¡Colabora!
0
Cultivando nuestro futuro
PC Mac

Cultivando nuestro futuro

Es una aventura gráfica, es adorable y esconde muchos detalles bonitos

Por Andrés JC,
0 0 0

Los cultibots son unos autómatas que pertenecieron a la humanidad. Se programaban con diferentes personalidades, como unos robots de juguete. Hace mucho tiempo, una compañía envió un grupo de cultibots para realizar trabajos de minería al asteroide Kew, pero por una razón desconocida, el proyecto fue abandonado y, por tanto, los cultibots quedaron huérfanos. Por suerte, una especie alienígena descubrió el asteroide y, con él, a los pequeños robotillos, que por aquel entonces ya estaban inservibles. Estos alienígenas, llamados geólogos, revivieron a un cultibot utilizando un cuasicristal como fuente de energía. Los efectos de este mineral eran demasiado inestables, así que el resucitado robot perdió el control y huyó... dejando a los geólogos con una alternativa: dotar a los cultibots de vida utilizando flores autosensibles.

Nuestra protagonista se llama Nara, y es una cultibot cuya misión consiste en proteger su hogar de los peligros exteriores. Desde hace años, los cultibots florales y los geólogos viven juntos en una comuna de estaciones espaciales, lugares preciosos repletos de tecnología, plantas y mermelada. Conforme acude a su misión de reconocimiento, Nara recibe una terrible noticia: el cultibot que otrora fue restablecido con el cuasicristal ha vuelto, y ha atacado la estación. La supervivencia de los geólogos y los cultibots está en sus manos.


La etiqueta wholesome sería muy adecuada para esto


Growbot, una aventura relajante y maravillosa

Lo primero que nos llama la atención de Growbot es su encantador lado artístico. Este incomparable estilo gráfico, dibujado a mano, es obra de la británica Lisa Evans, quien ha puesto toda su alma en cada trazo del universo de los cultibots. Junto a ella, Jessica Fichot aporta la musicalidad, un trabajo no menos auténtico. Ambas forman Wabisabi Play, y Growbot es su primera gran obra, que nace bajo el sello Application Systems Heidelberg, conocida por otros títulos de intachable personalidad como The Longing o Luna The Shadow Dust.

«Cada pasito que damos con Nara es enriquecedor, y nos descubre nuevos y fascinantes secretos»


Growbot es mucho más que un juego bonito, es encantador en todos sus aspectos. Se trata de una aventura gráfica a la vieja usanza, guiada por un sentimiento puro de descubrimiento. Cada pasito que damos con Nara es enriquecedor, y nos descubre nuevos y fascinantes secretos en un mundo de ciencia ficción más elaborado de lo que parece a primera vista. Nos lleva de la mano por una estación espacial llena de divertidas criaturas, que por momentos recuerdan a Machinarium, las obras de Studio Ghibli e incluso la clásica Wall-E de Pixar. Pero eso son solo referencias, porque el universo de Growbot es único por sí solo.

Amigables animalillos nos esperan durante el recorrido


Interactuar con el entorno y resolver unos cuantos puzzles es una tarea a menudo agradable e intuitiva. Y cuando digo intuitiva, me refiero a que nos tenemos que guiar por nuestra más abstracta intuición: muchas veces no sabemos exactamente lo que significa cada cosa, o cómo alcanzar la solución del acertijo, pero aún así el juego está construido de una forma que nos permite averiguarlo de forma natural; como un niño cuando está descubriendo el mecanismo de un juguete por primera vez. Los colores y los sonidos son los protagonistas constantemente; de hecho, uno de los ítems que más vamos a utilizar es una caja de música capaz de orquestar melodías conforme a un catálogo de flores.

La aventura sabe medir sus tiempos y no despista al jugador con rompecabezas demasiado difíciles, ni excesivamente largos. Podemos completar la aventura en dos o tres horas, y por el camino tomaremos más de una captura de pantalla. El mundo de los cultibots es una delicia en la que perderse, pero además, su argumento nos dará aún más motivos para continuar. Los sucesos que se desarrollan durante la partida fomentan un cierto suspense que nos mantiene en vilo, deseosos de saber qué va a pasar. El tramo final es quizás demasiado apresurado, aunque no por ello nos quita el buen sabor de boca general.


Pronto en el juego recogemos una libreta con detalles sobre el universo


Conclusiones

Growbot es un caramelo que saboreas con gusto y placer. Se nota el cariño que hay detrás de cada escenario, de cada personaje y nota musical, el mismo cariño que es inevitable que se traspase al jugador. La obra de Wabisabi Play se siente como pez en el agua entre sus dibujos y colores, que llenan la pantalla de una sensación de paz incomparable. Ojalá pudiese mudarme a vivir con Nara y los cultibots.

Copia digital proporcionada por Application Systems Heidelberg

Análisis de Growbot para PC: Cultivando nuestro futuro
Análisis de Growbot para PC: Cultivando nuestro futuro
Análisis de Growbot para PC: Cultivando nuestro futuro
Análisis de Growbot para PC: Cultivando nuestro futuro
Análisis de Growbot para PC: Cultivando nuestro futuro
Análisis de Growbot para PC: Cultivando nuestro futuro
Análisis de Growbot para PC: Cultivando nuestro futuro
Análisis de Growbot para PC: Cultivando nuestro futuro

Alternativas
Cualquier otro trabajo del estudio, Machinarium
Su universo de ciencia ficción es muy original y bonito
Es imposible enfadarse con Growbot, aunque su desenlace se siente atropellado. Corto y sencillito.
Una aventura sencilla, efectiva y que nos anima a actuar con la intuición

Juegos relacionados

Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, Aceskies, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Wuyashen.
×