Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar
Escapando de la República Socialista de Rumania
PlayStation 4 Xbox One PC

Escapando de la República Socialista de Rumania

En Black The Fall nuestro objetivo es huir desesperadamente de un régimen comunista opresor, ¿lo conseguiremos?

Por Gabriel AL,
0 0 0

Para entender al juego creado por Sand Sailor Studio, hay que entender un poco la historia de Rumanía, país al que pertenecen. Hablar largo y tendido sobre la ocupación comunista en los países del este de Europa después de la Segunda Guerra Mundial, nos ocuparía infinitas páginas, pero os lo podemos resumir un poco. Después de finalizar la guerra, el ejército soviético se instaló en Rumanía durante unos años, para después dar paso a la República Socialista de Rumania hasta 1989. Esta circunstancia ha sometido al pueblo rumano a muchos años de represión comunista, hecho que el pequeño estudio ha querido tomar como referencia para crear Black The Fall, donde tomaremos el control de un humilde trabajador que trata de escapar del régimen comunista sorteando diferentes tipos de adversidades.

Los escenarios están diseñados para ser recorridos en un entorno 2D, a pesar de que se nos muestran en 3D. Siempre los recorreremos de izquierda a derecha y es la cámara la que nos orienta en función de las diferentes circunstancias. Es lo que se denomina 2.5D, un término intermedio entre un entorno y otro. La historia es un poco ambigua, ambientada en un futurista régimen comunista, el único objetivo que tenemos claro es que tenemos que huir, ser libres de las cadenas opresoras que nos obligan a trabajar sin descanso. De ahí que sea importante conocer un poco de la historia de la Rumanía comunista para entender el trato que se le ha dado a la historia.

Lo curioso es que el personaje que controlamos en muy impersonal. No tiene nombre, no es nadie en particular, se trata de contar una historia ambigua sin un protagonista claro, es un trabajador más en busca de la libertad. A nuestra disposición están unas mecánicas bastante comunes: movernos de izquierda a derecha, saltar, un botón de acción y dos más para activar o desactivar un rayo láser que nos permite dar determinadas órdenes. Como a mitad de la historia un simpático personajes nos acompaña y nos ayuda a salir airosos de todas las trabas que se van poniendo en nuestro camino. Se trata de un perro robótico que controlamos precisamente con ese láser, aunque no es lo único que podemos hacer con este futurista elemento.

Los puzzles son el alma de la jugabilidad en Black The Fall, después de recorrer un tramo de escenario, siempre se nos plantea un reto que tenemos que resolver. En algunas ocasiones es muy evidente y todo se reduce a una prueba de habilidad por parte del jugador, y en otras tenemos que poner a trabajar el cerebro en busca de la solución. Solamente hay una salida a cada puzzle, por lo que siempre cabe la posibilidad de tirar del ensayo error. Probamos a ver si de una forma podemos avanzar y si morimos en el intento, como volvemos a reaparecer justo antes del puzzle, pues lo volvemos a intentar de otra forma, así hasta que lo resolvemos.

A nivel artístico, el mundo decadente que mezcla detalles futuristas con la ambientación del régimen comunista más ácido, le queda como anillo al dedo. Quizás no hubiese estado de más algún video explicando un poco mejor la historia, pero lo cierto es que no hace falta saber mucho para disfrutarlo, aunque sí para entenderlo. A nivel jugable echamos de menos un poco más de interacción con el escenario, en el que nuestra acción se reduce a avanzar y resolver. Como punto negativo hay que decir que nos hemos quedado con ganas de más. Se hace muy corto, de hecho nos lo hemos pasado dos veces, una primera en la que habremos tardado entre 3 y 4 horas en la que lo hemos saboreado y explorado, y una segunda donde hemos ido a toda leche y lo completamos en poco más de una hora, claro está que ya conocíamos la respuesta a todos los puzzles y circunstancias, sino sería imposible haberlo completado así.

Black The Fall es un plataformas plagado de retos, a cada cual más curioso, que nos recuerda inevitablemente a otros títulos ya creados, pero que puede presumir de unas mecánicas propias y un diseño único. Nos ha gustado mucho como va alternando puzzles fáciles, con medios y difíciles, sin ningún tipo de orden. Supone un verdadero reto, aunque el ensayo error puede ensombrecer un poco la experiencia, lo ideal sería estudiar el escenario para resolver el problema sin intentarlo continuamente hasta que nos salga. Quizás con un sistema de vidas el reto hubiese sido más interesante y nos lo pensaríamos dos veces antes intentar un movimiento que termine en desgracia. A pesar de su duración, es totalmente recomendable, cada minuto empleado en el juego nos ha transmitido muy buenas sensaciones y nos ha gustado mucho.
Análisis de Black The Fall para PS4: Escapando de la República Socialista de Rumania
Análisis de Black The Fall para PS4: Escapando de la República Socialista de Rumania
Análisis de Black The Fall para PS4: Escapando de la República Socialista de Rumania
Análisis de Black The Fall para PS4: Escapando de la República Socialista de Rumania
La ambientación y mezcla de puzzles
Su duración, nos hemos quedado con ganas de más
Black The Fall es una mezcla de plataformas con puzzles de variada dificultad, divertido e ingenioso.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×