¡Colabora!
0
El mensajero de la muerte
PlayStation 4 PC

El mensajero de la muerte

Un nuevo análisis para celebrar su lanzamiento en formato físico.

Por Rafael Martín Morales,
0 0 0

Versión analizada PlayStation 4 . Copia digital proporcionada por Meridiem Games.

Hace ya casi un año que Death’s Gambit se puso a la venta en formato digital para PS4 y PC, pero no ha sido hasta finales de junio de este mismo año que el videojuego desarrollado por el estudio independiente Whitter Rabbit se ha puesto a la venta en formato físico, motivo por el que os traemos un nuevo análisis del videojuego que ya disfrutamos en su momento y recomendamos si eres un aficionado a los juegos soulslike y metroidvania, pues la mezcla de estos dos géneros es lo que lo hace interesante.

Nuestra relación con La Muerte es el núcleo de la historia.


Cómo hemos dicho, Death’s Gambit es un “soulslike”, un juego que está muy influenciado por la jugabilidad que tienen las obras de From Software. Estas similitudes las encontramos nada más iniciar el juego, donde tenemos un selector de clase y de objeto a elegir, así como el sistema de combate y esquiva, de bloqueos, de subir niveles y guardar el progreso en un icónico elemento del escenario ( hogueras o estatuas como es el caso).

¿Y que lo hace distinto a la franquicia de las almas oscuras? Pues el cómo influye la muerte en nuestro avance, ya que al contrario que en Dark Souls (por decir uno de los juegos de From Software) no perdemos todo nuestro progreso al morir por una trampa, un enemigo… No perdemos la experiencia/almas pero sí que perdemos un tipo de plumas que sirven para curarnos, obligándonos a volver donde perecimos para no contar con un objeto de curación menos en nuestro inventario. Este sistema de no castigar tanto al jugador a la hora de morir también se ve reflejado cuando nos enfrentamos a un jefe de zona. En Dark Souls, si mueres frente a cualquier enemigo sea jefe de zona o común perdíamos todo, pero en Death's Gambit si morimos y regresamos a luchar contra ese jefe y superamos el daño que le habíamos realizado en el anterior intento seremos recompensados, siempre que superemos el record anterior hasta que eliminemos al jefe de zona. Otra de las mecánicas jugables es la existencia de libros escondidos por el mapa que nos pueden ayudar contra jefes concretos, lo que nos permite dejar un jefe para más adelante por si encontramos un libro con bonificaciones sobre ese enemigo.

Al estar muy influenciado por la saga Souls de From Software, el sistema de combate lo hemos encontrado algo distinto en Death’s Gambit, ya que al ser 2D no podemos rodar todo el rato entre los enemigos y los enemigos reaccionan peor a nuestros ataques, no hay una sensación de igualdad a la hora del combate, siendo el elemento más parecido en el combate el bloqueo o parry. Una de las cosas que más nos llama la atención de Death’s Gambit y le da algo propio respecto a la obra de Hidetaka Miyazaki es el sistema de habilidades asociadas a distintas armas y su límite de uso.

Algunos elementos nos recuerdan a Shadow of the Colossus.


La otra gran fuente de inspiración en Death’s Gambit es la de los últimos Castlevania, con un mundo abierto pero con un acceso a determinadas zonas limitado por barreras que se sortean al contar con una habilidad específica, una llave o la activación de un mecanismo. No hay una ruta principal a seguir, sino que cada jugador realiza su propio viaje entre las distintas opciones a seguir en el mapa para continuar explorando el lúgubre mundo de Death’s Gambit, que por cierto está lleno de plataformas y superficies para saltar y aprovechar la agilidad del personaje, siendo en los enfrentamientos contra los gigantescos jefes finales, que recuerdan a Shadow of the Colossus, donde más aprovechamos esta verticalidad de movimientos. Gráficamente el videojuego cumple con lo que propone, ya que cuenta con un maravilloso pixel-art, que hace a los escenarios y enemigos dignos de admirar, pero con unas animaciones y movimientos de estos últimos que dejan mucho que desear. Tampoco queremos olvidar la traducción al español que tiene Death’s Gambit, algo digno de agradecer, ya que cuenta con una historia más densa y sencilla de entender que la de la saga Souls.

Conclusiones

Death’s Gambit es un título entretenido y recomendable a todo aquel jugador que disfruta con la dificultad y sistema de combate de los juegos de From Software. Su apartado pixel-art y sistema de progresión lo hacen un título totalmente recomendable, salvo para los jugadores más impacientes.


Análisis de Death's Gambit para PS4: El mensajero de la muerte
Análisis de Death's Gambit para PS4: El mensajero de la muerte
Análisis de Death's Gambit para PS4: El mensajero de la muerte
Análisis de Death's Gambit para PS4: El mensajero de la muerte
Análisis de Death's Gambit para PS4: El mensajero de la muerte
Análisis de Death's Gambit para PS4: El mensajero de la muerte
Análisis de Death's Gambit para PS4: El mensajero de la muerte
Análisis de Death's Gambit para PS4: El mensajero de la muerte
Apartado gráfico,banda sonora , jefes finales, sistema de exploración
Sistema de combate, control impreciso, fallos de traducción
Un título tan difícil como bello, con una historia bastante interesante
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×