¡Colabora!
0
Esto no es solo un juego de cartas
PC

Esto no es solo un juego de cartas

Daniel Mullins pulveriza una vez más todo lo establecido en el diseño de videojuegos con un cóctel de cartas, puzzles y metanarrativa

Por Andrés JC,
0 0 0

Creo que lo mejor es dejar las cosas claras desde el principio, y disculpe el lector esta abrupta introducción. Escribir un texto analítico y valorativo de Inscryption es realmente complicado, y sin querer darle más trascendencia de la que merece al asunto —al final es solo un puñetero análisis sobre un juego, supongo—, me gustaría transmitir de verdad lo excelente que es este título; el problema es que resulta muy difícil hacerlo con precisión de la forma adecuada, es decir, sin incluir ningún spoiler. Tranquilo, porque este texto no te va a desvelar el juego, y ojalá hayas llegado a él sin conocer nada más que lo que el autor ha decidido, es decir, lo que aparece en los tráilers. De eso se va a hablar aquí, pero también de forma muy distanciada de otras cosas que para nada deberían estar en el conocimiento del jugador cuando va a enfrentarse al último trabajo de Daniel Mullins. Ruego comprensión si algunas consideraciones quedan demasiado vagas.

Tus expectativas son la pelota de ping pong

Inscryption es a priori un juego de cartas. La partida empieza y, efectivamente, juegas a las cartas... mientras un tenebroso personaje en la sombra trata de explicarte cómo jugar. Esto sí que no es un secreto: la atmósfera es absorbente desde el primer minuto. El silencio te agarra del cuello en todo momento. Juegas a las cartas, pero algo más está pasando, y eso lo sabes. Pero, de momento, tienes que jugar a este extraño sistema. Para los versados en la materia, la mecánica inicial tiene cierto parentesco con jugar el mazo negro en Magic: The Gathering. Hay un tablero con unos espacios para colocar cartas, y en cada una invocas criaturas que luchan contra la criatura que tienen enfrente, en tablero del rival. Para usar criaturas poderosas, necesitas sacrificar otras a cambio: paga con sangre poder tener otra sangre más eficaz. Y también con sus huesos, una pila de monedas que se acumulan a tu lado izquierda. Cada duelo de cartas es solo una etapa más de un juego de mesa, en el cual el jugador interpreta a un personaje de un juego de rol, y debe avanzar por un tablero a través de casillas que le permitirán mejorar su mazo.

La atmósfera es densa, pero es fácil sentirse cómodo en ella


Tan solo unos minutos después de empezar a jugar, Inscryption te pega una bofetada. La tendencia a la narrativa de este juego queda clara cuando sacas una de las cartas, un simpático bicho llamado Armiño, y éste se pone a hablar con el protagonista. ¿O habla contigo? Es difícil de saber. La partida prosigue, y nuestro amable contrincante te explica, de forma paulatina y muy hábil, cómo se juega a esto. Y entonces te dice que te levantes de la mesa. El juego de cartas se queda ahí, en la mesa, y de repente esto se convierte en una aventura en primera persona. ¿Qué es esto, un metajuego? O quizás el metajuego son las cartas, y la cabaña es la clave, en un escenario elegante. Porque elegante, es un rato: la oscuridad envuelve el habitáculo en el que estás encerrado, parece que estás encerrado en casa de un loco que te quiere torturar. Quizás de ahí viene el temblor en las manos del protagonista que sujeta las cartas.

«El juego de cartas se queda ahí, en la mesa, y de repente esto se convierte en una aventura en primera persona»


Pero entonces Inscryption te pega otra bofetada. Cuando, inevitablemente, perdemos la partida, encontramos que en efecto, todo se acaba. ¿Hay que repetir el juego desde el principio...? Sí, pero... realmente no. El juego continúa. Empleando un mecanismo narrativo todavía bastante fresco en nuestros días, Inscryption utiliza la mecánica vista en juegos como Hades, Twelve Minutes o Deathloop. Estamos dentro de un roguelite, y cada reinicio del juego realmente hace avanzar la trama argumental: ya sea llegando más lejos en el duelo con nuestro inquietante anfitrión o investigando por la cabaña en la que estamos encerrados. Cada partida de cartas que nos pone enfrente Inscryption es una oportunidad para intentar escapar de esta pesadilla. Una pesadilla brutalmente divertida.


No necesitarás demasiadas iteraciones para llegar al final


La creatividad mecánica de Inscryption

Puede que la descripción dada del juego de cartas no sea particularmente emocionante; sin embargo, me atrevería a decir que es el juego de cartas más divertido que he jugado nunca, y en parte eso se debe a su inteligentísima curva de dificultad. Nuevas mecánicas se añaden progresivamente, y siempre son para mejorar la experiencia. Daniel Mullins demuestra un conocimiento excelente de cómo funcionan los juegos de azar, de cómo añadir nuevos ingredientes a una fórmula, de manera iterativa, para hacerlo cada vez más interesante, más emocionante y en todo momento exigiendo al jugador una capacidad de decisión importante. Cada nueva iteración del bucle es más divertida que la anterior, porque el jugador es más consciente de los riesgos y beneficios que tiene cada decisión, conoce mejor las posibilidades del juego y tiene una pequeña posibilidad de ir con ventaja.


