¡Colabora!
0
Centauros del bayou
PC Xbox One

Centauros del bayou

Crytek firma un multijugador de altos vuelos con Hunt: Showdown, un shooter en primera persona que toma elementos del battle royale y de la caza para perfilar una experiencia exigente y sensacional.

Por Sergi Bosch [@GriffithDidNW],
0 0 0

El género western y la galopante emoción de la caza forman una de esas extrañas y excéntricas simbiosis del arte, con unos lazos que van mucho más allá de su estatus compartido de estéticas permanentemente subyugadas al veleidoso vaivén de las modas y de las masas; hay, en efecto, algo que los relaciona de manera ineludible, y casi imperceptible. Podría decirse que es la sensación de pérdida, de descubrimiento ante la naturaleza; también se podría apuntar a la conquista del ser humano sobre la misma, o incluso a la ambición desmedida de aquellos que lo arriesgan todo por un puñado de dólares. Quién sabe, al final es una cuestión de interpretación. Lo que está claro es que existe un sentimiento especial en esto de sentirse aislado, en hacer frente tanto a los peligros de la madre Tierra como a otros semejantes de igual condición y hostilidad; estas sensaciones son el núcleo de la propuesta de Hunt: Showdown, un shooter online en primera persona que se nutre de los battle royale, de la caza y la recompensa, de la cooperación y de una estética western o incluso de drama sureño de época para dejarnos solos y desamparados ante criaturas sobrenaturales… y ante otros cazadores.

Por un puñado de dólares

Es un tanto complicado siquiera atisbar el núcleo argumental de Hunt: Showdown, ya que este sirve únicamente como pretexto para definir la jugabilidad, el auténtico valor central del título. Baste decir, eso sí, que el juego de Crytek se inspira en una Luisiana lóbrega, maldita y cenagosa en los últimos compases del siglo XIX; no se sabe realmente por qué, pero resulta que tanto los acuosos terrenos del bayou -voz amerindia que indica ‘arroyo’ o ‘río pequeño’, y que actualmente se utiliza principalmente para hablar de los meandros muertos o de lento discurrir del Misisipi- como las profundidades pantanosas han sido afectadas por una especie de enfermedad que ha cambiado la vida tal y como la conocemos: las personas ahora son una especie de zombis, los perros han mutado y se han vuelto locos, y hay extrañas criaturas, repletas de tentáculos y ardientes de hambre, en los riachuelos. Por si eso fuera poco, también hay que tener en cuenta la presencia de entidades sobrenaturales, acaso demoníacas, en la zona; estas constituyen los objetivos principales de caza y el nexo que relaciona todas las mecánicas pve y pvp del título.

Los cazadores pueden morir, pero la experiencia de nuestra cuenta se mantiene; eso sí, cuidado con los dólares, que el equipo hay que comprarlo con relativa frecuencia. La otra moneda es de tipo "premium", se consigue muy lentamente o pagando y solo desbloquea elementos cosméticos.

Hasta ahí bien; como decimos, toda la contextualización es un vehículo narrativo de pequeña importancia, al menos en el sentido tradicional de la palabra, ya que el maremágnum de sensaciones que provoca Hunt: Showdown proviene de su compleja jugabilidad y de su excepcional ambientación. En cuanto a su esquema mecánico, lo nuevo de Crytek se despliega como un shooter multijugador en el que hasta 12 jugadores habrán de recorrer los parajes infectos y desastrados de esa tétrica y ucrónica Luisiana, al tiempo que buscan pistas para descubrir la localización de los jefes finales y batallan contra los otros cazadores. El sistema de rastreo es sencillo pero efectivo: a través de un poder esotérico, la denominada visión oscura, podremos sentir la presencia de ciertos lugares de interés que, después de ser investigados, irán delimitando las posibles zonas en las que se encuentran los enemigos finales. Una vez hayamos descubierto la guarida de estos seres de pesadilla, podemos proceder a aniquilarlos, empleando, evidentemente, distintas estrategias para cada uno de ellos, ejercicio heurístico de inusitada importancia debido a que son bastante duros y pueden ponernos en más de un aprieto. Además, la victoria no se consigue simplemente aniquilando a uno de estas entidades especiales; hay que llevar sus trofeos hasta un punto de extracción, momento en el que se suele desencadenar un auténtico tropel de enfrentamientos, escaramuzas y guerrillas contra otros jugadores que también quieren saborear las mieles del éxito.

Y es que en ese torrente de disparos, criaturas sobrenaturales, tremedales infaustos y oscuridad penetrante es donde se cimenta a la perfección el componente pvp del título. A través de un excepcional sistema de disparos, Hunt: Showdown es capaz de sumirnos en una constante tensión, en una sensación de lacerante desasosiego y de emoción efímera cada vez que nos encontramos con un oponente, ya que la muerte es permanente: si nuestro cazador cae, perderá todas sus armas, sus habilidades desbloqueadas y sus objetos de apoyo, y tendremos que adquirir otro en la pestaña de reclutamiento. Así pues, el título presenta dos sistemas de progresión: por un lado, la mejora transitoria de personajes que irán subiendo de nivel conforme cumplamos misiones, sobrevivamos a las rondas pvp o exterminemos a todo bicho viviente; por otro lado, la mejora del “linaje”, lo que vendría a ser el avance de la cuenta en sí misma. La primera es clave para entender la apuesta por la precaución y el ingenio del juego, mientras que la segunda nos sirve como herramienta para desbloquear poderosas armas -hay de muchos tipos, desde rifles a revólveres, pasando por escopetas, ballestas, dinamita, cócteles molotov, armas cuerpo a cuerpo… todas ellas viables en una estrategia determinada- y habilidades pasivas para nuestros cazadores, entre las que se incluyen disparos rápidos al más puro estilo Billy el Niño, o habilidades de tirador equiparables a las de Simo Häyhä.

