¡Colabora!
0
Cuando lo haces todo bien
Nintendo Switch PC PlayStation 4 PlayStation 5 Xbox Xbox One

Cuando lo haces todo bien

Un metroidvania que no innova pero que está en el sobresaliente desde el principio

Por Keyser Soze,
0 0 0

Versión analizada para Nintendo Switch, cortersía de Player Two PR


Año 1986. Nintendo saca para su primera consola portátil, Game Boy, un juego de acción y exploración. Lo que parecía ser un plataformas resulta ser algo mucho más complejo. Aún no lo llamamos backtracking pero está ahí. Contemporáneamente al lanzamiento de Metroid sucede que Konami saca su primer Castlevania, esta vez para, entre otras, la consola de sobremesa de la Gran N, su Nintendo Entertainment System (NES). Fundido a negro, corte a 1997. También Konami, continuando una saga que ya se ha asentado, lanza al mercado Castlevania: Symphony of the Night. Al principio desapercibido pero en no demasiado tiempo considerado otro ejemplo de un género que aún no tenía nombre. Super Metroid había salido años antes, en 1994. El primero agrega dosis de RPG a la mezcla. El segundo había vitaminado la forma en que se desarrollaban este tipo de aventuras, sus biomas, la exploración y la forma en que los power ups desbloquean y nos permiten avanzar. Fundido a negro. Corte a 2009. Hidetaka Miyazaki y From Software, una por entonces desconocida compañía japonesa lanzan Demon's Souls. Tosco y feo, algo onírico y medieval, un juego en tercera persona que incluye una mecánica muy concreta en la forma en que caemos eliminados y por consiguiente continuamos.

Estamos ya en 2021. Se ha lanzado Ender Lilies: Quietus of the Knights y tiene un poco de todo lo anterior. Hoy ya hablamos sin pudor de backtracking, power ups y, sí, metroidvanias. La lista es larga. Hollow Knight, Guacamelee!, Ori and the Blind Forest, Axiom Verge y un larguísimo etc componen la orquesta sinfónica de un género que no para de crecer y tratar de reinventarse entre tanto lanzamiento. Tratar de reinventarse aquí, en el caso que nos ocupa, hay que cogerlo con pinzas. Ender Lillies es un título que no transmite ego, pomposidad ni un enfoque pretencioso. Eso no quiere decir que no tenga la ambición de ser un buen juego. Nada más lejos de la realidad, lo es. Pero una cosa es querer ser un buen juego y otra cosa es querer cambiar la industria, hacer historia o cosas rimbombantes que, spoiler, suelen salir mal. Y una gran parte del éxito del título es que tiene bien claro lo que quiere ser. Si respondemos a esa pregunta la única respuesta que nos sale es que lo que quiere ser es un muy buen metroidvania. Y lo consigue. Veamos por qué.

Los bancos sirven para transportarse, descansar y rellenar almas, como en Hollow Knight


Primero de todo tenemos que hablar de su historia. Si bien, no queremos engañaros, funciona lo cierto es que por momentos nos ha parecido algo más accesoria de lo normal. No importa, tanto su argumento como su guión no aportan nada nuevo en el horizonte. Además mucha de esa historia se produce fuera de las escenas de juego, en textos y objetos que requieren leer. Si estás enganchado puede que no sea lo que más apetezca para según qué tipo de jugador o jugadora seas. Si vemos la propia sinopsis que hacen sus desarrolladores, observaremos que Ender Lilies transcurre en Finisterra. El Diluvio Mortal cayó repentinamente de los cielos, transformando a todos los seres vivos en impuros, muertos vivientes consumidos por la ira. Y en ese contexto encarnamos a Lily que, bueno, tendrá que reconstruirlo todo.

