¡Colabora!
0
Armonía espacial
PC PlayStation 4 PlayStation 5 Xbox Xbox One

Armonía espacial

Fishlabs da el salto a las consolas y PC con Chorus, una aventura espacial de mundo abierto.

Por Juan B.,
0 0 0

La pandemia de coronavirus ha trastocado las rutinas de las compañías. Hemos abandonado los eventos presenciales por los digitales. Consumimos más presentaciones que nunca, lo que dificulta que nos quedemos con los pequeños nombres que se intentan hacer un hueco en la industria. Ese es el caso de Chorus, que formó parte de los anuncios que protagonizaron uno de los Xbox Inside de 2020, pero que no ha dejado muchos titulares en estos últimos meses tras un trabajo silencioso por parte de Fishlabs (conocidos por Galaxy On Fire y por haber trabajado en las adaptaciones de Saints Row a Nintendo Switch). Hace unos meses tuvimos la oportunidad de tener una primera toma de contacto con Chorus gracias a Koch Media (su editora), pero en las últimas semanas he tenido en mis manos la versión definitiva, la cual se encuentra desde hoy mismo a la venta para consolas PlayStation, Xbox, PC y Google Stadia. Muchas cosas me han gustado, mientras que otras me han dejado con la sensación de que estropean por completo la experiencia.

La historia de Chorus se desarrolla en un futuro lejano. En esta época el ser humano ya ha conseguido pisar Marte, y podría decirse incluso que ha conquistado la galaxia. Los humanos han intentado erigir las bases de una convivencia democrática en los confines del universo, aunque no es tan fácil como parece. En la aventura tomaremos el papel de Nara, una mujer que ha pasado unos cuantos años en el exilio tras haber participado en un acto deplorable cuando pertenecía al Culto, una organización religiosa que tiene el control de la galaxia y que aplaca los conflictos con acciones de dudosa moral. Nuestra protagonista comparte focos con Forsaken, una nave con vida propia que abandonó durante su exilio en unas ruinas abandonadas, pero que ahora ha recuperado con el fin de acabar con el Gran Profeta, el líder del Culto que amenaza con poner patas arriba la galaxia.



Chorus es un juego de naves arcade con tintes de rol en un mundo abierto. A lo largo de la aventura no solo tendremos la oportunidad de realizar misiones relacionadas con la línea argumental principal, sino que existe un buen puñado de encargos secundarios que podremos llevar a cabo. Las misiones principales se obtienen en el transcurso de la aventura sin mucho esfuerzo, pero las misiones secundarias sacan nuestro lado explorador. Estas tareas se consiguen interceptando comunicaciones en el espacio o acercándonos a enclaves y hablando con los diferentes NPC. Ante esto, lo mejor que podemos hacer es utilizar el escáner de nuestra Forsaken, que resaltará en pantalla los puntos de interés como las misiones, piezas para mejorar nuestra nave o tesoros ocultos. La historia se narra a través de cinemáticas hechas con el propio motor del juego, pero también con conversaciones por radio con otros personajes y a partir de charlas entre Nara y Forsaken. Además, tiene una capa de misterio muy interesante gracias a las alucinaciones de Nara, en las que visualiza un templo alienígena, de un estilo muy parecido a Prometheus (la película de Ridley Scott), fuente de inspiración para los guionistas del juego.

"En Chorus hay que estar atentos a la resolución de algunos conflictos, ya que nuestras decisiones pueden desembocar en muertes o en inesperadas alianzas."


Las misiones principales incluirán, por ejemplo, localizar naves perdidas de la Resistencia para dar con el paradero del piloto, o investigar una especie de templo alienígena que esconde peligrosos secretos, aunque también jugosas recompensas. Generalmente se trata de varios objetivos con un nodo central que se ramifican en pequeñas tareas que nos llevan de un lugar a otro. Las recompensas que recibimos de estas misiones, enfocadas en la evolución de nuestra Forsaken, nos abren nuevos caminos. No obstante hay que estar atentos a la resolución de algunos conflictos, ya que nuestras decisiones pueden desembocar en muertes o en inesperadas alianzas. Sin embargo, no nos ha dado la sensación de que si empezamos una nueva partida y llevamos a cabo nuestras pesquisas de otro modo podamos cambiar la línea argumental.



La Forsaken es una extensión de Nara, y cuenta con un arsenal potente para hacer frente a las amenazas del espacio. Entre estas armas tenemos un cañón láser para romper la defensa del enemigo, un lanzador de misiles que persiguen a las naves rivales y una ametralladora para infligir mucho daño en poco tiempo. Los distintos enemigos son vulnerables a un arma u otra, y siempre podemos ajustar las características de nuestra artillería para potenciar su cadencia de disparo o para aumentar el tiempo necesario para evitar sobrecalentamientos. El control de la nave es totalmente arcade y muy ágil, se presta a realizar movimientos bruscos, pero esto solo se aplica a las primeras horas de juego. Por cuestiones de diseño, la curva de dificultad se rompe por completo y la experiencia se vuelve frustrante cuando aparecen nuevos enemigos y minijefes. No hay autoapuntado, tampoco en la dificultad más baja, y al tratarse de un juego muy rápido y con un desplazamiento de 360 grados, nos deja totalmente desorientados en las fases de acción, que no son pocas.

