¡Colabora!
0
Profesión: matar orcos
Nintendo Switch PC PlayStation 4 Xbox One Mac

Profesión: matar orcos

Battle Axe homenajea la época de los mejores clásicos arcade hack and slash.

Por Andrés JC,
0 0 0

"Inspirado en Gauntlet y Golden Axe" podemos leer en la web de Numskull Games, editora responsable de Battle Axe, un proyecto financiado por Kickstarter que ha logrado llegar a varias plataformas. Sus referentes no podían ser más influyentes en el mundo de los videojuegos, gracias a su innegable calidad y atemporal sistema de juego. El desarrollador Bitmap Bureau, a cargo de Battle Axe, se está haciendo un nombre poco a poco, gracias a títulos como Xeno Crisis u 88 Heroes, que han conseguido emerger de la maraña de juegos independientes para ser tomados en consideración. ¿Cómo les ha ido en esta nueva incursión hacia el mundo retro?

El argumento nos sitúa en la fantástica región de Mercia, un lugar colorido y plagado de todo tipo de seres aún más fantásticos de aspecto muy D&D. Cada siete años, Ethelred tiene por costumbre secuestrar inocentes comerciantes, sabios y todo tipo de personajes, pero esta afrenta no quedará impune en esta ocasión. Tres valientes guerreros acuden para hacer justicia, un elfo, un mago y una bandida rescatarán a todos los prisioneros y pondrán fin a la tiranía de Ethelred.

Una elfa oscura, un enano y... otro enano

La llegada a Battle Axe no podía ser más inmediata: un menú con dos modos de juego y opciones, ante el cual descubrimos que el modo "Difícil" está activado por defecto. ¿Casualidad? ¡No! Estamos ante un juego que pretende emular el inefable y en ocasiones injusto desafío del mundo arcade, y tardaremos poco en descubrirlo. Elegimos a uno de los tres personajes disponibles, cuyas diferencias no solo son estéticas sino también mecánicas: ya que tenemos tres ataques disponibles, uno a corta distancia, otro de proyectiles y un movimiento dash para golpear a una hilera de enemigos. Cada personaje tiene una configuración ligeramente distinta para favorecer un estilo de juego particular.

Mover y atacar con el personaje de nuestra elección es una sensación agradable, las animaciones y el pixel art que tenemos ante nuestros ojos es más que resultón, emulando a grandes clásicos de recreativa como Golden Axe: The Revenge of Death Adder o Cadillacs and Dinosaurs, solo que con una vista cenital y un estilo gráfico más próximo a Metal Slug. Como todo buen beat'em up, encadenar combos es lo más satisfactorio, mediante la ejecución de varios ataques efectivos en una ventana de tiempo. Para ayudarnos en nuestra tarea existen algunos items que recuperan salud o efectúan grandes daños al enemigo, aunque no alteran sustancialmente el ritmo de juego. Es más interesante el interludio entre cada fase, durante el cual podemos curar o potenciar al personaje utilizando monedas.

¡Una selección de razas sin un humano blanco caucásico!


Durante la sangría de carne verde nos acompaña una banda sonora más que notable, bajo la batuta de Manami Matsumae, veterana conocida por sus contribuciones en grandes obras maestras como U.N. Squadron, Final Fight o Mega Man; si bien no consigue alcanzar las cotas de calidad de aquellos. Este trabajo musical marida de maravilla con el trabajo gráfico de Henk Nieborg, también viejo conocido de importantes obras píxeladas como Lomax (PlayStation) o The Misadventures of Flink (Mega Drive).

Cuando ya hemos matado a varios orcos y, lo más probable, recibido unas cuantas castañas a cambio, nuestra genial impresión inicial se empieza a desinflar: Battle Axe es un juego eminentemente simple en lo mecánico, no solo en el control sino en varias áreas: diseño de niveles, inteligencia de enemigos e incluso jefes finales. Los mapas no son procedurales (resulta extraño la necesidad de esta aclaración) y la mayor parte del tiempo nos lo pasamos recorriendo escenarios muy básicos en los cuales solo debemos destruir una determinada estructura de vez en cuando para desbloquear la siguiente puerta. Encontraremos personajes que rescatar en lugares remotos del nivel, pero más allá de eso el potencial de estos escenarios amplios se ve desperdiciado. La mayor parte del tiempo nuestra única preocupación consiste en golpear al enemigo lo más rápido posible, que en general solo nos perseguirá; y en ocasiones debemos esquivar obstáculos del entorno dañinos como lanzallamas. Hemos encontrado ciertos problemas en el sistema de colisiones e incluso en la propia vista cenital, que muchas veces nos impide ver a los enemigos, que nos atacan desde fuera de la pantalla.

Resulta molesto no poder cruzar los puentes diagonales sin ir chocándose con la pared


La mayor decepción viene de su escaso contenido, ya que solo dispone de cuatro niveles que pueden ser superados entre 5 y 10 minutos. Esto nos lleva a la conclusión de que en media hora hemos terminado el juego con la sensación de que podría dar mucho más de sí, ya sea incluyendo más escenarios, más tipos de enemigos o que sean más inteligentes. Cuando completamos el juego tenemos otro modo adicional cuya única novedad es cambiar los elementos del escenario de sitio, pero apenas ofrece un reto extra de interés. Resulta hasta cierto punto incomprensible que el magnífico trabajo artístico que hay en Battle Axe se vea tan desvirtuado por su poca profundidad: un gran número de juegos de este estilo en la época de los 16 bits ofrecen más motivos para volver a jugar que los que hallamos aquí. Mismamente los Golden Axe de Mega Drive resultan una experiencia más estimulante al emplear monturas, magias, ataques aéreos o enemigos con diferentes puntos débiles.

Conclusiones

Dentro de lo que Battle Axe ofrece, es evidente que la mejor manera de disfrutarlo es en multijugador, y no cabe duda de que al menos dos o tres partidas entretenidas nos va a proporcionar, hasta que sus carencias empiecen a pesar. No es un mal juego al que echar una partida rápida de vez en cuando, pero queda lejos de lo que podría haber sido, sobre todo teniendo en cuenta quiénes firman el apartado audiovisual. Cuando un juego que homenajea a los clásicos queda en evidencia frente a ellos en aspectos fundamentales, cuesta encontrar razones para dedicarle mucho tiempo. Un ejemplo ilustrativo de cómo se puede hacer bien un homenaje de este tipo lo encontramos en Streets of Rage 4, que expande un concepto original para implementar su propio estilo y proponer nuevas experiencias siguiendo una fórmula clásica. Las comparaciones son odiosas, pero no es difícil imaginarse cómo Battle Axe podría haber sido un producto mucho más completo y mejor acabado.
Análisis de Battle Axe para Switch: Profesión: matar orcos
Análisis de Battle Axe para Switch: Profesión: matar orcos
Análisis de Battle Axe para Switch: Profesión: matar orcos
Análisis de Battle Axe para Switch: Profesión: matar orcos

Alternativas
Torchlight, Enter the Gugeon, Hotline Miami.
Audiovisualmente es una delicia.
Parece un producto sin terminar y con poco contenido.
Su atractivo es innegable, pero determinadas carencias e imperfecciones lo alejan del notable.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge.
×