¡Colabora!
0
Doce años de esclavitud
PC

Doce años de esclavitud

Kenshi es un excéntrico e inmenso juego de rol que combina a la perfección la libertad del jugador, la supervivencia, y los elementos estratégicos. Aquí no hay límites: tu historia la forjas tú mismo.

Por Sergi Bosch [@GriffithDidNW],
0 0 0

Si debiera comparecer ante un tribunal justo y magnánimo en el cruel y desolador mundo de Kenshi, habría de admitirlo; sí, lo reconozco, he robado monedas que se cuentan por cientos, e incluso por miles; he recogido las prendas, los alimentos y los suministros de un errante que había desfallecido, víctima de la inmensidad dorada e incandescente del desierto, abandonándolo a la más tenue de las suertes; tuve que asesinar a un granjero famélico cuyo único delito había sido huir del cruel y lacerante destino de la servidumbre. Sí, es cierto, he hecho cosas terribles, pero nadie dijo que esto fuera fácil; en efecto, jamás lo será, pero ahora trato de enmendar mis errores, ya que de día soy liberador de esclavos, y de noche traficante de alcohol. Cuesta perder los vicios.

Y es que hay algo indiscutible: en Kenshi no le importas a nadie, no hay ningún alma caritativa o ángel de la guarda velando por ti. Aquí impera la ley del más fuerte, y cuando esta premisa se cierne sobre el jugador, las fronteras de lo moralmente reprobable tienden a difuminarse como el timorato despertar de la mañana tras una densa niebla marina. Es precisamente en esta proposición en la que reside la lóbrega magia de la obra de Lo-Fi Games, que plantea con gran acierto todos estos dilemas y situaciones al usuario, mientras lo abandona en una realidad desalentadora y pérfida capaz de sacar lo mejor y lo peor de todos nosotros. Si quieres saber más, continúa leyendo, que aquí viene nuestro análisis de Kenshi.

Sobrevivir y perdurar

Una de las cosas más especiales de Kenshi es que consigue situarse como un auténtico juego de rol -para un solo jugador- aún sin ofrecer un apartado argumental propiamente dicho; de hecho, aquí la misión principal es resistir el paso del tiempo y aprender a soportar las palizas y a esquivar las puñaladas en distintos órganos vitales. Y, aunque suene contradictorio, en esa escasez de trama reside gran parte de su valor, ya que delega todo el protagonismo en el jugador, que marcará sus pasos en función de sus propias ambiciones y habilidades a la hora de pervivir en estos páramos del fin del mundo.

La premisa es sencilla: el usuario habrá de elegir un inicio de personaje a modo de orígenes, en el que podremos seleccionar distintos comienzos para nuestra historia, y a partir de ahí lo que hagamos es cosa nuestra. ¿Quieres ser un ladrón? Aprende a robar. ¿Quieres ser un guardia samurái? Pues busca un muñeco de entrenamiento y pasa treinta días golpeándolo con un palo de madera. ¿Quieres luchar contra el orden establecido? Pues únete a un bando de anarquistas o crea uno por tu cuenta; locos hay en todas partes. ¿Quieres ser un esclavo? Bueno, está bien tener aficiones, aunque no creo que esta te entusiasme. ¿Quieres robarle cobre a la ciudad vecina y hacer una enorme destilería de sake? Gran idea, nueve de cada diez traficantes la recomiendan; y así, narrando posibles aventuras nos podemos tirar toda una semana, ya que el destino del jugador es cosa suya y de nadie más.

No obstante, no hay que entender que esta falta de hilo conductor en la trama nos guía a un apartado argumental plenamente vacío, y es que Kenshi conserva los diálogos intrínsecos al género al que pertenece, a pesar de que no ofrecen grandes relaciones entre personajes o líneas especialmente reveladoras sobre la psicología de tus compañeros, ya que la exaltación de la libertad siempre está en detrimento de la propia historia, entendida esta en el sentido más tradicional de la palabra. Sí que es cierto que se echan de menos ciertos elementos mejor hilvanados, pero entendemos que sería una tarea prácticamente imposible de acometer; Kenshi apuesta por la extensión, la rejugabilidad y la libertad, y en eso no podemos sino decir que lo hace de forma espectacular.

Análisis de Kenshi para PC: Doce años de esclavitud
Análisis de Kenshi para PC: Doce años de esclavitud
Análisis de Kenshi para PC: Doce años de esclavitud
Análisis de Kenshi para PC: Doce años de esclavitud
Análisis de Kenshi para PC: Doce años de esclavitud
Análisis de Kenshi para PC: Doce años de esclavitud
Análisis de Kenshi para PC: Doce años de esclavitud
Análisis de Kenshi para PC: Doce años de esclavitud

Información del juego

Desarrollado por: Lo-Fi Games
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×