¡Colabora!
0
Con los ecoterroristas - Review FFVII Remake
PC

Con los ecoterroristas - Review FFVII Remake

El clásico de PlayStation renace ahora en PC, una aventura histórica con rediseño moderno

Por Andrés JC,
0 0 0

Acometer un remake de Final Fantasy VII debe ser una tarea espeluznante. Es un juego adorado, icónico y referente, y traerlo a la actualidad debió producir sudores fríos más de una vez a Tetsuya Nomura, director del proyecto. Erigido como el principal ideólogo de Square-Enix, Nomura colaboró en el diseño de personajes del juego de PlayStation, así que como poco, era una persona con cierta autoridad para enfrentar la tarea. Final Fantasy VII Remake (2020) para PlayStation 4 fue el punto de partida de lo que se convertirá en una serie de entregas cuya base es reinventar el séptimo Final Fantasy, y su versión Intergrade (2021) ha llegado a PlayStation 5 y PC con contenido adicional y ciertas mejoras.

Una épica cyberpunk

Si no habías oído hablar de FFVII Remake, he aquí una breve sinopsis. Un grupo de activistas llamado Avalancha decide actuar de forma contundente (y explosiva) contra lo que ellos consideran el eje de todos los males, la compañía energética Shinra. Esta megacorporación está ubicada en Midgar y desde ahí ejerce sus operaciones, una estampa icónica de los videojuegos. Midgar es una ciudad erigida sobre unos suburbios y repleta de estructuras metálicas, tuberías y los temibles reactores que extraen la energía del planeta, un símbolo de la industrialización decadente. Los dos niveles de la ciudad sirven como un separador de clases: los pobres contemplan desde el frío suelo cómo una enorme plataforma metálica tapa el cielo, donde vive la clase acomodada, mayormente empleados de Shinra. Nuestro protagonista es Cloud, un mercenario de orígenes convulsos que solo participa en los planes de Avalancha para sacarse un dinero... pero poco a poco se verá arrastrado hacia un destino mucho mayor que está conectado con su pasado.


Todas las escenas memorables están representadas con mimo, y un puñado más de nueva cosecha


Este era el prólogo de Final Fantasy VII (1997) que ahora se ha convertido en una entrega de pleno derecho, cubriendo más o menos una cuarta parte de la historia original. Remake Intergrade, pese a su nombre, es más bien una reinvención: modifica profundamente elementos originales, añade nuevos elementos argumentales e incluso se permite ser consciente de la obra original y actuar al respecto. Se mueve en un delicado terreno entre homenajear el gran clásico, e integrar la fórmula de los Final Fantasy actuales. Es un trabajo que procura atraer tanto a los fieles de lo antiguo como a las nuevas generaciones.

«Este es un relato de personajes, donde el carisma de cada uno de ellos se ha potenciado de manera incontestable»


La ambición creativa de Nomura es muy grande, pero es capaz de satisfacer varios de sus objetivos. No hay duda de que ver los momentos inolvidables de 1997 en un juego con los estándares técnicos de 2021 es una delicia que presenciamos pocas veces. Nomura tenía claro que los personajes son el eje de la historia, y por eso, su capacidad expresiva y constante protagonismo son el motor de la aventura. Todo está construido para hacer brillar a Cloud, Tifa, Barret, Aeris, y de forma adicional también a Biggs, Wedge y Jessie, personajes secundarios que en esta ocasión han ganado mucho protagonismo y profundidad. Este es un relato de personajes, donde el carisma de cada uno de ellos se ha potenciado de manera incontestable, todo ello a hombros de una dura crítica contra el sistema y su nula moralidad medioambiental.


Todos los personajes participan activamente en la trama, y es difícil no quererlos


A lo largo de 18 capítulos, Remake Intergrade nos sumerge en un mundo distópico la mar de interesante. La historia, aunque mantiene cierto maniqueísmo, aprovecha su condición de metáfora sobre la sociedad altamente industrializada para arrojar reflexiones sobre la humanidad, los riesgos y beneficios de la tecnología, el significado del progreso o la presencia de poderes fácticos más allá de la política. Como obra de ciencia ficción, no hay duda de que Final Fantasy VII fue un ejercicio ejemplar, y Remake Intergrade explota las mismas ideas e incluso alguna adicional de forma admirable.

