¡Colabora!
0
Guantazos a la romana
PC PlayStation 4 Xbox One

Guantazos a la romana

Los galos más famosos del mundo viven una nueva aventura en consolas, con la magia de un menhir como centro de atención.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Versión analizada Xbox One X. Copia digital proporcionada por Meridiem Games.


Realmente no necesitan presentación, estos irreductibles galos han estado resistiendo la invasión romana de Julio César durante tanto tiempo y en tantos medios que ya hemos perdido la cuenta. Sin contar los cómics que les vieron nacer de la mano de René Goscinny y Albert Uderzo, han pasado muchas veces por el cine (tanto de animación como con actores reales), tienen su propio parque de atracciones y han protagonizado innumerables videojuegos. En cuanto a esto último, que es justamente lo que nos toca, han abarcado desde recreativas de acción desarrolladas por Konami hasta plataformas en la era de los 16 bits, sin olvidar su paso por los Juegos Olímpicos no hace muchos años. Ahora vuelven a estar de moda con Astérix y Obélix XXL3: El Menhir de Cristal, su nueva aventura creada para PlayStation 4, Nintendo Switch, Xbox One y PC.

La trama no pertenece a ninguna de las historietas de los tebeos, se ha creado en exclusiva para la ocasión. En este caso, el druida de la aldea, Panorámix, recibe una misterio carta de Frida Firigir, sacerdotisa de la isla de Tule que solicita de nuestra ayuda. Esta le anuncia que una gran amenaza se cierne sobre su pueblo y pide al druida que saque de su escondite un misterioso menhir que le guardaba debido a su enorme poder. Nuestro cometido será recorrer toda Europa, recuperar las tres piedras que le confieren los poderes al menhir de cristal y localizar con la roca a Frida para rescatarla, un trabajo hecho a medida para dos valientes galos y un perrito tan valeroso como ellos.

Ese barco, si fuera de piratas, tendría toda la pinta de que se va a convertir en un submarino en breve.


Cuando todo parecía presagiar que tendríamos un juego lineal en el que superaríamos niveles clónicos uno detrás de otros (salvo el típico cambio del fondo del escenario), nos encontramos con una aventura de acción que coquetea con los Action RPG, a muchísima distancia, pero se le notan las maneras. A ver cómo suena: perspectiva aérea calcada a Diablo, cooperativo para dos jugadores, escenarios comunicados unos con otros, misiones secundarias para que vayamos a nuestra bola y una ristra de habilidades de ataque que podemos mejorar conforme avanzamos en el juego. Vale, quizás lo de Action RPG le queda un poco grande, porque realmente no hay un árbol de habilidades o no ponemos cambiar el equipamiento de nuestros personajes, pero se agradece que en un juego de acción tradicionalmente asociado a los más pequeños tengamos algo más que hacer que aporrear el botón de hacer combos y tirar hacia adelante.

Curiosamente, en el juego no hay botón de salto como tal, pero hay uno para dar volteretas que sirven tanto para escapar de los enemigos cuando nos rodean como para sortear obstáculos y pasar al otro lado de un precipicio. Es exactamente lo que vimos en Diablo III, nada de saltar ni de girar la cámara, incluso se emplea el recurso de Blizzard de emplear uno de los gatillos del mando para habilitar más acciones de ataque que consumen la barra de maná. El plagio no es total, las botellas rojas de salud se han sustituido por jabalíes, que para botellitas mágicas en esta aldea sólo tendremos las de la “pócima mágica” que los ha hecho tan famosos. En el caso de que no podamos jugar en cooperativo (solo en local), podremos alternar entre Asterix y Obelix con solo pulsar un botón. Cada uno cuenta con sus habilidades de ataque propias, su barra de vida en función de su corpulencia y algún detalle exclusivo, como es la posibilidad de beber la pócima y ganar tanto en velocidad como en fuerza durante unos instantes en el caso de Asterix como la posibilidad de Obelix de lanzar a Ideafix, su perrito, para que muerda los traseros romanos.

Las misiones son simples, del palo de escudriñar bien los escenarios para encontrar todos los coleccionables dispersados por las inmediaciones, hablar con el personaje que nos indiquen o superar los campamentos de romanos, que no son más que una serie de oleadas encadenadas de dificultad creciente. Y hablando de lo complicado que resulta el juego, Los tres niveles de dificultad permiten que podamos ajustarlo según nuestra habilidad y paciencia, pero ya os avisamos que en los niveles más bajos no tendremos problema para limpiar la pantalla de enemigos. Y realizar las misiones que nos encomiendan tampoco será un quebradero de cabeza gracias a la brújula que aparece en pantalla continuamente para indicarnos la dirección en la que tenemos que encaminarnos. Conforme aporreemos enemigos y rompamos cajas de manera acumularemos cascos de romanos, moneda del juego que sirve para ampliar las poquitas habilidades que tenemos a nuestra disposición.

Asterix y Obelix son los Bud Spencer y Terence Hill de los cómics.


A la hora de hablar de los gráficos, el juego cumple de sobra. Reconoceremos al momento todos los personajes, escenarios y peculiaridades que hemos visto tantas veces en los tebeos, que al fin y al cabo es de lo que se trata. Los jabalíes correteando, la aldea con todos sus vecinos, los bosques de alrededor y luego cada país, porque nuestra aventura nos llevará muy lejos de nuestra Galia natal. Y todo cargado de casitas, rocas, árboles y cajas (en las que encontraremos los cascos de romanos que sirven para mejorar nuestras habilidades). Luego hay las limitaciones típicas de este tipo de producciones como que los romanos se repitan hasta la saciedad por aquello de que los tengamos que vapulear durante nuestros viajes por toda Europa o que alguna vez se quede algún objeto suspendido en el aire en un sitio imposible. Al menos es muy colorido y respetuoso con la obra original, detalle que celebramos. En esta ocasión no encontraremos el castellano entre las voces disponibles en el doblaje, nos tendremos que conformar con los subtítulos en castellano, los que por cierto deberían revisarse ya que algunos cosas mejorables como que aparece “omitir escena” cuando debería poner “terminar conversación”.

Esta nueva aventura de Asterix y Obelix da un paso (pasito en realidad) dentro de las adaptaciones para toda la familia con un juego asequible, entretenido y más profundo de lo que podría parecer de antemano. En este sentido, tiene más de los títulos de Lego con ese cooperativo opcional que tan bien sienta a los que tenemos dos mandos en casa y esa exploración de escenarios que se aleja del ya clásico avanzar y pegar sin ton ni son. Ni es el juego que nos marcará ni es la mejor recreación posible de estos personajes, pero nos hará pasar unas tardes bien entretenidos, sobre todo si conseguimos engatusar a un amigo o familiar para que nos acompañe a llevar el menhir de cristal de un lado para el otro. De no ser así y vas a jugar solo, réstale 10 puntos a la nota, en solitario se resiente.

Redactado por Juan Emilio Palomino (Spiderfriki)
Análisis de Asterix & Obelix XXL3 para XONE: Guantazos a la romana
Análisis de Asterix & Obelix XXL3 para XONE: Guantazos a la romana
Análisis de Asterix & Obelix XXL3 para XONE: Guantazos a la romana
Análisis de Asterix & Obelix XXL3 para XONE: Guantazos a la romana
Cooperativo. Grandes escenarios, habilidades que mejorar y misiones secundarias.
Fallitos en los textos. Puede resultar muy simple para los jugadores más expertos.
Ideal como alternativa a la franquicia Lego, buen cooperativo y muchas cositas por hacer. No es la repanocha, pero entretiene.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi.
×