¡Colabora!
0
Un diagnostico deficiente
PC

Un diagnostico deficiente

Diez años después de Theme Hospital Codemaster prueba fortuna aportando ciertos conceptos de los juegos de Los Sims en un título que no deja de ser una mejorable copia del clásico.

Por Álvaro Cristobal Alonso ,
0 0 0

Pero, en lugar de hacer que así el juego sea más real, sólo se consigue que aumente la sensación de caos y descontrol: cada medico tiene su propia rutina de trabajo por lo que resulta casi imposible mandarle a que cure a un pobre enfermo en la otra punta del hospital si está en su hora del bocadillo, al igual que también hay veces que varias enfermeras están hablando sin parar y pasan al lado de un moribundo sin prestarle la mínima atención. En ocasiones la inteligencia artificial brilla por su ausencia y muchas funciones que, en nuestro puesto de director del hospital deberíamos manejar (como las finanzas del hospital o las investigaciones), se realizan ahora de forma automática, haciendo que sólo nos centremos en las relaciones entre el personal y en curar a los enfermos.

Lo que sí que resulta igual de divertido que hace diez años son los nombres y estados de las diversas enfermedades que podemos curar: pedorritis, momifitis, bola de golf en la cabeza y un largo etcétera, a cada cual más ocurrente que la anterior y cuyas operaciones son bastante amenas y divertidas. Reconocer cada enfermedad es muy sencillo gracias a sus diversos síntomas: un humo verde y pestilente, una gigantesca cabeza, estar totalmente vendados y así en cada caso. En el caso de que una enfermedad no esté documentada los investigadores se ponen manos a la obra aunque si tardan demasiado el paciente en cuestión puede largarse para morir con más dignidad.

Analicemos ahora los aspectos técnicos del juego:

Gráficos
Técnicamente el juego luce unos modelados bastante sencillos pero alegres y con unas animaciones ligeramente trabajadas. No llega al nivel de los últimos títulos del género pero sí que consigue el toque alegre y desenfadado de Theme Hospital, debido sobre todo a los divertidos diseños de las maquinarias y los diversos elementos de decoración. En las escasas vistas del exterior del hospital destaca en sobremanera el excéntrico diseño del mismo, más parecido a la Opera de Sydney que a un hospital normal y corriente, como se han visto en multitud de series de televisión. Por lo demás, el juego cuenta con unos menús bastante sencillos y bien ilustrados aunque no dejan de repetirse los mismos dibujos conceptuales.

Sonidos
Al igual que el apartado anterior, el aspecto sonoro no está realmente muy trabajado aunque cumple bastante bien con su cometido: las melodías son sencillas y agradables aunque se repiten con demasiada frecuencia y los diálogos son simples ruidos al estilo de Los Sims, careciendo así de los diálogos doblados al español del clásico de Bullfrog. Una autentica pena. Además todos estos chillidos llegan a molestar bastante en el caso de que haya varios hombres-lobo (una de las enfermedades menos comunes pero que se repite bastante en uno de los niveles) ya que no paran de aullar constantemente. Ante tal situación lo mejor es bajar los niveles de audio de los personajes, ya que disponemos de bastantes opciones de personalización en su respectivo menú.
Explorando a fondo la Anatomía de Grey.
Explorando a fondo la Anatomía de Grey.
Los menús están claramente inspirados en la saga de Los Sims. "¿Quiere acaso un medico?"
Los menús están claramente inspirados en la saga de Los Sims. "¿Quiere acaso un medico?"
Con esa actitud nunca dejarán de ser unas simples MIR (Médico Interno Residente).
Con esa actitud nunca dejarán de ser unas simples MIR (Médico Interno Residente).

Información del juego

Fecha de lanzamiento: Primavera de 2007
Desarrollado por: Codemasters
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×