¡Colabora!
0
El arte de la guerra
Xbox Classic

El arte de la guerra

La secuela de "The Crusaders" llega a Xbox para traer combates de lo más intenso y una historia densa en la que el jugador puede tomar partido desde cualquier bando.

Por Gladiator,
0 0 0


Tras ver un juego como Kingdom Under Fire: Heroes en movimiento es imposible que nadie puede entender como en algunas ocasiones un título de fútbol o un Beat'em up cualquiera justifica la aparición de las molestas ralentizaciones, aduciendo que el número de efectivos que aparecen en pantalla al mismo tiempo es muy alto.

Sí, es cierto, una vez más, se va a poner a prueba la capacidad de la consola para gestionar al mismo tiempo el movimiento de decenas de soldados que actúan de manera totalmente independiente en cualquiera de las batallas que tendrán lugar durante el desarrollo de las campañas. Algo que por otra parte no es nuevo, pues ya se ha visto con anterioridad en juegos como los pertenecientes a la saga Dinasty Warriors o en otros, aunque en menor número, como algunas entregas basadas en los libros de Tolkien.

Decir que la consola es capaz de mover con solvencia todo el entramado gráfico sería faltar a la verdad, aunque bien es cierto que la acumulación de elementos -generalmente los de mayor tamaño como las clásicas catapultas- en pantalla necesaria para que el juego se resienta a nivel jugable ha de ser extraordinariamente grande.

Como es lógico este hecho hará que otros aspectos del apartado gráfico como el diseño de los personajes se resientan ligeramente con respecto a lo que podemos ver en otros géneros, es algo matemático, a más personajes en pantalla menos "toca" en el reparto poligonal, aunque es algo que pasará ciertamente desapercibido entre la multitud de combatientes que deambularán constantemente delante del jugador. En este apartado, serán los héroes quienes mejor salgan parados, con diseños mucho más cuidados que los del resto de unidades.

Quizás lo poco que se ha salvado de palidecer por culpa de esta lacra necesaria sean los escenarios, que presentan un magnífico aspecto a pesar de no ser excesivamente variados, contribuyendo a aumentar la sensación de un auténtico campo de batalla. Entre ellos pueden encontrarse bosques con una vegetación de lo más densa, alguna que otra elevación del terreno -que contribuirá con su granito de arena en lo que a jugabilidad se refiere- e incluso parajes gélidos que mostraran las batallas con mayor crudeza si cabe.

A nivel similar raya el apartado sonoro, que cuenta con una selección musical poco frecuente en este tipo de juegos: Trash metal. En efecto, aunque pueda parecer extraño cada vez que la acción pase a un primer plano y se tome control del héroe, los altavoces de la televisión comenzarán a escupir rasgueos de guitarras y un sonar de la percusión por todo lo alto, sólo durante los menús de juego y algunos breves momentos de mayor "calma" se podrá apreciar un fondo musical diferente, más cercano a lo que sería habitual para cualquier juego o película de tintes épicos o medievales como éste.

No está nada mal el doblaje, máxime cuando luego se ven como auténticos "superventas" de la consola son defenestrados -léase Halo 2-, por lo que hay que valorarlo en gran medida, y eso que no llega a ser perfecto, dado que el énfasis puesto por los actores no resulta del todo creíble. Ee todos modos está bien llevado y colabora activamente en lograr una buena ambientación, permitiéndose incluso el lujo de dotar de matices más graves algunas de las voces como la de los personajes oscuros o los orcos. También son destacables los efectos de sonido, entre los que destacan los de las pesadas armaduras de algunas unidades al servicio del jugador, los de las espadas y armas en general al impactar contra los escudos y algunos más tenues, aunque no por ello menos realistas, como los producidos por los arqueros y su incesante lluvia de flechas. Lástima que muchos de ellos queden ahogados por el fragor de la batalla y el brutal volumen de la banda sonora, aunque claro, siempre queda la opción de modificar los parámetros de sonido para compensar estas desigualdades.
¿Te atreves a contarlos?, y luego que digan lo que quieran otros juegos
¿Te atreves a contarlos?, y luego que digan lo que quieran otros juegos
Lástima que "in-game" no sea tan detallado, ¿verdad?
Lástima que "in-game" no sea tan detallado, ¿verdad?
Masacrar a ritmo de heavy metal puede suponer un interesante punto de vista
Masacrar a ritmo de heavy metal puede suponer un interesante punto de vista

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 7 de octubre de 2005
Desarrollado por: Blueside
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×