¡Colabora!
0
El asesino está entre nosotros
PC PlayStation 4 PlayStation 5 Xbox Xbox One

El asesino está entre nosotros

El Agente 47 se despide con elegancia dando un cierre perfecto a la trilogía del Mundo del Asesinato

Por Juan B.,
0 0 0

Versión analizada PS5. Copia digital proporcionada por Koch Media.

Que me perdone Ezio Auditore, pero si hay un asesino al que echaba de menos, ese es el Agente 47. ¿Qué tiene este apuesto señor que tanto nos atrae? Pues su estilo a la hora de vestir y su profesionalidad. Porque asesinar de manera sucia es muy fácil, pero en Hitman se lleva el estilo, la clase. Hay que matar, sí, pero sólo a los objetivos señalados, evitando bajas innecesarias. ¿No eres capaz de colarte en una lujosa torre de Dubái y asesinar a dos mandamases sin levantar sospechas? Pues eres un aficionado. La serie Hitman siempre ha sido así, te mira y se ríe mientras crees que llevar un arma de fuego te va a hacer la vida más fácil. Y eso lo lleva Hitman 3 a un paso más allá, donde incluso una pelota de béisbol es capaz de crear una de las mayores distracciones de la serie. Todo lo aprendido en las dos primeras entregas de Hitman (la de 2016 y 2018) ha servido como coronación para la serie, aunque también para el propio estudio. Para llegar a este punto, probablemente el más álgido de Hitman, IO Interactive ha tenido que sufrir mucho.

El estudio danés ha crecido al mismo tiempo que lo hacía Hitman. De la mano de un Jesper Kyd que nos explotó la cabeza con sus composiciones, Hitman crecía en popularidad durante la sexta generación de consolas, aquella que contaba con PS2 y una Microsoft que se lanzaba al sector con su Xbox. Hubo mejores y peores momentos, aunque nosotros nos quedamos con todo lo que fue Hitman 2: Silent Assassin. En 2015 nos encontramos con un reinicio de Hitman que no era el esperado, al menos en su desarrollo. Fue una entrega extraña, marcada por la polémica de vender el juego de manera episódica. Cada localización era un capítulo aparte, y nos obligaba a esperar unos meses hasta poder jugar el siguiente. Este bache no ayudó a IO Interactive, ya que Square Enix la puso en venta. Por unos instantes temíamos que sucediese un desastre, pero los daneses pudieron sobrevivir a la venta, y además se hicieron con la marca Hitman. Conviene hacer este repaso porque tras un buen puñado de horas y contratos realizados, podemos decir que Hitman 3 ya no es solamente un cierre magistral a la trilogía, es en esencia un homenaje a los 20 años que recién ha cumplido el Agente 47.

Si ya los hemos comprado, podemos jugar a los escenarios de las dos entregas anteriores en este Hitman 3, aprovechándose de las mejoras gráficas.


Si vienes de los anteriores, la trama de Hitman 3 te va a resultar familiar. El Agente 47 no lo está pasando nada bien en este cierre de la trilogía del Mundo del Asesinato, así que no le queda otra alternativa que retomar su amistad con Lucas Grey, un amigo de la infancia con el que ha tenido sus más y sus menos. Por suerte nos acompaña Diana Burnwood, nuestra confidente y único enlace con la Agencia. La última misión de 47 consiste en acabar con los últimos miembros de importancia de Providence, pero no lo va a tener fácil con la cantidad de complicaciones que aparecen en su camino. Se le aplaude a IO Interactive su esfuerzo por dotar de interés a la historia, con escenas más solemnes de lo que nos acostumbra el estudio, pero no lo consigue. Una vez más, la trama se queda en un flojo thriller que no destaca en ningún momento. Estamos ante el punto más flojo de Hitman 3, pero al final de lo que se acuerda uno es de los niveles, o de la manera en la que se ha ejecutado un asesinato. Con esto en mente, restamos importancia a lo floja que sea la trama.