Si entramos en materia ya de gameplay lo primero que cabe destacar es que el título permite diferentes vehículos para transitar su desarrollo. Esto es, cada jugador o jugadora tendrá su propio estilo de juego. Invocando a espíritus de héroes pasados, que serán quienes repartan estopa en nuestro lugar, iremos desarrollando sus habilidades conforme vayamos derrotando jefes. En algunos tendremos que seguir una pauta más o menos concreta, en otros seremos nosotros y nosotras quienes tendremos la posibilidad de elegir el estilo. Si a esto le unimos unas reliquias, que funcionan de manera idéntica a los amuletos en Hollow Knight, el abanico de posibilidades es enorme. El combate será así un aliciente siempre para seguir jugando. Es divertido, engancha y nos invita a probar tácticas diferentes. Quizás, y por ponerle alguna pega, la IA de algunos enemigos rasos deja algo que desear. Los jefes, sin embargo, son otra genialidad por tamaño y estrategias.

Incluso las criaturas más letales de Finisterra gozan de un interesante diseño


El diseño de escenarios es una absoluta maravilla. El backtracking según avanzamos va teniendo más sentido y cabida y tendremos que ir dando vueltas por él como buen metroidvania que se precie. Eso sí, no resulta a veces excesivamente vasto y perezoso a la hora de alguno de esos trayectos. Todo está en su justa medida. Además, también como en Hollow Knight tendremos unos bancos y un transporte que nos ayude a llegar de unas zonas a otras más fácilmente. Bancos que también sirven para rellenar almas con las que curaremos nuestra vida y que durante el juego obtendremos de unos capullos de flor colocados en determinados sitios. También en su justa medida están los coleccionables y secretos que se esconden tras paredes una tremenda multitud de paredes ocultas. Y es ese momento "aspiracional" de poder controlarlo todo, tener todas las habilidades y llegar a cada sitio lo que hace efectivo y adictivo el título. Conseguir completarlo al 100% es un reto que no pocos jugadores y jugadoras encararán. El juego está hecho a ello y te incita a completarlo de esta manera. Una pega aquí es que el minimapa aunque indica bien las zonas y por donde existen las conexiones con el siguiente bioma solo hace en forma de un cuadrado estático que no especifica exactamente en qué lugar del bioma te encuentras, solo y simplemente si estás en él.

Conclusión

Técnicamente el juego es una delicia. El diseño artístico está a la altura de los mejores y la música, aunque quizás algo repetitiva, aporta una ambientación sin la que Ender Lilies no sería el mismo. Tonos de iglesia y piano que le quedan como anillo al dedo a un desarrollo técnico y artístico de máxima altura. En definitiva Ender Lilies: Quietus of the Knights es un juego que saliendo de la nada llega para quedarse con el todo. En un momento donde estamos a la espera de secuelas de los grandes del género nos llega un juego que compite de tú a tú con todos ellos sin tener que envidiarles absolutamente nada. Un juego que mezcla a la perfección lo soulslike y los metroidvania, con muy pocas pretensiones pero haciéndolo todo absolutamente bien. Vale cada euro que nos pidan por él.
Análisis de Ender Lilies: Quietus of the Knights para Switch: Cuando lo haces todo bien
Análisis de Ender Lilies: Quietus of the Knights para Switch: Cuando lo haces todo bien
Análisis de Ender Lilies: Quietus of the Knights para Switch: Cuando lo haces todo bien
Análisis de Ender Lilies: Quietus of the Knights para Switch: Cuando lo haces todo bien
Análisis de Ender Lilies: Quietus of the Knights para Switch: Cuando lo haces todo bien
Análisis de Ender Lilies: Quietus of the Knights para Switch: Cuando lo haces todo bien
Análisis de Ender Lilies: Quietus of the Knights para Switch: Cuando lo haces todo bien
Análisis de Ender Lilies: Quietus of the Knights para Switch: Cuando lo haces todo bien

Alternativas
Hollow Knight, Ori, Guacamelee.
Su música, su ambientación, el gameplay, los diferentes biomas, su diseño artístico.
La IA de los enemigos y algunos hitboxes se podrían mejorar.
¿Se le podría pedir más? Es posible. ¿Lo necesita? No.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Runa.
×