¡Colabora!
0
El caballero más
Arcade

El caballero más "andante"

Tres años después Sir Arthur tiene que volver al tajo y rescatar a la princesa, aunque esta vez cuenta con más recursos

Por Gladiator,
0 0 0


Uno de los argumentos más recurrentes a la hora de rodar una película, dibujar un cómic o programar un videojuego es el de contar las aventuras de un caballero andante en pos de rescatar a una indefensa princesa de las garras de un dragón o de las de la más vil de las criaturas salida del mismo infierno. A fin de cuentas exaltar los nobles valores de un caballero de la edad media es algo que se vende fácilmente.

Al menos eso es lo que debieron pensar en Capcom hace ahora casi veinte años cuando lanzaron Ghost 'n Goblins, uno de los títulos más memorables que han visitado un salón recreativo. Tras el notable éxito alcanzado por el juego, que lo llevó a todo tipo de consolas de ámbito doméstico, y como suele ocurrir en estos casos, no tardo en recibir una secuela, que fue publicada bajo el título de Ghouls 'n Ghost. El juego fue lanzado en el país del sol naciente bajo el nombre de Daikamura que viene a significar algo así como Gran Poblado del Mundo del Demonio, título que define claramente lo que nos espera en el juego, aunque en occidente tampoco se quedaron cortos, y es que la traducción del título mencionado viene a ser algo así como Fantasmas y Espíritus Necrófagos.

Dice el refrán que cuando algo funciona es mejor no cambiarlo, es por esto que Capcom -con muy buen criterio todo sea dicho- decidió utilizar la misma fórmula, limitándose a actualizar algunas de las fases, que no a cambiarlas del todo, crear nuevas armas y power ups en forma de magia, para que su caballero no tuviera tantas dificultades con algunos enemigos, y volvió a situarle en el compromiso de liberar a su amada de las manos del mismísimo Lucifer, que en el juego es denominado Loki.

Centrándonos en el apartado técnico del juego, podría decirse que Capcom realizó un buen trabajo con los gráficos, destaca sobre todo un gran diseño de los fondos de los escenarios que se recorren, en los que se pueden apreciar diferentes detalles que ponen de manifiesto la desolación del entorno. Igualmente reseñables son los modelados de los enemigos, que tienen todo tipo de detalles, como el moho que aparece en las juntas de las armaduras de los enemigos de la tercera fase, la que se desarrolla en parte con un scroll vertical, o las plumas que flotan en el aire al aniquilar a los buitres que esperan a la salida del cementerio en la primera fase. Sin embargo hay un hecho que ensombrece este gran trabajo, y es, ni más ni menos que la aparición de ralentizaciones en momentos puntuales del juego, cuando hay un exceso de elementos móviles en pantalla, cosa que se acentúa sobre todo a mediados de la primera fase, cuando se recorre el bosque antes de llegar a la explanada del enfrentamiento con Shielder. Quizás esto también se deba al considerable tamaño de algunos enemigos, pero lo cierto es que se deja notar al verse alterada la jugabilidad por el entorpecimiento de nuestros movimientos, lo cual derivará la mayoría de las veces en la pérdida de una vida, o, en el mejor de los casos, en la pérdida de la armadura.

A un nivel similar raya el apartado sonoro, que está compuesto de tétricas melodías de similar factura a las presentes en la primera entrega de la saga. Cada fase cuenta con su propia melodía aunque también hay otras para momentos claves del juego como algunas luchas con jefes finales de fase o la escena de introducción del juego. Los efectos de sonido, por su parte, están muy bien conseguidos y representan fielmente su cometido, con ellos identificaremos rápidamente si un enemigo es invulnerable, si otro va a emerger de una tumba, como en el caso de los zombis, o del fuego, como las huestes voladoras de Cerberus; además los hay para dar y tomar, y en muy pocas ocasiones se repiten.

En lo que se refiere al control, éste es más bien sencillo, con la palanca de la recreativa moveremos a nuestro personaje mientras que utilizaremos los dos botones habilitados para las principales acciones, saltar y atacar con el arma. El juego es bastante rápido con lo que en muchas ocasiones echaremos en falta una mayor precisión en los movimientos del caballero, sobre todo en la tercera fase, en la zona de las lenguas, antes de llegar a Gassuto.
El título original es Daikamura aunque como ocurrió con la primera entrega fue cambiado en occidente
El título original es Daikamura aunque como ocurrió con la primera entrega fue cambiado en occidente
Capcom ha diseñado nuevas fases aunque muchas están inspiradas en su predecesor
Capcom ha diseñado nuevas fases aunque muchas están inspiradas en su predecesor
La cruz del apartado gráfico con sus ralentizaciones se producirá a menudo en la fase del bosque
La cruz del apartado gráfico con sus ralentizaciones se producirá a menudo en la fase del bosque

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 1988
Desarrollado por: Capcom
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×