¡Colabora!
0
Así comenzó la Edad del Fuego...
Xbox 360

Así comenzó la Edad del Fuego...

...pronto, las llamas se apagaron y sólo quedó oscuridad.

Por Sergi Bosch [@GriffithDidNW],
0 0 0

"Así comenzó la Edad del Fuego, pronto, las llamas se apagaron y solo quedó oscuridad"

Sin duda se trata de la frase más épica y que mejor narra toda la trama, que expresa la belleza escondida del juego y que nos deja con la certeza de que el mundo de Dark Souls se basa en los opuestos. Difícilmente podrían haberse elegido mejores palabras.

A estas alturas, From Software es uno de los estandartes del sector desarrollando juegos que supongan un reto para el jugador, Demon's Souls y Dark Souls, ambos, constituyen una prueba irrefutable de ello. Dark Souls, amado y odiado, siempre polémico, es muchísimo más que un título difícil y oscuro, se trata de un juego magnífico en casi todos los apartados en el que se nota el mimo y dedicación puestos por el estudio en cada momento. Al mismo tiempo, se suele resaltar como su principal baza la dificultad que acompaña a cada situación, creando sensaciones y sentimientos contradictorios, entre ellos la desesperación y el instinto de superación. Pero es precisamente ahí donde reside la magia de la obra de From Software, la búsqueda de la perfección en cada acción y la felicidad posterior a conseguir nuestros objetivos. Así pues, la característica que hace único a Dark Souls es la búsqueda de la superación personal.

Pero sin más introducción, nos centramos en principio en la dificultad, la cual es más notoria que en el resto de títulos de la generación. En los primeros compases del juego, esto es, las primeras tres o cuatro horas en las que tienes que acostumbrarte a un juego sin una curva de dificultad definida, que no sólo no te regala nada, sino que no dudará en privarte de ello al más mínimo error que cometas, la mayoría de ellos causados por la imprudencia. Sin ninguna duda, Dark Souls te enseñará a ser más precavido, dando una importancia sin precedentes a la vida o a la muerte del jugador. Lo cierto es que no importa hasta que punto conozcas los patrones de ataques de un enemigo o una zona, tomar a la ligera cualquier situación puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. Al mismo tiempo sorprende la poca información y tutoriales que hay a la disposición del novato, pues si bien es cierto que se explican las nociones básicas al comienzo del juego, es innegable que básicamente dejan a merced al jugador de todo un universo desconocido, oscuro y peligroso, obviando explicación sobre el equipo e ítems importantes, así como detalles que, cuanto menos, son indispensables.

Dicha falta de interés en explicar aspectos importantes invita a sobrevivir y a buscarse la vida, a aprender del error que con total seguridad será cometido. Por si los múltiples peligros que acechan en Dark Souls fueran poca cosa, la muerte supone la pérdida total de almas, y la importancia de dichas almas es inmensa, pues se usan tanto para subir de nivel como para comprar cualquier objeto. No obstante, habría una forma de recuperarlas, que sería ir hasta el punto exacto donde se produjo tu muerte inmediatamente anterior. Como consuelo queda el constante pensamiento de que podría ser peor, pues al menos contaremos con unas hogueras que sirven tanto de punto de control como de herramienta para subir niveles y mejorar los atributos del personaje. Es un pensamiento relativamente alentador.

Y si bien es cierto que es fácil de confundir un título que simplemente tiene una dificultad colosal con uno que sirve como diversión a unos desarrolladores a costa de la integridad del jugador, se encuentra una grandísima diferencia en este caso: el control del personaje y el combate son sublimes, de relativamente fácil aprendizaje pero con un gran camino por recorrer para llegar a la maestría. Si buscas un juego en el que puedas derrotar a los enemigos sin haber memorizado sus golpes, su actitud o sus gestos previos a un ataque poderoso, Dark Souls no es tu juego, ni lo será.
La disparidad de elementos en el título está siempre presente.
La disparidad de elementos en el título está siempre presente.
Gwyn haciendo frente a los dragones, en la intro.
Gwyn haciendo frente a los dragones, en la intro.
Izalith y sus brujas tejiendo tormentas de fuego.
Izalith y sus brujas tejiendo tormentas de fuego.
Nito, provocando un miasma de muerte y enfermedad.
Nito, provocando un miasma de muerte y enfermedad.
Una hoguera, una ocasión para respirar.
Una hoguera, una ocasión para respirar.

Información del juego

Dark Souls

Xbox 360

Fecha de lanzamiento: 7 de octubre de 2011
Desarrollado por: From Software
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×