Hitman 3 no se siente tanto como un juego nuevo, sí como una versión mejorada de los anteriores. Una especie de tercera y última temporada que busca refinar los errores de las dos primeras. Tanto es así que Hitman 3 incluye al completo todas las misiones, desafíos, contratos y localizaciones de Hitman y Hitman 2 , aunque hay que tener ambos juegos comprados para importar el contenido. Todo esto no lo decimos como algo negativo, al contrario, IO Interactive tiene entre manos una base muy buena, y cuando eso sucede, no hay más remedio que refinar la fórmula lo máximo posible. Hitman 3 se conforma con ofrecer la mejor experiencia en sigilo que hemos probado en muchísimo tiempo. No reinventa nada, no innova en ninguno de sus aspectos, pero sí ofrece todo lo que nos gustaba de las anteriores entregas, depura sus mejores características y renueva otras que no encajaban muy bien.

Desde el primer Hitman, lanzado en 2000, la forma de diseñar las secciones de infiltración ha cambiado mucho. Hemos pasado de ser la presa (The Manhunt o Clock Tower) a ser los depredadores (The Last of Us: Parte II). Se entendía el sigilo como una fragilidad, ser descubiertos nos llevaba a la muerte y nos tocaba reiniciar el último punto de control. Eso ha cambiado en las últimas generaciones gracias a dos juegos, Assassin's Creed y Batman: Arkham Asylum. A su modo, ambos nos han mostrado cómo hacer del sigilo una virtud. Dotar de una movilidad extrema a los personajes nos ha permitido escapar del combate y volver a las sombras antes de ser abatido. Sin embargo, el paso del tiempo en la industria nos ha dejado claro que el sigilo pasa a ser una opción, y no una herramienta clave. No hay más que ver el caso de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. Sí, resultaba más satisfactorio limpiar los campamentos en sigilo, pero el juego no se cortaba en indicarte que, en caso de que lo prefieras, puedes acribillar a todos los enemigos a cañonazos. Y es justo en 2021 cuando Hitman 3 (aunque ya lo hacían los anteriores) demuestra que el sigilo y la huida en plena acción pueden ser compatibles. Esto sucede gracias a la mecánica del cambio de traje, que nos da la posibilidad de ir cambiando de atuendo cuando noqueamos a un personaje que hay por la zona. Podemos iniciar un nivel trajeados, infiltrarnos en una base con nuestro recién estrenado atuendo de informático y escapar con el uniforme de un militar que hemos noqueado en los vestuarios. Y si nos pillan, cosa que sucederá en más de una ocasión, podemos escapar utilizando los elementos del escenario y volver al lugar de interés una vez la situación se haya calmado.

Los disfraces nos ayudan a colarnos en el círculo íntimo de nuestro objetivo. Camarero, informático, mendigo, guarda de seguridad... las posibilidades son casi infinitas.


La mecánica de los atuendos convierte a Hitman 3 en un rompecabezas en tiempo real. La cantidad de disfraces es abrumadora, y las situaciones que podemos desencadenar gracias a ellos está al mismo nivel. El ejemplo más claro está en Dubái, primera localización del juego y que hace las veces de tutorial. Uno de nuestros objetivos a asesinar teme que un periodista desbarate sus planes, así que si nos vestimos de segurata, tendrá la suficiente confianza como para pedirnos que eliminemos al reportero. Tras haberlo noqueado (que no asesinado), le entregamos una foto como prueba y nos invitará a su habitación privada, momento que aprovecharemos para envenenar su bebida. Este objetivo también puede caer de otra forma más compleja, pero que nos deja con una sensación de satisfacción enorme. Si activamos las oportunidades necesarias, podemos cambiar su pelota de golf por otra idéntica... pero explosiva. Cuando vaya a golpear la pelota, explotará en mil pedazos. Las posibilidades son casi infinitas, y os hemos destacado dos de las más de 10 maneras que hay de acabar con este objetivo.

