¡Colabora!
0
Días de vino y rosas
PC

Días de vino y rosas

Desde Estonia nos llega Disco Elysium, un vibrante, profundo y sensacional título de rol conversacional y de investigación que rinde culto a los intemporales y grandes clásicos del género.

Por Sergi Bosch [@GriffithDidNW],
0 0 0

Disco Elysium es uno de esos títulos que navegan hábilmente en las neblinosas mareas de la narrativa, y lo hace con la valentía inherente de las pasiones independientes y el misticismo de las que ya parecen destinadas a convertirse, tarde o temprano, en obras de culto. Podemos comenzar diciendo que es una auténtica patada a todas las tendencias magnificadas, negativas y simplistas de su género, el rol; por un lado, porque apuesta sin miedo por la vertiente más intrincada de la fórmula, esa que explora las decisiones, los diálogos, las personalidades y todo un sinfín de trasfondos entretejidos no para la ocasión, sino por el placer y la mera realización de una realidad compleja, a veces paradójica, otras ambivalente, pero siempre bien definida; por otro lado, porque su interacción y sus aspiraciones son puramente argumentales y no llevan ni al combate, ni a superpoderes, ni a ser el héroe de nada ni de nadie. Esta es una historia de extremos, de ridículos, de crímenes, de personas atormentadas y de sociedades enfermas, y en este análisis intentaremos contarte qué es lo que puedes esperar de uno de los títulos más interesantes del año.

Aquellos maravillosos días

A pesar de su clara prolijidad narrativa y de su innegable atrevimiento, Disco Elysium comienza con un recurso cuya utilización ya ha trascendido las fronteras de las artes y se ha convertido en todo un tópico del mundo de los videojuegos: la amnesia. No obstante, la forma en la que ZA/UM, artífices estonios del título, trata ese vacío de recuerdos del protagonista es ciertamente conmemorativa y elegante. En primer lugar, porque es casi un homenaje a los turbulentos y filosóficos inicios de The Nameless One en Planescape Torment, probablemente una de las mejores y mayores manifestaciones del género y sin duda la gran inspiración de Disco Elysium, y, en segundo lugar, porque la desmemoria de nuestro personaje es un recurso narrativo que se expande hasta multitud de frentes. Baste decir que encarnamos a un agente de policía que ha caído presa de las obnubilantes garras del alcoholismo, y que en un momento dado se despierta, previo diálogo trascendental y onírico con su psique, sin recordar nada. Y nada es nada: aparece en calzoncillos, demacrado, con el semblante revuelto por una resaca de perros, sin tener ni la menor idea de quién es o a qué demonios se dedica, y por supuesto, con sus efectos personales desperdigados por la habitación y por el distrito en el que se encuentra.

La amnesia del protagonista es tan acuciada que no es capaz ni de recordar su auténtico rostro; el momento del descubrimiento es uno de los más cómicos y memorables del prólogo.

Y es que Disco Elysium nos invita tanto a descubrir las vicisitudes del pasado de nuestro protagonista como a perfilar su interior, su personalidad. Lo hace de manera brillante con un sistema de diálogos complejo, repleto de respuestas extremas, crueles y políticamente incorrectas -aunque las ideologías radicales, como el racismo, el supremacismo, el capitalismo desbocado o el comunismo también son foco de crítica a través del argumento- y de decisiones que se expanden, ramifican y nos vuelven en una especie de narrativa concéntrica e interactiva en la que las cuestiones fundamentales nos llevan a pequeñas búsquedas secundarias, y estas nos devuelven, a su vez, a los marcos centrales de la trama del título. Sin embargo, también se sirve de sus excepcionales labores de contextualización, las cuales revelan un trabajo de casi dos décadas por parte de la desarrolladora -en un comienzo, fue un nexo de inspiraciones y desarrollos artísticos de sus miembros, para pasar a ser un juego de rol de mesa y luego un videojuego-; hablamos de un mundo brillante, lóbrego, decadente, con una profusión abrumadora de nombres propios, sucesos históricos, nacionalidades y culturas que en cierto modo permiten ver características de nuestra propia realidad del siglo XXI a través de una nueva, futurista y desencantada perspectiva.

