¡Colabora!
0
Análisis de Goat Similator 3, la ocasión perfecta para hacer el cabra en su mundo abierto
PC PlayStation 5 Xbox

Análisis de Goat Similator 3, la ocasión perfecta para hacer el cabra en su mundo abierto

El juego de las cabras locas regresa en una línea continuista y expandiendo su estructura

Por Juan B.,
0 0 0



Lo que para los suecos de Coffee Stain Studios fue una tarde de experimentar con las posibilidades del motor Unreal y PhysX, se convirtió en un fenómeno de masas. Ni ellos mismos se podían creer cuando, tras tanto experimento, decidieron vender a los inversores un juego con una cabra protagonista que, literalmente, hacía el cabra. Incluso los creadores se mofaban en su página web que no merecería la pena pagar los 10 € que costaba Goat Simulator por aquel entonces. La idea del juego era absurda, pero les funcionó a las mil maravillas gracias a la viralización en YouTube. Es un éxito difícil de replicar, ocurre una vez entre un millón, pero la jugada les salió bien. Tanto es así que ahora, ocho años después del fenómeno, Coffee Stain Studios ha decidido lanzar una continuación que no es otra cosa que el clásico más y mejor (aunque no mucho más). Os contamos lo que nos ha parecido Goat Simulator 3.

De entrada, el nombre ya es una declaración de intenciones. Si buscáis Goat Simulator 2 en Google las únicas búsquedas que aparecen son de usuarios muy despistados que no entienden dónde quedó esa entrega. La realidad es que no existe, es una broma de Coffe Stain Studios, que han decidido saltar automáticamente al número tres. Como era de esperar, esta continuación ofrece un mundo cuatro veces más grande que su antecesor, pero no se queda ahí, ahora hay un pequeño hilo argumental y el hacer el cabra está justificado. No es nada serio, ojo, incluso recompensan con un trofeo si decidimos no saltar la cinemática inicial. En un minuto ya estamos haciendo el cabra y poniendo el mundo patas arriba.



EN LA LÍNEA DEL PRIMERO, PERO CON UNA ESTRUCTURA MÁS TRABAJADA


La historia, si es que se le puede llamar así, arranca con Pilgor, nuestra cabra. Se nos hace un breve recordatorio de todas sus aventuras: su paso por Goat Simulator, su enfrentamiento contra los zombis en GoatZ, sus desventuras por el medievo con GoatMMO o su cruce con Payday. Buenos momentos que quedarán para el recuerdo de aquellos que compraron estos contenidos descargables, pero a Pilgor no le van a salvar de haber sido atrapado por un granjero que le lleva junto al resto de su ganado a la isla ficticia de San Angora. Tras esta introducción y una presentación que homaneja a Skyrim, ya podemos dar rienda suelta a nuestro ingenio para molestar a los habitantes de la isla. Lo bueno es que la historia se queda ahí, porque el contexto tampoco es interesante, lo que de verdad importa es lo que podemos hacer.

"El mapa no está vacío, sino que está repleto de misiones que podemos completar para subir nuestro rango de Iluminati. Son misiones muy sencillas y básicas que no requieren más explicación que la que ofrece la descripción del evento "


Vaya por delante que Goat Simulator 3 es un juego de mundo abierto, no tan grande como a lo que nos han acostumbrado algunas compañías, pero la extensión del escenario es considerable. La isla es nuestra zona de juegos, y en Coffe Stain Studios han aprendido a que pueden hacer exactamente lo mismo pero mejor. El mapa no está vacío, sino que está repleto de misiones que podemos completar para subir nuestro rango de Iluminati (sí, ya os contaré más adelante). Son misiones muy sencillas y básicas que no requieren más explicación que la que ofrece la descripción del evento. Algunas van de recolectar objetos, otras de "ayudar" a los habitantes, algunas de sacrificar hombres de paja para un culto demoníaco y algunas de ellas que son realmente absurdas, como esa en la que el experimento se nos va de las pezuñas y creamos una especie de híbrido entre banana y ser humano.




CAÓTICAMENTE DIVERTIDO, AUNQUE MEJOR EN COMPAÑÍA


Merece la pena resaltar que cumplir estas tareas no son en vano, dado que sus recompensas van desde ítems que podemos utilizar y que cambian un poco la experiencia de juego a unas monedas que podemos canjear en nuestro inventario por nuevos cosméticos. Mi parte favorita de todo esto es que ya no se reduce solo al uso de una cabra, sino que podemos transformarnos en una girafa, en un pez carpa, un espantapájaros o en un cerdo. La mayoría de estos objetos se obtienen con el intercambio de monedas, aunque lo más codiciados llegan a nuestro inventario como recompensa de una misión. Decía que algunos cambiaban nuestra experiencia de juego, aunque nada drástico. El jetpack nos puede lanzar por los aires, y tenemos un parapente para cruzar la isla sin dificultades. Lo mismo para la mochila cohete, que nos propulsará de manera rápida pero imprecisa.