Si el sistema de disfraces es tan bueno es porque hay un diseño excelente de niveles que lo refuerza. Los escenarios son enormes, y a medida que vayamos consiguiendo nuevos trajes, desbloqueamos nuevas áreas. Esto no quiere decir que una zona sea inaccesible hasta que consigamos un traje en concreto, pero sí nos facilitará la vida ir vestidos para la ocasión. Podemos adentrarnos en las habitaciones de la mansión de nuestro objetivo con nuestro traje de calle, pero eso hará que los miembros de seguridad nos echen de la zona a disparos. Ahora, si conseguimos un disfraz de camarero, o de otro agente de seguridad, seremos uno más en el entorno y no levantaremos sospechas. Para que la mecánica de sigilo siga presente, hay que estar pendientes de algunos personajes que sí pueden detectarnos, pero que tienen un indicador que les señala como enemigo a evitar.

Algunos escenarios brillan más que otros, pero todos sacan músculo del motor Glacier. Hitman 3 luce espectacular en consolas de nueva generación y PC.


Ya seas un jugador nuevo o un veterano, Hitman 3 ha pensado en ti para ofrecer la mejor experiencia posible. Se puede repetir una misión varias veces y que el desenlace cambie por completo. Llegar a un nuevo escenario puede resultar abrumador, hay muchísima información a nivel visual y tenemos que quedarnos con la copla de lo que hay que realizar y como podemos hacerlo de manera efectiva. Por ello, y pensando en los más perdidos en la materia, se incluye un sistema de Oportunidades. Suele haber tres oportunidades por nivel, y nos dan la posibilidad de seguir de manera guiada todos los asesinatos del contrato a través de unos indicadores. Estás señales nos indicarán de manera exacta los pasos a realizar para poder cumplir con el asesinato. Siguiendo estas oportunidades cada nivel nos durará unos 15 minutos, unos 45 minutos si contamos las tres opciones.

La otra forma de cumplir de manera satisfactoria un contrato es seguir nuestro instinto e ir interactuando con el escenario de tal forma que consigamos asesinar a los objetivos. Una carta perdida por la zona puede darnos una pista de las inquietudes de nuestro objetivo, o una llave puede desbloquearnos el acceso a un servidor central, que al hackearlo cambia la hora de reunión de nuestra presa, dándonos la oportunidad de interceptarlo en el camino. Esta experiencia es fantástica, y nosotros recomendamos jugar así, al menos aunque sea una misión. Si el resultado final es tan increíblemente satisfactorio es porque en el proceso hemos leído documentos, escuchado conversaciones y probado mil maneras de acceder a un lugar seguro para realizar el asesinato. No es sólo el cómo hemos matado a nuestro objetivo, sino cómo hemos llegado hasta él.

En Hitman 3 también hay lugar para las novedades, como son los atajos. Como decíamos, cada escenario es enorme, pero los desarrolladores han ideado unos atajos que nos hacen la vida más fácil de cara a rejugar la misma misión varias veces. Por el nivel podemos encontrar unas escaleras que simplifican el progreso en la zona. Una vez más ponemos a Dubái como ejemplo, donde comenzamos en un piso intermedio, pero hay varias escaleras que permiten acceder a los dos pisos que tenemos por encima, evitando que tengamos que lidiar con los miembros de seguridad. Si eres del tipo de jugador que sólo busca darle una pasada a la historia no te afectará, pero los completistas agradecerán tener caminos alternativos que no nos hagan dar más vueltas de las necesarias. Otro añadido es el de la cámara de nuestro teléfono, que en ocasiones se puede utilizar para hackear algunos dispositivos electrónicos, como ventanas o agujeros de ventilación por los cuales podemos colarnos. También cumple con la función de Modo Foto, herramienta que agradecemos. No obstante, echamos en falta muchísimas opciones para retocar nuestras fotos y que luzcan mejor.

Los atajos son una de las novedades de este Hitman 3, que nos ayudarán en siguientes pasadas. La cámara sirve para hackear cierres electrónicos... o para admirar al Agente 47.


A falta de que IO Interactive anuncie un paquete de contenido descargable, de lanzamiento contamos con 6 escenarios con localizaciones repartidas por todo el globo: Dubái, en Emiratos Árabes; Dartmoor, en Inglaterra; Berlín, en Alemania; Chongqing, en China; Mendoza, en Argentina, y por último, Los montes Cárpatos, en Rumanía. Todos ellos nos han encantado en mayor o menor medida, aunque el que más destaca por encima de todos es Dartmoor. Tristemente no podemos hablaros de su trama detectivesca, pero es una absoluta genialidad. Apunta a ser uno de los mejores niveles que pueda haber en cualquier juego de Hitman, casi nada. Todos los niveles están muy bien diseñados, ganando más complejidad conforme avanzamos en los contratos asignados. Curiosamente, es la primera vez desde 2004 que no se incluye una localización de los Estados Unidos.

