¡Colabora!
0
No es un furón invasor, ¡es un comunista vengador!
PC PlayStation 4 Xbox One

No es un furón invasor, ¡es un comunista vengador!

El extraterrestre más famoso de 2005 regresa más lozano y malévolo que nunca, dispuesto a robarnos el corazón y el cerebro.

Por David Vigón Rodríguez,
0 0 0

os escenarios (Granja Turnispeed, Rockweel, Santa Modesta, Área 42, Union Town y Capitol City) son parodias de ciudades famosas de Estados Unidos y a su vez una cuidada representación del país en 1957 (o de la imagen que se tiene de esa época). Son realmente grandes y detallistas, con sensación de vida pero al mismo tiempo con la sensación de que sus habitantes son marionetas reemplazables. En su día fueron buenos mapas pero ahora aún son mejores y de mayor tamaño, especialmente la Granja Turnispeed, que en su día fue minúsculo y sólo servía como tutorial. Ahí es donde mejor se aprecia la evolución. Por último y como novedad curiosead, la integridad de los cimientos de los edificios es tan sólida que aunque destruyamos algunos durante una misión principal después para el “modo libre” volverán a estar intactos. Así evitamos estropear la sensación de mundo abierto, ya que sería un aburrimiento si sólo hay ruinas y escombros.

Si te pasas toda la vida dando patadas a perros siempre tendrás pulgas... en este caso son militares americano con mecha-armaduras

Las ciudades basadas en Santa Mónica, Roswell o Washington D.C no son las únicas parodias de la aventura, es más, todo el juego es una traviesa sátira, desde el propio argumento hasta los nombre de las misiones. A través del humor observamos desde la lejanía del tiempo la histeria enraizada en la población por culpa dee la Guerra Fría, la hipocresía y encorsetada sociedad de la época, la manipulación de los medios y del gobierno, la proliferación de las películas de bajo presupuesto, la metáfora de los extraterrestres como comunistas vengadores, las organizaciones gubernamentales secretas y un sinfín de burlas más. Mención especial se merecen los periódicos que enmascaran nuestras hazañas con mentiras y medias verdades. ¿Muere un montón de gente? La culpa es de los comunistas. ¿Un clon de Crypto es hallado muerto? Es un animal extraño que ha sido cazado. Además las referencias a películas y videojuegos son una constante, desde los títulos de las misiones (poned a prueba vuestra cinefilia viejuna, zagales) hasta los pensamientos de los humanos. Por una vez las referencias culturales no son un recurso pobre y forzado para traer humo a un juego.

En un remake lo que más ilusión hace a los jugadores es la evolución gráfica, pues es lo más llamativo y lo que ayuda a distinguir una época de otra. Este nuevo Destroy All Humans! luce muy bien puesto que consigue un equilibrio entre el respeto a la esencia y al toque propio. Añadir sin corromper, incluso para los personajes se hizo captura de movimiento en vez de limitarse a reutilizar el material. Gracias a todo esto y al Unreal Engine 4 (el motor Havok se ha jubilado) se consigue una sensación nostálgica y cómica, un anacronismo bien entendido, con unos personajes de diseños típicos de los 2000 pero con el detallismo actual. Los humanos son seres realmente feos y cartoonianos, pero graciosos de ver. Esta lógica evolución se aplica a los edificios y vastos paisajes, en los cuales dan ganas de vivir aventuras mundanas de mundo abierto, entrar en los abarrotados negocios y conducir los preciosos vehículos por sus calles en vez de destruirlos. Siempre nos queda la posibilidad de hacer turismo como extraterrestre infiltrado o como extraterrestre autentico escondido entre las sombras. Ciertamente sorprende la gran cantidad de diseños únicos para civiles, enemigos, negocios y vehículos... porque aunque los “repetidos” es algo inevitable no existe una saturación de ellos, o al menos se disimula bien.

Por mucho que Crypto extraiga cerebros, ionice a civiles y lea pensamientos pensamientos nunca entenderá sus sentimientos

No se suele hablar de esto en los remakes pero lo cierto es que el rediseño de la interfaz es óptimo y necesario. Ahora es más limpio, compacto y aprovecha mejor el espacio sin sacrificar el campo de visión de los usuarios. Los iconos de alerta, el de arma activa y el minimapa se complementan bien entre sí además la barra de vida y escudo es más vistosa. Un cambio drástico es la eliminación de la barra de concentración de poder psíquico, puesto que ocupaba mucho y ahora está mejor integrado dentro de Crypto.

