¡Colabora!
0
Quien venga, quien sea … los mataré
Nintendo Switch PC PlayStation 4 Xbox One

Quien venga, quien sea … los mataré

John Wick llega directo desde la gran pantalla al mundo de los videojuegos. John Wick Hex llevaba un tiempo disponible en PC, y ahora ha llegado a PlayStation 4.

Por Alberto Hernanz (@AlbeerBeto),
0 0 0

Versión analizada Playstation 4. Copia digital proporcionada por Cosmocover.

Keanu Reeves se ha convertido en uno de los rostros más conocidos del cine, y si la trilogía de Matrix fue con la que comenzó su gran auge hacia el estrellato, lo cierto es que con las películas de John Wick es cuando se ha afianzado como uno de los actores de acción más representativos y conocidos del sector. Gracias a ello ha llegado a traspasar fronteras y se me ha metido también de lleno en el mundo de los videojuegos. De hecho, ya sabemos que el actor formará parte de Cyberpunk 2077, aunque lo que nos concierte en esta ocasión es el lanzamiento de John Wick Hex en PlayStation 4 tras sus primeros pasos por ordenadores. Este título de acción y estrategia llega así a consolas, pero además se rumorea su futuro lanzamiento también en Xbox One y Nintendo Switch. Por el momento, eso sí, solo está disponible en PC y PS4.

El creador de Thomas Was Alone es el autor de este John Wick Hex. Es probable que al pensar en un juego basado en este personaje se nos venga a la imaginación un título lleno de acción desenfrenada y un ritmo de ejecución realmente rápido, pero la propuesta que tenemos ante nosotros es bastante diferente a todo eso. El juego propone una experiencia de estrategia en la que la acción transcurre solo cuando nosotros nos movemos, de manera que tenemos que pensar nuestras acciones y las posibles respuestas de los enemigos para actuar bajo consecuencia. Si has disfrutado de Superhot es bastante probable que se te haya venido a la cabeza este título, y lo cierto es que tienen varias similitudes. Eso sí, la acción de John Wick Hex transcurre en tercera persona bajo una cámara que queda por encima del escenario y nuestras cabezas.

Cuando se comienza a jugar se comprueba fácilmente el motivo por el que el título fue desarrollado primeramente para PC y después adaptado a consola. La interfaz y los elementos en pantalla con los que podemos interactuar están muy enfocados al uso del ratón, aunque por suerte nos encontramos ante una buena adaptación a los mandos. Es cierto que en las primeras partidas hay algunos conceptos que no acaban de quedar claros, pero tras pocos minutos cogemos el ritmo y es fácil adentrarnos en la acción a un ritmo mayor. Lo que hay que tener en cuenta en todo momento es que cada tipo de acción requiere un tiempo de ejecución, y no solo para nosotros, también para los enemigos. Es por ello que las barras de tiempo que encontramos en pantalla nos marcan los tiempos de todo lo que ocurre en el escenario.

El John Wick más táctico es el protagonista de este videojuego.

Dentro de los escenarios disponemos de un cursor con el que marcar el lugar al que nos queremos desplazar. De la misma manera podemos apuntar a los enemigos para así realizar acciones sobre estos, tales como disparar o lanzar el arma que llevamos equipada en ese momento. Cuando tenemos a los enemigos pegados estas acciones cambian y podemos golpearlos, empujarlos, etc. Otras acciones como recargar, utilizar vendas para curarnos o recoger armas de enemigos caídos requieren de un tiempo de realización, así como en muchos casos de energía de concentración. Respecto a la munición es importante tener en cuenta que podemos coger las armas enemigas, pero no los cargadores, por lo que en todo momento debemos tener en mente cuál será el próximo arma que debemos arrebatar a los enemigos. El medidor de concentración nos marca parte del éxito que podemos tener por ejemplo a la hora de disparar al enemigo, aunque también entran en juego otros valores como la distancia, los obstáculos o la posición. De hecho el propio gesto de recuperar concentración también requiere de un corto periodo de tiempo en el que quedamos expuestos a los enemigos. Otra opción bastante interesante es la de cambiar de postura, de manera que nos podemos agachar, sirviendo esto para ocultarnos o esquivar balas, pero también para poder rodar y sorprender a los rivales.

El título se compone de diversos niveles que a su vez están formados por varias zonas. Además de grandes cantidades de enemigos también nos encontramos con jefes que nos ofrecen metodologías algo diferentes para poder derrotarlos, por lo que estos encuentros aportan algo de frescura cuando suceden. Cuando completamos el primer nivel nos topamos con la fase de planificación, la cual luego se repite entre actos, en la cual podemos obtener diversas mejoras o repartir accesorios como cargadores o vendas por las fases venideras. Esto es bastante importante, ya que una mala planificación se puede traducir en muchos casos en el fracaso de la misión.

Cuando acabamos cada zona contamos con la oportunidad de ver una repetición de la jugada, y aunque estas escenas son muy llamativas, lo cierto es que los puntos de vista de las cámaras empleadas no son siempre los mejores. En cuanto a la rejugabilidad, esta reside en poder disfrutar nuevamente los niveles para lograr mejores puntuaciones, así como en una dificultad superior para adentrarnos en un reto mayor. En cualquier caso el título peca de repetitivo, por lo que quizá no te den ganas de enfrentarte a esa segunda partida.

Pensar nuestros movimientos y cómo pueden reaccionar los enemigos es vital para progresar en la historia.

Si los escenarios no son demasiado destacables en lo artístico, lo que sí sorprende en esto es la composición de sus elementos, de manera que podemos emplearlos para sacar el máximo partido posible a las mecánicas que se nos ofrecen. Las luces de neón y los tonos morados y rosados son los protagonistas junto a las sombras. El diseño de los personajes tampoco es demasiado llamativo, aunque sí destaca la adaptación de los personajes de las cintas al mundo de los videojuegos. La banda sonora nos invita a añadir velocidad a nuestras partidas, en lugar de intentar que juguemos a un ritmo lento.

Conclusiones

Si eres fan de John Wick y además te gustan títulos como XCOM o Superhot te recomendamos sin reparo alguno que pruebes este John Wick Hex. Su propuesta es muy interesante y una vez te adaptas a sus mecánicas las sesiones de juego son muy entretenidas. Es cierto que tiene muchos aspectos mejorables, así como puede que no sea el tipo de juego que se espera para un personaje como este, pero pese a todo ello cumple firmemente. Tal y como ya hemos mencionado antes, el título está disponible en PC y PlayStation 4, pero se le espera próximamente para otras plataformas como Xbox One y Nintendo Switch.

Alberto Hernanz (Beto)
Análisis de John Wick Hex para PS4: Quien venga, quien sea … los mataré
Análisis de John Wick Hex para PS4: Quien venga, quien sea … los mataré
Análisis de John Wick Hex para PS4: Quien venga, quien sea … los mataré
Análisis de John Wick Hex para PS4: Quien venga, quien sea … los mataré

Alternativas
Superhot
Bien llevado desde ordenador a consola. Lo interesante que es su propuesta.
La IA podría ser mejor. El apartado artístico deja con ganas de más.
Un título bastante cuiroso y diferente con el que es fácil pasarlo bien, aunque al que también le faltan ciertos elementos por pulir.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi.
×