¡Colabora!
0
Puzles en la granja
Nintendo Switch PlayStation 4

Puzles en la granja

La popular serie de juegos de granja presenta un spinoff de puzles llamado Harvest Moon: Mad Dash para PlayStation 4 y Nintendo Switch.

Por Alberto Hernanz (@AlbeerBeto),
0 0 0

Versión analizada PlayStation 4. Copia digital proporcionada por Koch Media.

Harvest Moon nos tiene acostumbrados a vivir la vida campestre entre labores de agricultor y ganadero en sus muchas entregas que la serie tiene a sus espaldas. Si recientemente hemos tenido la experiencia clásica bajo el título de Harvest Moon: Light of Hope Special Edition Complete, en esta ocasión nos hallamos ante un spinoff de puzles en el que se utiliza la base de la serie para así crear rompecabezas que recuerdan a clásicos de este otro género.

Si la historia de los títulos de Harvest Moon no es uno de los componentes más importantes que encontramos en las diferentes entregas principales, podéis imaginar que en este spinoff no va a suceder lo contrario. La isla en la que viven nuestros protagonistas se ha convertido en una jungla y para arreglar la situación hay que llevar a la Diosa de la Cosecha muchos cultivos y las ocho semillas del tiempo que han desaparecido del faro. Ese es el momento en el que podemos empezar a movernos por un mapa al más puro estilo Candy Crush en el que tenemos que ir completando los niveles que nos encontramos para así desbloquear a su vez el acceso a nuevas zonas. Por el camino además nos encontramos zonas especiales en las que una vez más completar niveles de puzles con el objetivo de conseguir las mencionadas semillas.

La base de los puzles son los cultivos, pero más adelante también vamos a encontrar otros mecanismos de los que hablaremos después. En cada nivel se van generando diferentes tipos de cultivos, los cuales tenemos que recoger y juntar con los de su mismo color. Al hacer esto conseguimos que estos empiecen a crecer, hasta el punto de poder cosecharlos. Hay que tener en cuenta que la avaricia rompe el saco, y estos cultivos pueden llegar a marchitarse si pasamos mucho tiempo sin recogerlos. A más cultivos recogidos, más puntos, así como si estos tienen un mayor tamaño nos ofrecen un multiplicador para conseguir mayor puntuación.

Aquí también hay cosechas y animales a los que alimentar, aunque todo ello viene rodeado de mecánicas de unir piezas .

Según avanzamos en la línea de niveles descubrimos que también hay puzles de ganadería. En estos aparecen vacas que tenemos que ordeñar y ovejas que esquilar. Para ello debemos hacer que coman heno. El tratamiento de este elemento es igual al de los cultivos y podemos juntar varias piezas para así lograr heno de mayor tamaño que a su vez nos compensará con más leche o lana. La pesca también interviene en los puzles y por ello aparecen campos de agua sobre los que hay peces de diferentes tipos. Una vez más tenemos que juntar las piezas correspondientes para crear zonas de agua lo más grandes posibles que a su vez contengan peces de mayor envergadura.

Además de las mecánicas anteriores aparecen otras como lava que cae del cielo y quema nuestros cultivos, aunque eso sí, gracias a esto se genera una parcela de cultivo que ofrece puntuación extra. Otro caso es el de los cocos, los cuales tienen que caer sobre otros cocos para así poder abrirse y aumentar nuestra barra de poder, de la que hablaremos después. En otros niveles en cambio encontramos copos que convierten en hielo los cultivos que tocan, por lo que hay que pasar por encima de estos para romperlo y poder seguir cultivando. Así mismo encontramos jabalíes que arrasan con todo a su paso, parcelas sobre las que no poder cultivar, así como elementos varios que nos entorpecen el trabajo. Todo esto y los elementos de los puzles anteriores son pequeños retos que pocos problemas presentan si se dan en solitario, pero según avanzamos en el mapa de niveles los puzles tienen más elementos que cosechar, por lo que obtener mayores puntuaciones se convierte en un reto.

En la parte inferior de la pantalla se muestran cajas de encargos que en el caso de ser completadas nos premian con una mayor cantidad de puntos para el marcador, por lo que es recomendable cumplir estas para alcanzar mayores puntuaciones. Antes hemos mencionado el medidor de energía que aparece en pantalla, lo que permite este cuando se rellena por completo es activar el modo poder con el que cosechar cualquier elemento sin necesidad de hacer uniones durante un corto periodo de tiempo. Así mismo también tenemos un perro que nos encomienda peticiones, las cuales al ser completadas también hacen que el medidor se rellene más rápido. Cuando completamos los niveles obtenemos experiencia que nos permite subir de nivel, o mejor dicho, obtener puntos de mejoras. A medida que avanzamos en la historia conseguimos desbloquear ayudas para los niveles, tales como aumentar la barra de energía o aumentar el tiempo de la partida, entre otros. Para poder activar estos en cada nivel debemos emplear los puntos requeridos para cada función.

La lava y los jabalíes son algunos de los peligros que se presentan durante las partidas.

Sin lugar a dudas nos encontramos ante un título que ofrece una gran rejugabilidad a aquellos jugadores que se enganchen a la experiencia que ofrece. Conseguir las tres estrellas de los más de cien niveles que se presentan es un desafío, pero más aún si buscamos mejorar esas mismas puntuaciones. Es cierto que el sistema de control no es todo lo preciso que debería, pero al final te acabas acostumbrando a las mecánicas que ofrece. Además se permite disfrutar del título en compañía de otros jugadores en vertiente local, por lo que la diversión está servida a la hora de jugar en grupo.

En lo que respecta a los apartados técnicos nos encontramos con un título bastante discreto, bastante similar a lo visto en Harvest Moon: Light of Hope Special Edition Complete. La música transmite esa alegría que compagina a la perfección con los diseños de los personajes, así como la rapidez y energía que requieren las partidas. Realmente no se echa en falta material más trabajado.

Conclusiones

Harvest Moon: Mad Dash es un título que se sale de lo conocido respecto a la serie principal que le da nombre. Si las aventuras originales nos ponen en la piel de algún granjero y tenemos que llevar a cabo una vida llena de labores en la granja, en esta ocasión estas labores cambian su dinámica y llegan en forma de puzles. Estamos ante un título que se hace bastante entretenido en un principio, aunque cuando llevamos aproximadamente la mitad de los niveles que ofrece se empieza a hacer algo pesado y el único afán de seguir adelante para los más insistentes pasa a ser conseguir las mejores puntuaciones en todos los niveles.

Redactado por Alberto Hernanz (Beto)
Análisis de Harvest Moon: Mad Dash para PS4: Puzles en la granja
Análisis de Harvest Moon: Mad Dash para PS4: Puzles en la granja
Análisis de Harvest Moon: Mad Dash para PS4: Puzles en la granja
Análisis de Harvest Moon: Mad Dash para PS4: Puzles en la granja
Lo rejugable que es. Dentro de la temática de puzles se ofrecen diferentes tipos de retos.
El movimiento no es todo lo preciso que desearíamos. Se puede hacer repetitivo a la larga.
La vida en la granja se transforma en un título de puzles que poder jugar tanto en solitario como con amigos.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi.
×