Continuando la tónica de esta trilogía, Hitman 3 también incluye nuevos desafíos y niveles de maestría. Cada nivel contiene un número de desafíos, que no son más que objetivos secundarias que al cumplirlos satisfactoriamente, nos otorgarán experiencia que utilizaremos para subir nuestra maestría con cada escenario. Hay desafíos de asesinato, de exploración, y los relacionados con los contratos de intensificación. Al subir de nivel, la maestría nos recompensa con bonus en los niveles. Estos bonus nos ofrecen la posibilidad de cambiar nuestra ubicación al iniciar la misión, así como esconder un objeto en uno de los alijos ocultos que hayamos desbloqueado. Las posibilidades son varias, aunque están sujetas a la cantidad de desafíos que hayamos completado en los seis escenarios. Cuanto más juguemos, más ayudas podremos solicitar.

Datmoor es uno de los mejores escenarios que se han visto en toda la serie Hitman. El de Berlín tampoco se queda atrás.


Basándonos en la versión de PS5, que es la que hemos jugado, gráficamente luce espectacular. Una vez más, IO Interactive ha presumido de motor gráfico con Glacier, y el resultado es sorprendente. Pese a que se trata de un juego intergeneracional, tiene eso que tanto nos gusta últimamente, el raytracing. Puede que no saque tanto músculo como Spider-Man: Miles Morales, pero nos ofrece instantáneas para el recuerdo. No nos extraña que parte de la campaña de promoción haya sido con Chongqing de fondo, ya que es aquí donde se juega mejor con los efectos de luces y agua. El detalle está cuidado con mucho mimo, y es sorprendente ver la calva del Agente 47 brillar por la lluvia y como las gotas caen por su elegante traje. El PC y las consolas de nueva generación han aprovechado toda la potencia de Hitman 3, ya que son las únicas versiones que funcionan a 60 fps y 4K, además contar con la opción de activar el HDR. Y sí, todas las mejoras gráficas que se han hecho para esta entrega también están disponibles en Hitman y Hitman 2 a través de los niveles importados. Un buen tanto para los desarrolladores.

CONCLUSIÓN

Hitman 3 nos ha encantado. Pese a la falta de novedades, nos encontramos ante una carta de amor al género de la infiltración. Por si quedaba alguna duda, IO Interactive se ratifica como la compañía más en forma en cuanto a juegos de sigilo. Si no te gustó ninguna de las anteriores entregas, o eres de esas personas a las que no les gusta repetir los mismos escenarios, no te va a gustar este Hitman 3, pero a poco que te guste el Agente 47, disfrutarás de la que es una de las mejores entregas dentro de la serie. Un ejemplo canónico de que si algo funciona, para qué cambiarlo. No es un juego perfecto, para nada, puede que en su afán de apostarlo todo al apartado jugable sin mimar al resto de elementos le pase factura; pero siempre mantiene su peculiar forma de sorprendernos, de hacer que queramos rizar el rizo e ir un paso más allá. En definitiva, Hitman 3 es un juegazo, y también una gran forma de dar la bienvenida a este prometedor -al menos en cuanto a videojuegos- 2021.
Análisis de Hitman 3 para PS5: El asesino está entre nosotros
Análisis de Hitman 3 para PS5: El asesino está entre nosotros
Análisis de Hitman 3 para PS5: El asesino está entre nosotros
Análisis de Hitman 3 para PS5: El asesino está entre nosotros

Alternativas
Los dos primeros Hitman.
El apartado jugable. Sus escenarios, visualmente espectacular. Mucho contenido para seguir jugando.
La trama no es todo lo interesante que podría ser. Algunos echarán en falta más novedades.
Hitman 3 no tiene la intención de revolucionar la serie, sino de ser más y mejor. Un referente dentro del sigilo y la infiltración.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Runa.
×