¡Colabora!
0
Análisis de Front Mission 2: Remake - La guerra táctica de mecas de PlayStation, ¿actualizada?
Nintendo Switch PC PlayStation 4 PlayStation 5 Xbox Xbox One

Análisis de Front Mission 2: Remake - La guerra táctica de mecas de PlayStation, ¿actualizada?

Forever Entertainment y Storm Trident bucean en el catálogo de la primera PlayStation para recuperar la segunda entrega Front Mission, por primera vez en Europa.

Por Andrés JC,
0 0 0

En un ejercicio de recuperación sin precedentes, Square Enix anunció tres remakes de su franquicia Front Mission, una de las series de RPG táctico más desconocidas en Europa. Su primer lanzamiento, Front Mission Remake (del original de Super Nintendo) tuvo buena acogida y una moderada aceptación, aunque se quedó a la sombra de otros remakes recientes de la época como Live a Live o Tactics Ogre: Reborn. La segunda entrega, ya de naturaleza 3D, fue un juego de PlayStation (originalmente titulado Front Mission Second) que añadía más profundidad estratégica y narrativa.

Front Mission 2: Remake ha sido desarrollado por Storm Trident, un estudio polaco que ya ha trabajado en otras franquicias veteranas, como Magical Drop VI. ¿Qué pretendía Square Enix resucitando Front Mission y encargando remakes a un estudio externo? Es una práctica habitual de la compañía japonesa en los últimos tiempos, y pone de relieve la enorme riqueza de temáticas y públicos que SquareSoft y Enix habían trabajado en los 90. El caso concreto de Front Mission 2, hasta ahora exclusivo de Japón, es realmente interesante porque es un juego ambientado en otros países asiáticos y con varios personajes de origen australiano, pero con los robots gigantes comandados por soldados, los mecas, como seña de identidad de la serie.

Una sangrienta guerra civil ha estallado

Año 2102, base militar de Alordesh (anteriormente conocida como Bangladesh). La presencia de la OCU (Oceania Cooperative Union) es cada vez mayor, con varias bases militares distribuidas por el territorio del Océano Pacífico. Los wanzers son las principales armas que garantizan la seguridad en esta época futurista, pero en la guerra hay cosas que nunca cambian. Un ejército golpista emerge en Daukandei y se hace con el control del país. Sus principal proclama es recuperar la soberanía de Alordesh, un movimiento inesperado que pone en peligro a varios batallones de la OCU destinados en la región.



Los mecas de Front Mission, llamados wanzers, no son muy diferentes a los de otros juegos de esta naturaleza, como Armored Core o MechCommander. Son armas de destrucción utilizadas por todas las fuerzas militares para ejercer el control sobre una zona. Tan pronto como la guerra civil estalla en Alordesh, tres historias progresan en paralelo: la huida de Ash y su tripulación, soldados wanzer de OCU que se ven indefensos ante el ataque rebelde; la lucha por la supervivencia del capitán Thomas y sus subordinados en Alordesh; y la misión de infiltración e inteligencia comandada por Lisa, que persigue entender lo que hay detrás del conflicto para dinamitarlo desde dentro. Estas tres historias progresan de forma alternativa, cruzando sus caminos en ocasiones, empleando un guion realmente brillante y adelantado a su época que hoy en día resulta fresco y emocionante.

«Tan pronto como la guerra civil estalla en Alordesh, tres historias progresan en paralelo»


El tono de Front Mission 2: Remake es explícitamente adulto, maduro y político, profundiza en la complejidad de la guerra. Es un relato de ciencia ficción donde lo aparente (los wanzers, robots gigantes tripulados) es solo la superficie. A diferencia de otras series de similar temática que hemos jugado recientemente, como Armored Core, aquí los personajes tienen una importancia capital y otorgan mucha tridimensionalidad. Aunque la forma de narrar la historia es bastante expositiva, ya que se realiza a través de diálogos sin voces y con los retratos de los personajes, tiene una personalidad incuestionable.



Estamos ante un juego de estrategia táctica, con toques de rol, similar a otras series como Fire Emblem, Final Fantasy Tactics o The Banner Saga. los personajes suben de nivel y aprenden ciertas habilidades, pero lo más importante es su desarrollo como pilotos de wanzer, y por supuesto la configuración del wanzer. Existen varias características con las que tenemos que jugar para crear un escuadrón equilibrado: el tipo de piezas del wanzer, las dos armas en cada brazo, y los extras que podemos equipar. Todo esto suena diferente al rol táctico habitual, y efectivamente lo es.

