¡Colabora!
0
Una promesa que puede con todo
PlayStation 4

Una promesa que puede con todo

PlayStation 4 recibe un nuevo exclusivo repleto de hordas de zombis, o mejor dicho, de engendros. Te contamos todo lo que ofrece Days Gone.

0 0 0

Versión analizada PlayStation 4. Copia digital proporcionada por Sony.

El desarrollo de Days Gone no ha sido ni mucho menos fácil e incluso ha contado con varios retrasos en su fecha de lanzamiento. Aun así el juego desarrollado por Bend Studios en exclusiva para PlayStation 4 ya está aquí, y nosotros lo hemos jugado para contarte todo lo que debes saber sobre esta aventura postapocalíptica. Las comparaciones son odiosas, pero es fácil ver que el potencial de esta propuesta queda algo atrás de títulos marca de la casa como Horizon Zero Dawn, God of War o Marvel's Spider-Man, pero ni mucho menos estamos ante un mal videojuego, todo lo contrario. Days Gone ha sabido hacerse un hueco en un género con cantidad de propuestas diferentes, y lo ha hecho de una manera bastante notable.

La historia nos pone en la piel de Deacon St. John, un motero que cuya meta es sobrevivir y ganarse la vida como errante en un mundo postapocalíptico en el que los engendros (que no zombis) campan a sus anchas. El mundo dejó de ser lo que era hace dos años y la supervivencia es el objetivo primordial, aunque la cosa no es nada fácil. La pandemia que acabó con la humanidad no es el único peligro en el desierto del Pacífico Noroeste, ya que los pocos humanos que quedan están esparcidos en distintos campamentos o grupos, y precisamente la amistad no reina entre ellos. Cada campamento tiene sus más y sus menos, unos ideales, o una manera de proceder, pero cabe destacar la existencia de los RIP, un grupo de humanos que se viste como los engendros y que no duda en torturar a cualquier vivo que se cruza en su camino. Por si esto no fuese poco, Deacon además tiene que lidiar con su pasado, por lo que conocemos mucho más sobre el personaje gracias a algunos flashbacks que aportan un gran sentimiento e interés a nivel argumental.

La moto juega un papel muy importante en el desarrollo de la historia y la aventura.

Como hemos adelantado antes, los engendros son la mayor amenaza que nos encontramos, o al menos la más notable. Dentro de este ejército de "caminantes" nos encontramos diferentes tipos de enemigos, aunque los más comunes son los zánganos, los cuales pueden suponernos grandes problemas si forman hordas. Los renacuajos son otro tipo de engendros y siempre nos vigilan desde la altura y solo proceden a atacarnos cuando se ven en ventaja. Las chillonas se encargan de llamar a más engendros cuando nos observan. Los tremendos por su parte son una de las unidades más poderosas, ya que tienen una gran fuerza bruta y además pueden recibir una gran cantidad de daño antes de caer eliminados. Cabe destacar que nos podemos topar con ciertas especies animales como lobos, pumas, pájaros u osos, pero lo más llamativo son sin duda sus versiones transformadas en engendros.

El mundo abierto que ofrece el título se va abriendo ante nosotros paulatinamente y acaba obteniendo unas dimensiones mayores a las que parecía tener en un primer momento. La manera de conocer el territorio que nos abarca está muy bien planteada, pero esto no lo podríamos hacer sin la ayuda de la moto de nuestro protagonista. Esto no supone únicamente tener un método de transporte, también es una herramienta para poder huir de las hordas de engendros o del resto de peligros que se presentan. Eso sí, es primordial no perder de vista el estado de la misma, ya que se puede averiar y dejarnos tirados en el peor momento, así como quedarse sin gasolina y quedarnos en la mitad de la nada o rodeados de enemigos. Más tarde hablaremos de los diferentes recursos que puede gestionar el personaje, pero la chatarra es necesaria para realizar reparaciones, así como la gasolina para rellenar depósito, ya sea bien de bidones que encontramos o las gasolineras que nos topamos. Además de ello cabe destacar que la moto funciona como punto de guardado rápido.

Los diferentes campamentos son un punto de interés que debemos visitar asiduamente, ya que en estos lugares podemos comerciar para comprar armas u otros objetos, entregar recompensas con las que ganarnos la aceptación de dicho campamento, entregar comida, solicitar encargos, o incluso pasar por el taller para mejorar las piezas de nuestra moto. Cada campamento suele destacar en alguno de los campos anteriores, por lo que en cada uno de ellos podemos encontrar ventajas que en los otros no hay.

Los RIP son sanguinarios, por lo que hay que emplear todas nuestras bazas contra ellos.

Podemos encontrar muchos más trabajos o tareas además de las misiones de la historia y los encargos que podemos realizar para los campamentos. En el mapa hay puestos de control a los que debemos acceder, campamentos de emboscadores que limpiar, nidos de engendros que quemar, hordas que derrotar, lugares históricos que visitar, o coleccionables que recoger, entre otros. En definitiva, cantidad de acciones a realizar, unas más gratificantes que otras, tal y como viene siendo costumbre en los títulos de mundo abierto. También hay supervivientes a los que debemos salvar, y aunque esta es una función que tiene sentido dada la temática del videojuego, su planteamiento es bastante repetitivo y podría haber estado mejor implementado.

Uno delos factores que más impresionó con la presentación del juego fue el tema de las grandes hordas de engendros. Ni mucho menos estamos huyendo de oleadas de enemigos tan amplias a cada minuto, pero cuando nos topamos con ellas se transmite una gran sensación de agobio al jugador. Damos fe de que uno de los peores momentos para toparte con tan amplio número de enemigos es cuando te has quedado sin gasolina en el depósito y tienes que empujar la moto por los caminos. Si queremos enfrentarnos a las hordas debemos estudiar la jugada e ir debidamente equipados, o de lo contrario nos espera una muerte segura.

En un mundo tan peligroso es muy importante defenderse de todos los peligros que nos acechan y por ello contamos con distintas posibilidades con tal fin. El combate cuerpo a cuerpo nos presta un cuchillo como arma predeterminada, pero podemos obtener otras para atacar a los enemigos. Estas armas que recogemos es posible modificarlas, siempre que hayamos obtenido previamente la receta para hacerlo. Eso sí, es muy importante saber que estas armas, a diferencia del cuchillo, tienden a deteriorarse con el uso, por lo que debemos utilizar chatarra para que sigan siendo útiles antes de romperse. Las armas de fuego son otra opción y podemos portar simultáneamente una pistola, un arma primaria y otra especial. Respecto a estas hay que tener en cuenta que la munición no es especialmente cuantiosa, así como que el ruido de los disparos puede atraer a los enemigos cercanos. Por último está la categoría de explosivos entre los que encontramos diferentes tipos de granadas o los cócteles molotov. Estos últimos son una herramienta esencial para quemar los nidos de engendros. A medida que completamos misiones podemos desbloquear las recetas necesarias para crear estos explosivos u otros objetos.
Análisis de Days Gone para PS4: Una promesa que puede con todo
Análisis de Days Gone para PS4: Una promesa que puede con todo
Análisis de Days Gone para PS4: Una promesa que puede con todo
Análisis de Days Gone para PS4: Una promesa que puede con todo

Información del juego

Days Gone

PlayStation 4

Fecha de lanzamiento: 26 de abril de 2019
Desarrollado por: Bend Studios
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×