¡Colabora!
0
Un largo... laaaargo viaje
PlayStation 2

Un largo... laaaargo viaje

Square Enix por fin se decide a traer a Europa la saga de mayor repercusión mediática en el país del sol naciente. ¿El reinado de "Final Fantasy" se ve amenazado por "Dragon Quest"? Quizás no...

Por David García Abril,
0 0 0

Que los RPGs son un género capaz de mover montañas en Japón es algo que cualquiera que esté más o menos informado en videojuegos sabe de sobras. Y si además hablamos de la saga "Dragon Quest" la cosa se sale de madre, ya que es la saga de más éxito en tierra niponas, por delante incluso de nombres como "Final Fantasy", que ya es decir. El fulgurante éxito de una saga capaz de vender millones de copias en cuestión de días nos ponía los dientes largos a los europeos, que veíamos impotentes lo que parecía ser un nuevo caso de juego de gran calidad que no llega a nuestras costas. Pero conozcamos un poco mejor esta saga.

"Dragon Quest" nació en Japón en 1986, de mano del diseñador japonés Yuji Horii. Dentro de la antigua casa Enix, Horii se propuso hacer un videojuego que recogiera los elementos típicos de los juegos de rol en papel y lápiz, que tan populares eran entre los jóvenes y que hasta aquel momento no tenían una representación del todo acertada aparte de algunos intentos en PC. Pero Horii no estuvo solo en su andadura, sino que contó con la colaboración de dos nombres de amplio reconocimiento. En primer lugar, Akira Toriyama, celebérrimo mangaka autor del mítico "Dragon Ball", quien se encargó del diseño de personajes (aunque lógicamente, su trabajo se notó mejor en los artworks que en las imágenes in-game) y Koichi Sugiyama, compositor ampliamente conocido en Japón, que se encargó de las partituras que sonarían en el juego.

Este trío encabezaría un equipo que a la postre se convertiría en el mayor fenómeno videojueguil en la historia del país del sol naciente. La posibilidad de jugar a un videojuego que emulaba fielmente los juegos de rol fue una idea que caló hondo entre los jugadores nipones, lo que catapultó a este juego al estrellato. Como es natural, las secuelas no se hicieron esperar y con cada nueva entrega la popularidad de la saga no hacía más que aumentar, hasta tal punto que el lanzamiento de cada una de dichas entregas llega a colapsar el país. Tanto es así que, por decreto oficial del gobierno nipón, cada nuevo "Dragon Quest" debe ser lanzado en fin de semana. Ahí es nada.

Viendo tanto revuelo en Japón, es normal que a los europeos nos picara la curiosidad. Ahora por fin, en parte gracias a la fusión de Square y Enix, tenemos la oportunidad de catar esta saga que tantas pasiones levanta. "Dragon Quest: El Periplo del Rey Maldito" llega a nuestras costas para abrirnos al mundo creado por Yuji Horii. ¿Será del gusto de los paladares europeos?


Persiguiendo a un brujo.

"Dragon Quest VIII" (DQVIII) es ante todo un RPG, y como tal, este se apoya en un argumento que siguen los protagonistas. Todo comienza en el castillo real del reino de Trodain, dentro del cual fue guardado durante siglos un cetro mágico prohibido sellado. Un día, el misterioso hechicero Dhoulmagus se apodera de dicho cetro y el primer uso que hace de él no es otra cosa que lanzar una maldición sobre el reino y todos sus habitantes, congelándolo en el tiempo. Y para rematar la faena, el rey Trode queda convertido en un extraño monstruo parecido al maestro Yoda con labios superdesarrollados y la princesa Medea en una yegua.

Dispuesto a salvar su reino, el rey maldito decide emprender un viaje en busca del infame Dhoulmagus para recuperar el cetro y deshacer el hechizo. No obstante, no estará solo. Hay una persona que parece no haberse visto afectada por esta calamidad y que se convertirá en su paladín en su peligroso periplo. Un joven de la guardia real que no es otro que... nosotros mismos. Y es que el protagonista, al contrario que en los RPGs tipo "Final Fantasy", carece de personalidad propia y diálogos hablados para que nosotros nos metamos en su piel al instante (del mismo modo que Link en la saga Zelda). Así que una vez le pongamos nombre a nuestro héroe, adoptaremos automáticamente su rol para ser partícipes de la historia, en lugar de meros espectadores de la misma.

Ésta es la premisa de la historia... la cual prácticamente no varía en toda la partida. Durante la mayor parte del juego el argumento se limita a la persecución de Dohlmagus por todo el mundo, pero lo frustrante es que, cada vez que llegamos a un nuevo pueblo siguiendo la pista del interfecto, siempre de un modo u otro ya se ha ido, dejando tras de sí alguna tragedia que nos toca enmendar para conseguir información sobre el siguiente pueblo al que ha ido.

Esto no quiere decir que la historia sea horrenda en absoluto, ya que el juego nos ofrece momentos de fino sentido del humor y conocemos a nuevos personajes, como los otros tres miembros de nuestro equipo: el despreocupado Yangus, la "dotada" Jessica y el espadachín Angelo. Pero la verdad es que el desarrollo de la historia se vuelve bastante repetitiva y el argumento no alcanza en ningún momento tintes demasiado emocionantes. Aún con todo se hace llevadero.
Hemos tenido que esperar 20 años, pero "Dragon Quest" por fin llega a nuestras costas
Hemos tenido que esperar 20 años, pero "Dragon Quest" por fin llega a nuestras costas
Este juego comienza cuando el malvado Dhoulmagus maldice a todo el reino de Trodain
Este juego comienza cuando el malvado Dhoulmagus maldice a todo el reino de Trodain
Entonces comienza el periplo del rey maldito del título
Entonces comienza el periplo del rey maldito del título
Al héroe del juego se unirán los personajes de Yangus, Jessica y Angelo
Al héroe del juego se unirán los personajes de Yangus, Jessica y Angelo

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 12 de abril de 2006
Desarrollado por: Level 5
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, Aceskies, Doscv, elite, Keyser Soze, Mynra, NewRandomAge, Wuyashen.
×