¡Colabora!
0
La plaga que vino de las estrellas
PlayStation 4

La plaga que vino de las estrellas

Sandlot pasa el testigo de su serie más conocida a Yuke’s, otros que saben de juegos raros.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Sandlot lleva lustros alistándonos en la Fuerza de Defensa Terrestre para defender a la humanidad de toda la escoria extraterrestre que intenta invadirnos. Hemos combatido contra hormigas como autobuses, arañas del tamaño de la cabeza de Ernesto Sevilla y con ejércitos de robots tan numerosos como la cantidad de frikis que han salido en First Date. Y hemos sobrevivido. A todo eso. Mismamente, hace pocos meses combatimos en Earth Defense Force 5, pero ahora la batalla es muy distinta. Al igual que ocurrió con EDF: Insect Armageddon, otro estudio de desarrollo se encarga de ofrecer otro punto de vista de esta franquicia. Si en aquel caso fue el estudio norteamericano de Vicious Cycle Software, ahora le toca el turno a Yuke’s, nipones como Sandlot y especialistas en títulos de la serie de lucha libre WWE 2K desde hace la tira de tiempo. Les mantenemos un venerable respecto porque en su momento parieron Soukaigi bajo el amparo de Square Soft para la primera de las PlayStation, pero ya les toca darnos una alegría de esa categoría.

En esta ocasión hay trama. Bueno, algo parecido. Durante una invasión alienígena, la EDF sufre la pérdida de todo un batallón. Fue durante la misión Hada Roja, cuando la nave enemiga Hivecraft estuvo a punto de soltar su ataque más devastador, pero el último miembro de infantería de la fuerza de defensa terrestre tuvo el suficiente arrojo para aguantar las hordas de insectos gigantes y destruir el arma antes de su ataque. Eso fue hace siete años. Siete años en los que el héroe ha permanecido en coma. Nosotros encarnamos a ése anónimo personaje, le daremos un nombre y una apariencia (editor mediante) para saltar de nuevo a la acción. Han pasado los años pero los "Agresores", como se conoce a esta fuerza hostil, no han cesado de intentar invadir nuestro planeta con todas especies de bichos conocidas y un ejército de enormes robots capaces de arrasar ciudades a su paso. Nosotros lo impediremos, cueste lo que cueste.

Tinder puede ser un lugar maravilloso para encontrar a alguien especial.


Después de tantas entregas, nos parece lógico que la serie experimente cambios. Que se intenten innovaciones que le den un poquito de aliño a la mezcla de disparos, recolección de armas y enemigos sacados de películas de serie B de los años cincuenta. En este Iron Rain se mantienen dos de tres, y ahí es donde viene el problema. A ver, hay disparos y bichos, pero el sistema de progreso basado en recoger cajas de armas aleatorias y blindaje que mejore a largo plazo nuestra resistencia se cambia por la recolección de unas gemas de colores que sueltan algunos enemigos. Estas gemas, junto a una cantidad de monedas (ganadas por terminar cada nivel), permiten comprar equipamiento como armas, objetos y una mayor cantidad de resistencia a los impactos. Pasamos del “looting” más obsesivo al ”crafting” reducido a la mínima expresión, ya que solo hay tres tipos de gemas (rojas, azules y verdes) para amasar. Hay quien puede creer que el secreto de la serie Earth Defense Force estaba en la temática, pero no, éso era solamente el cebo para picáramos. Y estos cambios lo ponen de manifiesto.