La presencia de todo un entramado de habilidades personales también juega un papel fundamental en Disco Elysium; a través de un sistema que contempla un total de veinticuatro talentos, enmarcados en órdenes mayores como mente, psique, físico y coordinación, el título nos plantea numerosas situaciones que pueden ser resueltas de distinta manera. Sabiduría innata, dones detectivescos, manipulación, engaños, seducción, uso de drogas, e incluso la violencia estarán a nuestro servicio a la hora de investigar un cruento asesinato o al tratar con las pintorescas gentes de Martinaise, Revachol, la grisácea, luctuosa y abrumadora ciudad que hace de teatro de desalientos y depresiones para Disco Elysium. No obstante, todas nuestras elecciones estarán siempre determinadas a través de apartados totalmente conversacionales y de tiradas de dados, al más puro estilo del rol clásico, ya que ni siquiera el combate contempla un funcionamiento no dialéctico; aquí todo se reduce a elecciones, a leer y a reaccionar con cuidado ante los múltiples sucesos que nos planteará el título... y a tener suerte con nuestras posibilidades, claro está. Además, las habilidades en sí también tienen una personalidad propia, y nos interpelan de manera directa en los diálogos para darnos su opinión o para convencernos y que actuemos de una manera determinada; alguna que otra vez resultan un tanto forzadas o incluso un poco pedantes, pero en la gran mayoría de ocasiones aportan un grado distintivo a la aventura, lo que configura un apartado argumental sobresaliente... si bien es cierto que a nivel mecánico el juego no tiene pretensión alguna.

La interiorización y desarrollo de pensamientos es uno de los sistemas más originales y trabajados del título, y permite definir mejor nuestras respuestas y nuestro posicionamiento en el mundo.

En cuanto al apartado audiovisual, Disco Elysium cautiva más por su puesta en escena y por su uso de los colores y la iluminación que por su potencia gráfica. El diseño artístico es sobresaliente, y brilla tanto en las situaciones más inverosímiles y humorísticas como en las más tétricas y preocupantes. Es cierto que la ciudad no es muy grande y que estamos bastante limitados en lo que a la exploración y al uso del escenario se refiere, pero todo está pincelado con una maestría y pasión por el detalle que terminan opacando gran parte de las limitaciones visuales. A nivel sonoro encontramos una buena actuación de voz, aunque con algunos altibajos que dan lugar a timbres o secuencias un tanto molestas, y una banda sonora que se amolda al contexto desolado y en constante cambio que propone el título.

Las habilidades no solo concretan las fortalezas y debilidades del personaje, sino que también intervienen en las secuencias de investigación y en los diálogos con brillantez.


Conclusiones

Disco Elysium es, sin lugar a dudas, una de las grandes apuestas del año en lo que al género del rol se refiere; es una obra profunda, oscura y extensa, atestada de dobles morales, conflictos sociales, enfermedades, uso de drogas, violencia, y sí, también de un aciago y sensacional sentido del humor y del ridículo. Es cierto que tiene algunos defectos, como una escasa interacción a nivel jugable, algunas líneas de texto en las que puede resultar un tanto pretencioso o el hecho de que viene totalmente en inglés -y requiere un nivel alto-, pero conmemora a los clásicos c-rpgs de la mejor manera posible: aprendiendo de ellos y desarrollando una idiosincrasia única que con toda probabilidad lo terminará elevando a la categoría de clásicos de culto del género. Una de esas maravillosas sorpresas que terminan siendo representativas del año de su lanzamiento.

Redactado por Sergi Bosch (Elite)

Análisis de Disco Elysium para PC: Días de vino y rosas
Análisis de Disco Elysium para PC: Días de vino y rosas
Análisis de Disco Elysium para PC: Días de vino y rosas
Análisis de Disco Elysium para PC: Días de vino y rosas
Análisis de Disco Elysium para PC: Días de vino y rosas
Análisis de Disco Elysium para PC: Días de vino y rosas
Análisis de Disco Elysium para PC: Días de vino y rosas
Análisis de Disco Elysium para PC: Días de vino y rosas

Alternativas
Planescape Torment, Pillars of Eternity I y II, Baldur's Gate... hay muchos c-rpgs, pero Disco Elysium, al igual que los anteriormente mencionados, tiene algo que lo hace único.
Los diálogos y la narrativa. El diseño artístico. Profundo, despiadado y con sentido del humor.
Totalmente en inglés. Poca interacción mecánica. A veces es muy aleatorio.
Disco Elysium no es perfecto, pero sí único, memorable y narrativamente excelente; lo tiene todo para convertirse en un clásico del rol tradicional.

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 15 de octubre de 2019
Desarrollado por: ZA/UM
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge.
×