No se trata del control de la nave en sí, sino en cómo fluye la acción. Si habéis jugado a Everspace, os podéis hacer una idea de cómo es el control de Chorus, pero por alguna razón se ha decidido prescindir de algo tan básico como el autoapuntado. Esto nos lleva a grandes batallas espaciales con decenas de naves enemigas rodeándonos por todos los flancos, con múltiples objetivos a destruir en forma de torretas o satélites, pero sin que nos podamos concentrar en un objetivo en concreto. En pocas palabras, he sido incapaz de seguir el ritmo de la acción cuando los combates son a gran escala. Siento que pasan a ser un batiburrillo de ideas y mecánicas que no funcionan como deberían por la ausencia de una característica tan importante en este género. Me encontraba en el espacio recibiendo golpes de meteoritos, de cañonazos de los enemigos y chocando contra estructuras y rocas mientras intentaba poner en orden el rumbo de la Forsaken. Y sí, la acción marea, y mucho.



Chorus intenta resolver este problema con la mecánica de los Ritos, unos poderes sobrenaturales que están ligados a las capacidades extrasensoriales de Nara y a su relación con la Forsaken. Hay un poder llamado Rito de la Caza que nos coloca justo detrás de la nave de un enemigo con un pequeño salto que nos alinea a la perfección para que podamos lanzarle una buena andanada de disparos. El problema es que tiene un tiempo de reutilización y no podemos utilizarlo siempre que queramos. Por otro lado, hay pequeñas secciones de la aventura que consiguen que el sistema de combate sea fluido y satisfactorio, pero sucede en contadas ocasiones y son secuencias poco interesantes. A este respecto, tuve acceso durante las últimas semanas a un servidor de Discord para charlar con algunos de los desarrolladores del juego, que respondían rápidamente a las dudas que teníamos los que estábamos preparando el análisis del juego. Sobre el autoapuntado, lo que nos contaron fue que en todo momento buscaban "premiar la habilidad del jugador", así que la decisión de prescindir de esta opción fue premeditada. Por ahora no parece que las próximas actualizaciones de Chorus vayan a incorporar esta característica, pero nosotros esperamos que cambien de parecer, ya que supone una barrera difícilmente franqueable para poder disfrutar de la experiencia.

"Es todo un logro lo que ha conseguido Fishlabs con Chorus, que no deja de ser un título con unos valores de producción muy por debajo de los triple A"


Visualmente nos ha parecido espectacular, todo lo que nos rodea es hipnótico. Cuesta no maravillarse con algunas de las localizaciones. El diseño de los escenarios nos ha sorprendido, pues al tratarse de ambientación así y de que no podemos bajar de la nave, se ha hecho un buen uso de los colores, de la iluminación y de los efectos de partículas. Nosotros hemos jugado a la versión de PlayStation 5, que junto a la de Xbox Series X/S permite varias opciones gráficas. El modo Rendimiento ofrece más imágenes por segundo sacrificando la resolución, mientras que el modo Resolución hace exactamente lo contrario, dejando la tasa de fotogramas por segundo a 30 fijos. Yo he jugado con la opción gráfica que permite jugar a 60 fotogramas, y creo que es lo ideal para una experiencia de este tipo donde se apuesta por la fluidez de la acción. El único defecto gráfico que se puede apreciar es una pequeña carga de texturas al entrar en el juego por primera vez, pero lo compensa con unas pantallas de carga casi instantáneas. Lo cierto es que es todo un logro lo que ha conseguido Fishlabs con Chorus, que no deja de ser un título con unos valores de producción muy por debajo de los triple A.



CONCLUSIÓN

Es una pena que una decisión de diseño impacte de una forma tan negativa a la experiencia de Chorus, pero así es. Como decimos, es difícil que su sistema de combate convenza a todo el mundo, ya que hay que tener un punto romántico por el género para apreciar esta faceta. Tampoco se puede ocultar que es muy fácil quemarse con la repetitividad de objetivos, pero es algo implícito en el género de los matamarcianos. Sin embargo, me parece de recibo defender el resto de sus bondades, como su historia, el desarrollo de habilidades de nuestra nave, la exploración o lo bonito que es visualmente. Si sois capaces de pasar esta barrera, entonces tenéis un juego ideal a un precio reducido en un mes sin grandes lanzamientos.

Hemos jugado en PlayStation 5. Copia digital proporcionada por Koch Media.

Análisis de Chorus para PS5: Armonía espacial
Análisis de Chorus para PS5: Armonía espacial
Análisis de Chorus para PS5: Armonía espacial
Análisis de Chorus para PS5: Armonía espacial
Análisis de Chorus para PS5: Armonía espacial
Análisis de Chorus para PS5: Armonía espacial
Análisis de Chorus para PS5: Armonía espacial
Análisis de Chorus para PS5: Armonía espacial

Alternativas
Si buscáis algo parecido, Everspace 2 puede ser una opción a tener en cuenta.
La historia mantiene el tipo. Visualmente espectacular.
A la larga se puede hacer repetitivo. La falta de autoapuntado puede arruinar la experiencia.
Chorus es un título digno de la categoría AA, pero necesita unos cuantos ajustes para ofrecer una experiencia sólida.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×