El apartado sonoro y musical sigue tal cual, de hecho se han conservado todas las melodías y voces del original, simplemente se ha mejorado la calidad del audio. Sin atisbo de duda es una gran decisión la conservación, porque cuando algo funciona mejor no tocarlo, especialmente cuando no ha envejecido nada. Las melodías tienen ese encantador toque de cine de serie B con sus acordes de theremín (un instrumento soviético, ¡excelsa ironía!) y su exagerado dramatismo de opereta, sin embargo lo realmente inigualable es su doblaje. Quince años más tarde aún resuenan en nuestra cabeza las ásperas y malévolas voces de Crypto y Pox, dos villanos que se detestan entre sí pero no tanto como su odio común hacia los humanos, un menosprecio que se palpa en cada silaba y sonido gutural que emergen de sus gargantas. Los actores J. Grant Albrecht (Crypto) y Richard Steven Horvitz (Pox) ofrecen un soberbio trabajo que plasma la personalidad de sus personajes, sus emociones (siempre negativas y sádicas aunque también alegres y tristes según la ocasión), su relación de amistad-odio entre superior-subalterno, su ausencia de humanidad y sus ganas de masacrar. Es de esos inusuales casos en los que no se echa en falta un doblaje adaptado a cada país (de hecho en España se hizo con Path of the Furon y el resultado no fue igual, aunque no necesariamente malo) y además está traducido hasta a doce idiomas (algunos muy marginados en el mundo de los videojuegos), entre ellos el español, para que todo el mundo pueda jugar a gusto.

¡Ciudadano, no olvide realizar sus compras en el pequeño comercio!... no será comunista que aborrece el consumo, ¿VERDAD?

Conclusión

Destroy All Humans! Fue realmente divertido, icónico, rompedor e imprescindible y lo sigue siendo. Ha envejecido muy bien por lo que su remake no es una blasfemia irreconocible respecto a la fuente original. Un digno que mejora lo que ya fue bueno en su día, lo adapta a los gustos actuales y añade de su propia cosecha. Onurhan Karaagacli, director del juego, y su equipo de apenas setenta y cinco personas en Black Forest Games, han demostrado su valía al ser un estudio alemán capaz de captar la iconografía de la América antigua. Casi todos los añadidos y mejoras son aciertos palpables, aunque los poderes mentales no son tan intuitivos como antes.

La duración es buena gracias a su veintena de misiones principales, misiones secundarias, desafíos y coleccionables ocultos. Por si fuera poco, se ha rescatado una misión descartada por Pandemic Studios, una ambientada en el Área 42 y que por fin verá la luz. El apartado gráfico luce mejor que nunca y el doblaje irrepetible se ha conservado. Con todos estos antecedentes deseamos que Black Forest Games se ponga manos a la obra con las otras entregas de la saga, especialmente la segunda parte, o incluso desarrolle una secuela totalmente nueva. Una cuarta entrega ambientada en los años 90 y con Crypto haciendo de las suyas y abduciendo a los grunges. ¡THQ Nordic, danos esta alegría, por la gloria de Arkvoodle !
Análisis de Destroy All Humans! para XONE: No es un furón invasor, ¡es un comunista vengador!
Análisis de Destroy All Humans! para XONE: No es un furón invasor, ¡es un comunista vengador!
Análisis de Destroy All Humans! para XONE: No es un furón invasor, ¡es un comunista vengador!
Análisis de Destroy All Humans! para XONE: No es un furón invasor, ¡es un comunista vengador!
Análisis de Destroy All Humans! para XONE: No es un furón invasor, ¡es un comunista vengador!
Análisis de Destroy All Humans! para XONE: No es un furón invasor, ¡es un comunista vengador!
Análisis de Destroy All Humans! para XONE: No es un furón invasor, ¡es un comunista vengador!
Análisis de Destroy All Humans! para XONE: No es un furón invasor, ¡es un comunista vengador!

Alternativas
Existen pocos juegos sobre marcianos vengadores. ¿Crypto tiene algún colega por ahí?
Crypto. Su originalidad y sus mecánicas de control mental. Excelente humor. Las vacas verdes.
Los poderes telekinéticos son menos intuitivos. Ya no hay clones si morimos.
Un remake que conserva todo lo bueno del original y añade muchas mejoras. Sigue tan divertido como siempre.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi.
×