Los riesgos de actualizar un clásico

Final Fantasy VII Remake Intergrade tiene entidad suficiente para ser valorado y disfrutado sin tener en cuenta la obra original, y sin embargo, algunas estridencias se pueden explicar mirando hacia el juego de PlayStation. El desarrollo de la historia incorpora un gran número de eventos y detalles de cosecha propia, con un éxito irregular. En determinados episodios existe contenido, tanto obligatorio como opcional, que busca alargar la duración de la aventura de forma a veces discutible. Esto permite que una trama que en el juego original no alcanzaba las 10 horas, aquí supere las 30, e incluso alcance media centena para jugadores completistas. En ocasiones estos episodios adicionales casi parecen haber formado parte del argumento original, cuando profundizan en algún personaje o cuentan más detalles de una subtrama.


Muchos habitantes de Midgar parecen haber salido de un juego distinto, rompen la cohesión estética


No hay duda de que el argumento de Final Fantasy VII es complejo, con muchos hilos avanzando a la vez y actores, tanto principales como secundarios. En este aspecto, el remake hace un buen trabajo y aporta una mayor tridimensionalidad y veracidad a la historia de ciencia ficción que tanto nos cautivó hace dos décadas y lo sigue haciendo. Sin embargo, muchos otros episodios en forma de interludios, niveles demasiado largos o misiones secundarias se sienten forzados e innecesarios. La aventura, que no está exenta de momentos de alta tensión y fuertes emociones, se ve a menudo diluida por estos añadidos. No me cabe duda de que Final Fantasy VII Remake hubiese sido un juego más contundente si estos contenidos se hubiesen recortado del resultado final, aun a costa de disminuir la duración de la aventura. Mantener una duración elevada en un RPG japonés es casi un requisito, pero ¿a qué precio?


Las misiones secundarias se sitúan en momentos de la trama concretos y más o menos justificados, algo de agradecer


Pero en esta estructura tradicional existe cierta monotonía implícita, presente tanto en el juego de 1997 como en tantos otros RPG de corte clásico. El Remake intenta por varias vías huir de esta circunstancia, en un esfuerzo de asemejarse a otros títulos modernos como Final Fantasy XV o Tales of Arise. Encontramos mucha frecuencia de cinemáticas que interrumpen la jugabilidad, a veces de forma justificada y otras no tanto. Esta estructura de guión altera de forma sustancial la experiencia que ofrecía el RPG clásico, cuya separación entre episodios narrativos y jugables se sentía más natural. En este ámbito cabe señalar el número muy elevado de "pasillos de carga", un compromiso llevado a cabo desde la versión de PS4 para compensar la baja velocidad del disco duro del sistema. Y no solo es este el único cambio.

Corte cruzado

El combate es sin duda el aspecto que más dramáticamente ha sido alterado, hasta el punto de convertirse en otra fórmula totalmente distinta. Muchos consideran que el combate con turnos de 1997 ha quedado desfasado; a mí no me gusta usar esa terminología. Sin embargo, es razonable la propuesta elegida por Square Enix de asemejarse a los títulos modernos como FFXV o FFXIII y convertir cada enfrentamiento en pequeños ejercicios de acción directa, con un sistema que mantiene cierto parentesco con el lejano Kingdom Hearts, del ya mencionado Tetsuya Nomura. Los primeros compases de la aventura son un poco planos en este ámbito, pero pasado cierto punto este sistema de combate empieza a funcionar, y uno es capaz de olvidarse por completo de la jugabilidad por turnos original.


Durante el combate es necesario estar pendiente de la acción, pero también de la táctica


La efectividad del combate en Final Fantasy VII Remake se manifiesta por varias vías. Es evidente su espectacularidad visual, que saca a relucir el estilo de lucha de cada personaje, con esquemas de controles parecidos pero complementarios. Ciertos personajes golpean como en un hack&slash, mientras que otros tienen énfasis en lanzar proyectiles a distancia; el jugador debe ir aprendiendo con una curva de dificultad bastante bien ejecutada en qué momento debe controlar a cada uno, y qué habilidades utilizar. Sin querer entrar en tecnicismos jugables, la clave del combate reside en combinar con soltura los ataques convencionales con el resto de acciones, que sí tienen restricciones para su uso. De esta forma, se le exige al jugador saber gestionar sus recursos al mismo tiempo que debe estar atento a los enemigos para atacar o esquivar.