"También existe la posibilidad de jugarlo en modo cooperativo junto a otros tres jugadores, ya sea en local o a través del matchmaking online [...] Desafortunadamente no existe un matchmaking como tal y tampoco con la característica del juego cruzado entre plataformas"


La experiencia de Goat Simulator 3 gira alrededor de completar todas las actividades dispuestas por el escenario con el objetivo de mejorar nuestra secta. Sí, la cabra tiene una secta Illuminati a cuya sede se puede acceder a través de unas torres que hay repartidas por todo el mapa y que hacen las veces de las atalayas de Assassin's Creed, ya que hay que sincronizarlas para descubrir esa porción del escenario y que nos cuenten qué podemos hacer ahí. A medida que completamos actividades, conseguimos puntos de experiencia que aumentan nuestro rango Iluminati, aunque no sirven para nada, realmente, más allá de que la sede se va renovando y añaden nuevos elementos cosméticos a nuestro hogar, pero nada que afecte a nuestra experiencia de juego. También existe la posibilidad de jugarlo en modo cooperativo junto a otros tres jugadores, ya sea en local o a través del matchmaking online. Las actividades a realizar son idénticas, pero además se activan unas nuevas tareas a las que solo se pueden acceder a través del modo multijugador. No son otra cosa que minijuegos competitivos que dan pie a unos piques en buena compañía. Desafortunadamente, en el momento de escribir estas líneas no existe un matchmaking como tal que nos cruce con otros jugadores, solo con amigos, y además tampoco cuenta con la característica del juego cruzado entre plataformas.



CONCLUSIÓN

Por su estructura, Goat Simulator 3 es un simpático híbrido entre Grand Theft Auto y Destroy All Humans, por aquello de una especie "invasora" aterrorizando a los habitantes de la isla. Es un juego divertido, no ha evolucionado en nada, pero sí ha implementado un sistema de progresión y unas actividades mucho más divertidas para engancharnos lo suficiente. No es un título que vaya a sorprender a nadie, pero siempre es de buen recibo estas propuestas que no invitan a otra cosa que no sea divertirse sin más pretensiones. Eso sí, su precio, unos 29,99 €, va a traer cola. No voy a valorar el título por su precio, pero soy consciente de que estamos en unas semanas repletas de lanzamientos y cuesta echarle un ojo a un juego de estas características. Ahora bien, si lo que te apetece es apagar tu cerebro y desconectar de cara a un final de año que pinta apasionante en cuanto a lanzamientos, puede que Goat Simulator 3 sea lo que estás buscando.

Jugado en PlayStation 5. Copia digital proporcionada por Plaion.


Análisis de Goat Simulator 3 para PS5: Análisis de Goat Similator 3, la ocasión perfecta para hacer el cabra en su mundo abierto
Análisis de Goat Simulator 3 para PS5: Análisis de Goat Similator 3, la ocasión perfecta para hacer el cabra en su mundo abierto
Análisis de Goat Simulator 3 para PS5: Análisis de Goat Similator 3, la ocasión perfecta para hacer el cabra en su mundo abierto
Análisis de Goat Simulator 3 para PS5: Análisis de Goat Similator 3, la ocasión perfecta para hacer el cabra en su mundo abierto
Análisis de Goat Simulator 3 para PS5: Análisis de Goat Similator 3, la ocasión perfecta para hacer el cabra en su mundo abierto
Análisis de Goat Simulator 3 para PS5: Análisis de Goat Similator 3, la ocasión perfecta para hacer el cabra en su mundo abierto
Análisis de Goat Simulator 3 para PS5: Análisis de Goat Similator 3, la ocasión perfecta para hacer el cabra en su mundo abierto
Análisis de Goat Simulator 3 para PS5: Análisis de Goat Similator 3, la ocasión perfecta para hacer el cabra en su mundo abierto
Tiene momentos muy graciosos, y todo el equipamiento que conseguimos endulza la experiencia
Acusa la falta de variedad, de un matchmaking y del juego cruzado
Es un juego hecho para pasar el rato sin pretensiones. Ofrece lo que promete, que no es mucho, durante unas cuantas horas.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, Aceskies, elite, Keyser Soze, Mynra, NewRandomAge, tidusin, Wuyashen.
×