Zoink Games han querido ir un pasito más allá y han querido meter un color predominante a los escenarios para que existan pequeños contrastes con otros elementos. Claro que estos colores son también los típicos de esta estética "creepy" por lo que ya podéis esperar que abusen de tonalidades moradas y azules oscuros para crear esa ambientación fría casi cadavérica. Lo mismo pasa con los personajes, que parecen tallados en madera con una capa de barniz oscuro para resaltar aún más sus imperfecciones, como si fueran maquetas hechas de trapos y materiales para manualidades para la enésima película Stop-Motion. Las voces están en inglés y la música acompaña muy bien, tanto en los momentos de exploración como en los numerosos combates que tendremos por delante.

Lost in Random tiene un arranque muy atropellado, confuso, hasta el punto que cuesta conectar al principio. Menos mal que una vez pasemos el prólogo todo se reconduce y consigue atraparnos para saber más de cada personaje o de cada región del mundo de Azar. Y es que ese trasfondo es lo que termina por calar en el jugador por encima su jugabilidad (tanto de las partes de exploración como del sistema de combate). Lost in Random tiene un repertorio de fantásticos personajes que no desentonarían en absoluto de Halloween Town, interactuar con ellos y ver sus diseños es uno de los puntos de este juego sin lugar a dudas. Se nota que hay mucho esmero a la hora de concebir cada una de las regiones y de darle a cada personaje tanto el contexto como una estética cautivadora. En eso, Zoink Games es realmente fiel a su forma de trabajar, más preocupada de ofrecer el diseño y la apariencia que quieren darle a su historia que de pulir o sorprender en las mecánicas jugables. La aventura de Par y Dadelio tiene los suficientes atractivos como para que no te defraude y te tenga atrapado hasta que aparezcan los títulos de crédito, pero nos ha faltado un puntito más de ambición en sus mecánicas para que fuese totalmente redondo. Esperemos que Zoink Games sigan esta progresión, cada vez sus juegos son más grandes y más rotundos sin perder ni un ápice de personalidad.

Redactado por Juan Emilio Palomino (Spiderfriki)
Análisis de Lost in Random para Xbox: La vida es puro azar
Análisis de Lost in Random para Xbox: La vida es puro azar
Análisis de Lost in Random para Xbox: La vida es puro azar
Análisis de Lost in Random para Xbox: La vida es puro azar
Los personajes y los seis mundos, da para hacer una película o serie de animación de calidad.
El combate tiene menos recorrido del que podríamos esperar inicialmente.
Con un estilo muy marcado, Zoink Games mantienen su buen hacer con un juego más ambicioso que no defrauda en ninguno de sus apartados.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, Aceskies, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Wuyashen.
×