¡Colabora!
0
Marmota zombi
Nintendo Switch PlayStation 4 Xbox One Mac PC

Marmota zombi

El metroidvania de moda tiene a un muerto viviente como protagonista.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Versión analizada Nintendo Switch. Copia digital proporcionada por Terminal PR.

A veces ocurre. A veces las promesas se cumplen y las buenas ideas llegan a buen puerto. Como lo de echarle limón al tinto o el que inventó el Ibuprofeno para las resacas. Con la enorme comunidad "indie" obsesionada por hacer todos los juegos "roguelikes" posibles con píxeles tan grandes como sombreros mejicanos, llega un estudio y lo borda. Encima, se coronan con un metroidvania por si fuera poco. Para los que no han entendido mucho de lo explicado, decirles que están de moda esos juegos en los que cada partida cambia aleatoriamente el escenario. Por supuesto con con gráficos en dos dimensiones a base de puntitos, moda tan extendida como reliarse un jueves, sin olvidar esa pequeña obsesión de hacer un título tan bueno como Super Metroid o Castlevania: Symphony of the Night. Pues bien, la gente de Motion Twin lo han hecho, lo han pulido con un eterno (o esos nos ha parecido) proceso de acceso anticipado y lo han terminado para que coronemos este mes de agosto por todo lo alto.

El juego se llama Dead Cells y es toda una declaración de intenciones. Nada más empezar, veremos un amasijo viscoso de carne verde poseer el cuerpo inerte de un preso sin cabeza en lo que parece un calabozo tan inquietante como las inquietudes culturales de un tronista de Telecinco. Quedaros con la estampa porque vuelve. Una vez nos damos cuenta de que ese moribundo ser somos nosotros, empezamos a indagar. Enlazamos combos con nuestra primeriza espada, jugueteamos con el binomio doble salto con voltereta y matamos los pocos enemigos que nos salen al paso. Al rato vemos que parece lo mismo de siempre... pero en nuestro afán por explorar caemos en la cuenta que nuestra vitalidad baja y que la única fuente de energía la hemos encontrado tras aporrear todas las paredes colindantes. Y todo para recuperar un triste diez por ciento que se ha volatizado con el siguiente enemigo que nos ha asaltado como si nada. Algo falla.

Y sí, pero fallamos nosotros. En cuanto nuestra barra de vida se acaba... volvemos a ver el amasijo verde caer en el mismo sitio. Para recoger un nuevo cadáver y empezar todo de nuevo. Pero no todo es igual. Antes había una habitación secreta en ese mismo sitio en el que ahora hay un ejército de enemigos, y el mapeado no tiene nada que ver con el que recordamos. Y volvemos a morir. Y vuelve a entrar el moco verde en escena, para alzar de entre los muertos nuestro putrefacto cuerpo. Sin nada del equipamiento adquirido. Sin las mejoras acumuladas. Otra vez de cero, pero con la experiencia acumulada por parte del jugador de haber pasado ya por eso varias veces. Ya la tercera vez llegaremos más lejos. No menos que la cuarta y la quinta. Hasta descubrir que hay los enormes cristales que sueltan algunas criaturas tienen un valor incalculable en este remedo del día de la marmota. Esos cristales nos allanarán un poco el camino, primero a permitirnos empezar con pequeñas ventajas en cada nueva encarnación, como iniciar la nueva no-vida con algunas monedas en el bolsillo o que alguna de las armas iniciales sea aleatoriamente alguna de las desbloqueadas más adelantes. Variaciones para que el jugador no maldiga por tener que empezar de nuevo, como el despertador que confirmaba a Bill Murray que era dos de febrero.
Análisis de Dead Cells para Switch: Marmota zombi
Análisis de Dead Cells para Switch: Marmota zombi
Análisis de Dead Cells para Switch: Marmota zombi
Análisis de Dead Cells para Switch: Marmota zombi
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×