«No hay duda de que Square Enix está muy cerca de encontrar un nuevo estándar para esta dimensión de sus RPG, aunque todavía tiene camino por recorrer»


Este sistema brilla especialmente durante las batallas contra los jefes, enemigos pesados que necesitan ciertas estrategias para caer. Algunos combates resultan verdaderamente frenéticos, en los cuales es esencial aprender los patrones del enemigo y por supuesto haber equipado correctamente a nuestro equipo con las materias adecuadas, que permiten aprender magias o combinar habilidades. No hay duda de que Square Enix está muy cerca de encontrar un nuevo estándar para esta dimensión de sus RPG, aunque todavía tiene camino por recorrer. En ocasiones, el combate se vuelve algo caótico cuando hay muchos enemigos al mismo tiempo que no caben en la pantalla, y que quedan fuera de nuestro control. También tiene mucha dependencia de la IA, con la que combatimos codo con codo, que a veces tiene comportamientos erráticos. Por otro lado, se pueden producir situaciones contraintuitivas como vernos obligados a golpear a un enemigo invulnerable, solo para que el sistema nos permita utilizar un hechizo; por suerte no es lo habitual.

Una versión para PC poco afortunada

Como ya habíamos indicado, Final Fantasy VII Remake Intergrade es un port del mismo título para PS5, e incluye mejoras y un capítulo adicional llamado Episode Intermission ausentes en la edición original de PS4. El trabajo efectuado específicamente en la versión de PC, sin embargo, es bastante escaso. Las opciones gráficas son muy escuetas, y no permiten sacar el máximo rendimiento posible ni con un equipo de alta gama, tal y como señala Digital Foundry, medio especializado en análisis técnico. La experiencia no es la que hubiese podido ser, y además adolece de problemas menores ocasionales que estropean la experiencia. Determinadas configuraciones extraoficiales permiten mejorar los resultados, según señala la misma fuente.



El contenido adicional Episode Intermission es sin duda una ventana al futuro de este proyecto por revitalizar Final Fantasy VII. La protagonista es Yuffie, personaje procedente de 1997 que se introduce en la historia de Midgar a través de una historia que sucede paralelamente al juego principal, y que contiene contenido argumental creado desde cero casi en su totalidad. A pesar de ser una aproximación tímida y todavía no del todo alejada de la experiencia original, ofrece más motivos para mantener el interés en las próximas entregas de Final Fantasy VII Remake, con nuevas mecánicas de juego y personajes de reciente creación.

Conclusiones
Nos encontramos ante un trabajo que busca recuperar parte de la esencia que hizo popular a Square, un renacimiento del espíritu del gran clásico Final Fantasy VII. Con sus muchas luces y pocas sombras, Remake Intergrade ofrece una oportunidad para Square Enix de reformular una obra icónica, que no por ello perfecta, que ya en su arranque ofrece sensaciones notablemente positivas. No está exento de ciertos compromisos, que se han presentado al remodelar lo que antes era un prólogo y ahora es un juego completo, pero su énfasis por hacer un remake atrevido es digno de celebrar.

Jugado en c. Copia digital proporcionada por Koch Media.


Análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade para PC: Con los ecoterroristas - Review FFVII Remake
Análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade para PC: Con los ecoterroristas - Review FFVII Remake
Análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade para PC: Con los ecoterroristas - Review FFVII Remake
Análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade para PC: Con los ecoterroristas - Review FFVII Remake
Análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade para PC: Con los ecoterroristas - Review FFVII Remake
Análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade para PC: Con los ecoterroristas - Review FFVII Remake
Análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade para PC: Con los ecoterroristas - Review FFVII Remake
Análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade para PC: Con los ecoterroristas - Review FFVII Remake

Alternativas
Final Fantasy XV, Tales of Arise
La recreación de Midgar. Sistema de combate con mucho potencial
Tiene problemas de ritmo jugable y narrativo. Rendimiento poco trabajado
Una revisión visual y jugable sin precedentes de un icono, que exhibe bravura

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 16 de diciembre de 2021
Desarrollado por: Square Enix
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, Aceskies, Doscv, elite, Keyser Soze, Mynra, NewRandomAge, Wuyashen.
×