¡Colabora!
0
La crudeza medieval
PC

La crudeza medieval

Blade ha resultado ser uno de los mejores ejemplos de la historia del software creado para el entretenimiento doméstico.

Por Laura Ez,
0 0 0

Cuando han corrido ríos de tinta sobre un proyecto es difícil evitar los prejuicios a la hora de analizar su versión definitiva, pero toda valoración previa, incluso en un producto nacional, se traslada a un segundo plano cuando se entra en Blade. Y sí, digo se "entra", porque no se juega a "Blade". El majestuoso entorno de edificios, la iluminación volumétrica, la física de todos los objetos, la dinámica de fluidos y un motor para el que todo lo que se diga se queda corto, consiguen que no haya duda en calificar a Blade: The Edge of Darkness como uno de los mejores ejemplos de la historia del software creado para el entretenimiento doméstico.

Las dos palabras clave que condensan lo que Blade ha logrado son interacción y simulación física de cada componente del entorno 3D. Es tal el grado de realismo conseguido en todo aquello que nos rodea que la interacción se convierte en la protagonista absoluta, porque todo lo que hacemos y todo aquello con lo que nos relacionamos responde con unas reacciones hiper realistas.

Más complicado resulta describir el entorno de Blade, la atmósfera que rodea al jugador, los combates, la inteligencia artificial y tantos otros apartados en los que este programa supera con creces todo lo que habíamos visto e incluso soñado hasta ahora. Sí, ha habido problemas en la producción, pero cuando se contempla el resultado final aún nos parece que han tardado poco tiempo en hacerlo si tenemos en cuenta el escaso número de personas involucradas directamente en el desarrollo. Blade es, por encima de valoraciones técnicas que comentaremos más adelante, un juego de los de antes. Y es que su mayor acierto reside en haber logrado ese equilibrio ideal entre jugabilidad, adicción y tecnología. Vamos, que no se trata del típico título que te alucina por su presencia gráfica y el juego en sí es una nimiedad. Al contrario, aunque está claro que los gráficos y el sonido son protagonistas absolutos, lo mejor es que están al servicio del jugador.

Por si a estas alturas todavía hay alguien que no conoce al dedillo el argumento de Blade, nos limitaremos a señalar las líneas maestras del mismo, porque sólo jugando descubriréis que una historia de espada y brujería tan manida puede convertirse en la mayor aventura que habéis vivido en un videojuego. Leyenda, luchas ancestrales, la presencia del mal en sus más terroríficas formas, y por supuesto, un héroe dispuesto a derrotar al mismísimo señor del caos. Un héroe desdoblado en cuatro personajes con anatomías y características tan diferentes que jugar con cada uno de ellos es como empezar un juego nuevo. A través de catorce niveles, que aquí alcanzan la categoría de sub-mundos, el intrépido y alucinante desarrollo de los acontecimientos no os dará ni un respiro. Numerosas secuencias de enlace, de introducción e incluso dentro del propio nivel, realizadas con fulgurantes movimientos de cámara que ofrecen una brillante puesta en escena, se encargan de dejarnos boquiabiertos cada vez que entramos en una sala secreta, cuando activa una trampa o en el momento de enfrentarnos a un peligro inaudito.
<b>Blade</b> es un juego que incorpora violencia, estrategia y algún que otro toque de rol.
Blade es un juego que incorpora violencia, estrategia y algún que otro toque de rol.
Podremos escoger entre varios personajes para llevar a cabo la aventura.
Podremos escoger entre varios personajes para llevar a cabo la aventura.

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 23 Febrero 2001
Desarrollado por: Rebel Act
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge.
×