En esta ocasión también tendremos varios tipos de personajes para escoger, cada uno con sus peculiaridades y ventajas. Entre ellos encontramos el clásico Trooper, el ágil Jet Lifter que puede volar mientras asestamos espadazos y el contundente el Heavy Striker que sacrifica movilidad por la resistencia de sus campos de energía. Pero el más llamativo es el nuevo Prowl Rider, una nueva categoría con la que podremos "controlar" a uno de nuestros enemigos para usarlo a nuestro favor, como medio de transporte por ejemplo para desplazarnos y combatir al enemigo. Algunos escenarios son muy grandes y nos permitirán entrar en vehículos como si de un Grand Theft Auto se tratase... pero nada como utilizar una enorme hormiga como montura para perseguir y destruir todo un hormiguero. Otra variante en esta nueva entrega es una facción que actuará contra nuestros intereses. En algunos niveles los miembros de la rebelión Kindred entrarán en escena para robarnos las gemas de poder que sueltan los "Agresores"... hasta el punto que harán cualquier cosa por conseguirlas, incluso atacarnos. Cuidadito que tenemos el enemigo en casa.

En casa no tenemos ratas, se las comen las cucarachas.


Nunca la serie ha sido referente en lo técnico, es más, solo le habíamos pedido cantidades enormes de bichos a los que disparar, repercutiera en ralentizaciones de imagen o no. Este Iron Rain intenta parecer más cuidado y nos muestra lugares más variados, con insectos mejor animados y una perspectiva nueva al hombro como si de un Gears of War se tratara (tranquilos, se puede poner la vista de siempre). El problema es que nos da la sensación que tenemos menos enemigos en pantalla (aunque hay muchos) y que en esa variedad de escenarios, hay mucho cartón piedra, como la ciudad enterrada en arena que parece sacada de Spec Ops: The Line, que llama la atención nada más verla para empezar a notarle carencias en cuanto correteamos un poco por ella. Como novedad, por lo menos en lo que respecta a las últimas entregas, el título llega con subtítulos en castellano. Queda gracioso que al terminar cada una de las 52 misiones veamos una secuencia en la que los integrantes de la EDF parlotean contando sus cosas mientras viajan en la nave que les lleva de vuelta a la base. Lo que no terminamos de ver es lo del multijugador, no por el inevitable cooperativo (dos a pantalla partida y con hasta seis jugadores en el online en esta ocasión) que invita a que echemos más horas de las recomendables para nuestra salud, si no por el modo "Conquista" en el que dos grupos de jugadores (EDF vs Kindred) de cuatro integrantes por facción pelearán por hacerse con el mayor número posible de gemas que suelten los enemigos.

EDF: Iron Rain cumple: hay bichos, hay armas y hay muchas de horas de juego. Todo eso junto a varias novedades destacables y un nuevo "aire" que impregna la serie sin emborronar su esencia. Sus puntos fuertes siguen, con otro estilo, pero no nos termina de convencer la idea de recoger gemas en lugar de cajas con contenido aleatorio. Por lo demás, bien, no vamos a pedirle un apartado técnico deslumbrante, pero en estas ocasión vemos buenas ideas con detalles impropios, como escenarios bien pensados pero que no han sabido rellenar convenientemente. No le llega para hacernos olvidar la última entrega, el estupendo Earth Defense Force 5, pero dentro de lo mismo ofrece interesantes propuestas que agredecerán los acérrimos de la serie. Nos quedamos con ese mastodóntico cooperativo para seis jugadores aunque no tengamos tantos amigos en la vida real y con los enemigos finales, tan sucios y aterradores como una visita al proctólogo. Yuke's lo ha intentado, y la verdad es que han estado cerca de estar a la altura de Sandlot.

Análisis de Earth Defense Force: Iron Rain para PS4: La plaga que vino de las estrellas
Análisis de Earth Defense Force: Iron Rain para PS4: La plaga que vino de las estrellas
Análisis de Earth Defense Force: Iron Rain para PS4: La plaga que vino de las estrellas
Análisis de Earth Defense Force: Iron Rain para PS4: La plaga que vino de las estrellas
El multijugador para 6. Los enemigos finales. La nueva clase que nos permite cabalgar una hormiga.
La nueva forma de conseguir el equipamiento no llena. Menos enemigos en pantalla de lo acostumbrado.
El cambio de equipo de desarrollo aporta novedades importantes sin sacrificar el espíritu de la marca. Les ha faltado hilar un poco más fino.

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 11 de abril de 2019
Desarrollado por: Yuke's
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×