Uno de los simpáticos personajes


Existen algunos duelos de cartas realmente brillantes, que ponen al jugador en una situación específica que debe resolver. Tu anfitrión se pone una careta, como si fuese un juego de rol, e interpreta a un personaje que tiene una habilidad específica. Conseguir la victoria en estas fases depende más de saber solucionar un rompecabezas que de jugar a las cartas: el oponente inventa nuevas reglas sobre la marcha, y tienes que saber alterar tu estrategia para adaptarte, y volver las reglas en su contra. Dicho en otras palabras: este juego de cartas cada vez es menos un juego de cartas, y empieza a convertirse en un campo de juego libre, en el que todo vale. Pero al mismo tiempo, todo está cuidadosamente medido para que resulte en una adicción insuperable.

«Llegado a cierto punto, Inscryption te va a pegar un puñetazo en los dientes y te va a noquear»


¿Recuerdas cuando antes Inscryption te pegaba una bofetada y luego otra? Llegado a cierto punto, te va a pegar un puñetazo en los dientes y te va a noquear. Conozco pocos giros de guion como el que presencias con este juego, cuando crees que ya lo has visto todo, pero en realidad solo has visto una tercera parte del juego. Daniel Mullins, en su estilo, le da la vuelta a todo lo que esperabas, destroza casi todo lo construido hasta el momento, hace papilla lo que llevabas ocho o diez horas aprendiendo, para llevarte de la mano hacia por una senda poco transitada en los videojuegos. No, no una, sino varias: rompe la cuarta pared, añade cada vez más capas narrativas, altera por completo las mecánicas de juego, incluso el aspecto del mismo.

No preguntes qué es cada cosa


Hay obras como Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, Spec Ops: The Line o Undertale que sin duda han sentado cátedra en cómo hacer cosas narrativamente originales e incluso históricas. Utilizan mecanismos únicos del videojuego para transmitir un mensaje, o crear un impacto en el jugador, de forma que ningún otro medio audiovisual puede conseguir. Sin ánimo de comparar cualitativamente Inscryption con ninguno de esos tres juegos, honestamente creo que es incluso más rompedor. O dicho de otra manera: empuja más allá los límites expresivos del videojuego de lo que aquellos lo hicieron. La incontestable valentía de Daniel Mullins, que ya quedó demostrada con Pony Island, aquí vuelve a ser manifiesta, pero es que además nos brinda un juego extraordinariamente divertido.

«Con un juego como Inscryption encontramos un motivo ejemplar para justificar que la innovación es perfectamente compatible con el entretenimiento»


Esta última consideración es importante. Es un debate periódico, en el sector de los videojuegos, el por qué la innovación siempre va reñida con la diversión, o en su defecto, con la maldita disonancia ludonarrativa. Cuando salió Death Stranding, sus defensores decían que el juego debía ser aburrido, y sus detractores que no querían jugar a algo aburrido. Con un juego como Inscryption encontramos un motivo ejemplar para justificar que la innovación es perfectamente compatible con el entretenimiento. Las mecánicas de juego de cartas se expanden sin pausa, durante las 15 o 20 horas que dura, y te mantienen adherido a la pantalla; al final se llega a completar un sistema complejísimo con más de una decena de variables, que sin embargo, nunca se hace confuso ni pesado. El argumento y la forma de narrarlo son un ejercicio magistral de cómo utilizar la exposición cuando es necesario y desecharla cuando no conviene; aborda el lenguaje del videojuego para establecer un estado de ánimo; emplea el terror de forma aromática, sutil y elegante.


¿Qué ha pasado aquí?


Conclusiones

Aún con todo lo descrito, no he dicho nada. Inscryption es una experiencia que uno debe presenciar, un experimento que ha salido con un grado de éxito superlativo. Como experimento es excelente, pero como juego también. Son tantas las sorpresas que le depara al jugador, y siempre hilvanadas con tacto y habilidad de orfebre, que casi parece increíble. ¿La parte negativa? Siempre la hay, y puedes pensar de nuevo en Metal Gear Solid 2 para entender por dónde van los tiros. Las expectativas que ofrece Inscryption son su mayor baza, pero también pueden ser su mayor obstáculo. Si todo lo que ves te gusta, existe la posibilidad de que lo que no ves, no te guste. Y aún así, la experiencia te resultará gratificante, seguro.

Copia digital proporcionada por Cosmocover.


Análisis de Inscryption para PC: Esto no es solo un juego de cartas
Análisis de Inscryption para PC: Esto no es solo un juego de cartas
Análisis de Inscryption para PC: Esto no es solo un juego de cartas
Análisis de Inscryption para PC: Esto no es solo un juego de cartas
Análisis de Inscryption para PC: Esto no es solo un juego de cartas
Análisis de Inscryption para PC: Esto no es solo un juego de cartas
Análisis de Inscryption para PC: Esto no es solo un juego de cartas

Alternativas
Loop Hero, Slay the Spire... al menos en las cartas
Es una experiencia incomparable, fresca e innovadora
El aficionado al terror puede encontrar menos terror del prometido
Nos arrodillamos ante esta fusión magistral de géneros, técnicas narrativas y mecánicas de juego como nunca antes se ha visto.

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 19 de octubre de 2021
Desarrollado por: Daniel Mullins Games
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, Aceskies, Doscv, elite, Keyser Soze, Mynra, NewRandomAge, Wuyashen.
×