Jugadores rivales, jefes, infectados especiales... aquí todo te mata.

Sin embargo, a la hora de la verdad la teoría casi que queda en un segundo plano, ya que las sensaciones a los mandos -o al teclado y al ratón- son inmejorables; la velocidad del proyectil, el retroceso de las armas y su comportamiento, las extensas y a veces desesperantes animaciones de recarga, o incluso la perforación de distintas superficies configuran un apartado jugable en el que cada pequeña decisión importa. Y es que, por encima de todo, Hunt: Showdown ofrece una fórmula exigente en la que un par de disparos, o incluso uno, son potencialmente letales, así como los distintos tipos de estados alterados que pueden ser provocados tanto por los enemigos pve como por otros jugadores; hablamos de quemaduras, venenos, hemorragias o incluso un cansancio y una fatiga que no solo afectarán a nuestras capacidades atléticas, sino también a nuestra facilidad de apuntado. No obstante, esto también ofrece una lectura negativa, ya que el título no es especialmente accesible para los neófitos o aquellos jugadores que busquen una acción mucho más desenfadada.

En cuanto al apartado audiovisual, Hunt: Showdown no solo cumple, sino que deslumbra; el acabado técnico, tanto de los escenarios como de los enemigos, el armamento y otros cazadores, es sencillamente uno de los más altos techos gráficos de todos los multijugadores actuales, herencia clara del potencial tecnológico de Crytek. La atmósfera está muy bien conseguida, ya que los dos mapas disponibles pueden aparecer con distintas condiciones climatológicas, como algunos rayos lejanos o ciclos día-noche -no dinámicos, eso sí; es decir, predefinidos en la carga del mapa- y siempre logran transmitir una sensación de peligro y malestar virulento. Los efectos sonoros, por su parte, son uno de los puntos fundamentales del planteamiento, y se erigen como un sistema de progresión personal para cada jugador, ya que con el tiempo seremos capaces de distinguir los sonidos y localizar la dirección y lejanía de cualquier peligro por los disparos de las armas, los gemidos trémulos de los infectados, o el estado de los jefes finales, momento en el que disfrutaremos más del apartado estratégico y cooperativo del título, que permite formar escuadrón con hasta otros dos amigos para enfrentarnos a las huestes infernales de esta condenada Luisiana. La banda sonora, por otro lado, y debido a la gran importancia de la escucha, tiene una participación casi imperceptible, pero es innegable que el tema principal de los menús tiene un encanto especial.

El músculo gráfico del título se hace patente en todo momento, pero destaca especialmente con la iluminación y con la recreación de estos tétricos ecosistemas pantanosos.


Conclusiones

Hunt: Showdown es uno de los mejores shooters multijugador del momento, ya que lo tiene prácticamente todo para triunfar en su género: una jugabilidad compleja y exigente, repleta de elementos pve y pvp, que recompensa a los buenos jugadores, castiga a los incautos e impele a los novatos a aprender o a morir; una atmósfera y un apartado audiovisual que quitan el aliento y que además tienen un peso directo en la vertiente interactiva; y, finalmente, la posibilidad de ser disfrutado tanto en solitario, configurando una experiencia más intensa y cruel, o en compañía de varios amigos, donde adquiere unos matices más estratégicos que demandarán la cooperación de todo el equipo. Es cierto que no es muy accesible, que tiene algún que otro bug ocasional y que su optimización no es infalible, pero nada de eso importa cuando te dejas cautivar por sus maravillosamente tétricas bondades. Totalmente recomendable si tienes paciencia o habilidad.

Redactado por Sergi Bosch (Elite)

Análisis de Hunt: Showdown para PC: Centauros del bayou
Análisis de Hunt: Showdown para PC: Centauros del bayou
Análisis de Hunt: Showdown para PC: Centauros del bayou
Análisis de Hunt: Showdown para PC: Centauros del bayou
Análisis de Hunt: Showdown para PC: Centauros del bayou
Análisis de Hunt: Showdown para PC: Centauros del bayou
Análisis de Hunt: Showdown para PC: Centauros del bayou
Análisis de Hunt: Showdown para PC: Centauros del bayou
Los tiroteos y el comportamiento de las armas. El apartado audiovisual. La atmósfera. Muy complejo.
No es especialmente accesible. Tiene algunos bugs ocasionales y una optimización mejorable.
Hunt: Showdown es un shooter tenso, despiadado y adictivo que se destapa como una de las mejores experiencias multijugador del momento.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi.
×