Un remake mejorable

Hay muchos conceptos que aprender en Front Mission 2: Remake para jugar correctamente, y la mala noticia es que es muy laborioso hacerlo al principio. El tutorial del juego está diseminado en dos opciones distintas, la interfaz es bastante poco práctica y mucha información está abreviada o directamente mal traducida en español. Es habitual que para realizar una acción muy sencilla tengamos que hacer varios pasos adicionales, o pasar por varias pantallas de carga innecesarias. Este es el tipo de trabajo debería haber solucionado un remake, y por desgracia no lo ha hecho.

«Cuando un wanzer pierde los dos brazos ya no puede atacar y se convierte en una furgoneta que solo sirve para hacer bulto»


Una vez adquirimos el conocimiento necesario para jugar, encontramos un sistema de juego muy estimulante. Los combates entre wanzers exigen utilizar unas estrategias muy diferentes, ya que la máquina se puede destruir por partes. Cuando un wanzer pierde los dos brazos ya no puede atacar y se convierte en una furgoneta que solo sirve para hacer bulto. Si destruyen las piernas, solo avanza una casilla por turno, mientras que destruir el cuerpo significa la destrucción total del wanzer. No es posible elegir a qué parte atacar, pero determinadas configuraciones hacen más probable apuntar o defenderse con más eficacia. La alta variabilidad de este sistema recuerda a la serie XCOM, juegos conocidos por su alta dificultad y exigencia, lo mismo que Front Mission 2: este es un juego complicado.



La complejidad del combate contrasta con lo pequeños que son los escenarios y el reducido número de unidades que hay a nuestra disposición. Este es un juego que se desarrolla en espacios pequeños, y a menudo con objetivos muy simples. Sin embargo, hay que darle otro tirón de orejas al remake, porque no siempre deja claro cuál es la condición de victoria y derrota, y además los arreglos gráficos no mejoran particularmente la visibilidad 3D. Aunque el juego fue construido para Switch, es un juego técnicamente muy pobre y artísticamente precario, quedando incluso por debajo del original de PlayStation en algunos momentos. Animaciones, texturas y el acabado general de la interfaz son muy inferiores de lo que podrían ser, dando como resultado un juego bastante áspero visualmente.

Conclusiones

Vivimos en una época en la que se están recuperando muchos juegos de hace 20 y 30 años con resultados magníficos, y reconstruyendo de diferentes grados el concepto original. En este contexto, Front Mission 2: Remake se siente muy por debajo de la norma. Se echan en falta mejoras, se percibe un resultado visual poco atractivo y hay varios errores de traducción y usabilidad que estropean la experiencia. Hay un gran juego debajo de todos estos defectos, si tienes la paciencia para llegar hasta él.

Análisis de Front Mission 2 Remake para Switch: Análisis de Front Mission 2: Remake - La guerra táctica de mecas de PlayStation, ¿actualizada?
Análisis de Front Mission 2 Remake para Switch: Análisis de Front Mission 2: Remake - La guerra táctica de mecas de PlayStation, ¿actualizada?
Análisis de Front Mission 2 Remake para Switch: Análisis de Front Mission 2: Remake - La guerra táctica de mecas de PlayStation, ¿actualizada?
Análisis de Front Mission 2 Remake para Switch: Análisis de Front Mission 2: Remake - La guerra táctica de mecas de PlayStation, ¿actualizada?
Análisis de Front Mission 2 Remake para Switch: Análisis de Front Mission 2: Remake - La guerra táctica de mecas de PlayStation, ¿actualizada?
Análisis de Front Mission 2 Remake para Switch: Análisis de Front Mission 2: Remake - La guerra táctica de mecas de PlayStation, ¿actualizada?

Alternativas
Tactics Ogre Reborn, XCOM
Historia muy bien narrada y con personajes interesantes. La banda sonora reinterpretada es notable
Pobres arreglos jugables. Visualmente poco agradable, incluso peor que el original.
Un gran juego táctico manchado por un deficiente remake, que merecía mucha más atención y cuidado
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×