El hormonado músculo de la libertad
Nintendo Switch PlayStation 4 PC

El hormonado músculo de la libertad

Testosterona y píxeles llegan de la mano en el arcade definitivo para Nintendo Switch.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Versión analizada Nintendo Switch. Copia digital proporcionada por Cosmocover.


Como concepto, Broforce es todo lo que queríamos y algo más. A ver, resumamos, los chicos de Free Lives (los mismos que la liaron hace casi nada con el llamativo Genital Jousting) empezaron a idear su juego por aquel lejano 2014, lo llamaron Brototype. Aunque la promesa de mejorar su ópera prima siempre estuvo en sus planes, no desperdiciaron la oportunidad de utilizar su retoño para promocionar la película Los Mercenarios 3 y adaptaron el concepto a The Expendabros. Después el juego entró en barbecho, añadiendo cosas y quitando todo el material promocional creado para el cine, hasta que finalmente después pulirlo convenientemente, el juego nos llegó en 2016 para PlayStation 4. Ahora llega a Nintendo Switch con toda su pirotecnia por todo lo alto.

Broforce es la versión definitiva de Los Mercenarios, pero sin las licencias de las películas. Un batiburrillo de personajes de películas de acción que se unen para glorificar tanto al cine ochentero (vuelve Carolco Pictures) como los juegos arcade de tiros de toda la vida. Los personajes son totalmente reconocibles, aunque para que no le acribillen los royalties, han "bro-matizado" todo el juego. De esta manera, nuestro acorralado John Rambo es "Rambro" en esta ocasión, mientras que el protagonista robótico de las dos películas de James Cameron aquí se conoce como "Brominator". A estos dos, sumemos Chuck Norris con su apariencia de Walker: Ranger de Texas, Mr.T con su icónica cresta, Wesley Snipes katana en mano a lo Blade, John McClane, McGyver, toda la artillería de el juez Dredd, Ripley con su lanzallamas... la locura.

La jugabilidad mezcla cositas de varios géneros. Más bien dos juegos. Por un lado, está Metal Slug, con unos mazas armado hasta los dientes acribillando a todos los enemigos que salgan al paso. Pero no lo haremos por escenarios lineales como en el juego de SNK, para nada. Si hay un juego con el que comparte planteamiento visual y estructura de niveles es sin duda con Worms. Vale que aquí imperen los puntillosos píxeles a lo hora de crear personajes, enemigos y escenarios, pero la verticalidad de los niveles y la forma en la que los explosivos dejan marca de su contundencia es calcada a la vista en el título de Team 17. Por un momento, imaginad que los gusanitos de Worms los cambiamos por sprites del Chuache, Stallone y Wesley Snipes. Y que en lugar de saltar torpemente durante turnos de treinta segundos podemos saltar y disparar a nuestras anchas. Y que, para colmo, podemos unir tres amigos más a ese sinfín de explosiones y tiroteos en los que es tan importante salir indemne como no destrozar el escenario para no precipitarnos al abismo.

No es que el juego deslumbre, vemos títulos pixelados de este palo cada dos por tres. Broforce mola por las frikadas, por los pequeños detalles. Porque ver a McClane descalzo corretear por la jungla o a McGyver trepar por una pared con chicles nos llega a la patada. De entrada, solamente contamos con "Rambro", pero conforme rescatamos prisioneros de guerra se desbloquearán nuestro héroes que se sumarán al plantel, cada uno con un número determinado de rescatados y acompañados de una ilustración a toda pantalla para que los veamos en todo su esplendor. Lo mejor es que cada uno cuenta con su argucia o su arma fetiche, lo que cambiará nuestra forma de jugar al controlarlos. Luego ya rotarán conforme perdamos vidas, de forma que al volver al anterior punto de guardado recogerá el testigo otro de nuestros personajes de acción. Resulta muy fácil llevarse por la emoción de los primeros niveles e intentar acribillar a todo bicho viviente que veamos en pantalla hasta alcanzar el helicóptero de fuga que marca el final del escenario. Pero eso es solo al principio. Conforme avanzamos, los objetos susceptibles de explotar multiplican su presencia, por lo que tendremos que tener cuidado tanto de que no nos quiten una vida como de no hacer socavones que rompan el camino y nos impidan progresar.

El juego cambia de escenarios, de ambientación y de personajes... pero no cambia mucho su mecánica. En ese sentido podemos echar de menos un poquito de variedad. A veces tenemos que tener más cuidado de no fastidiarla con el entorno que acabar con los enemigos. Al menos la versión de Nintendo Switch respeta el multijugador para cuatro, tanto en línea como en torno a la consola, lo que asegura risas porque cualquiera puede empezar a jugar desde que le ponemos un Joy-Con en las manos, en esencia es tan inmediato como un arcade de salones recreativos. Eso sí, jugar cuatro en el modo portátil puede ser un verdadero reto para nuestra retina, porque distinguir a nuestro personaje entre todos esos píxeles explotando puede ser realmente complicado. Broforce nos encanta para partidas rápidas, los niveles no son muy largos y resulta ideal para una consola como Switch.
Análisis de Broforce para Switch: El hormonado músculo de la libertad
Análisis de Broforce para Switch: El hormonado músculo de la libertad
Análisis de Broforce para Switch: El hormonado músculo de la libertad
Análisis de Broforce para Switch: El hormonado músculo de la libertad
Los personajes y sus diseños. Multijugador para cuatro, offline y online.
En algunos momentos, echamos en falta un poco de variedad.
Que no te engañe este amasijo de píxeles, se trata de un juego terriblemente adictivo tanto en solitario como en compañía.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×