¡Colabora!
0
La isla de la felicidad
Nintendo Switch

La isla de la felicidad

Animal Crossing ha llegado a Nintendo Switch con la misión de ofrecernos una nueva vida virtual en una isla desierta. Acompáñanos.

Por Alberto Hernanz (@AlbeerBeto),
0 0 0

Versión analizada Nintendo Switch. Copia digital proporcionada por Nintendo.

Animal Crossing es uno de esos juegos que son capaces de absorbernos durante meses y es por ello que se trata de una serie muy querida por los usuarios de Nintendo. Cabe recordar que WiiU no contó con una nueva entrega, o al menos no de la serie principal, por lo que el anuncio de Animal Crossing: New Horizons para Nintendo Switch era una noticia muy esperada por los usuarios de la consola. El juego ya está disponible y durante estas semanas lo hemos estado jugando para contar en este análisis no solo las novedades o cambios que presenta respecto a las anteriores entregas, también para valorar la experiencia que ofrece esta nueva aventura conviviendo con ella a diario.

Antes de adentrarnos en la aventura contamos con la posibilidad de personalizar los rasgos básicos de nuestro personaje. A diferencia de en títulos anteriores ya no existen las preguntas en base a las cuales se generaba nuestro personaje y somos nosotros mismos los que podemos cambiar el rostro o peinado de nuestro avatar. Importante además que el título nos ofrece la oportunidad de seleccionar si queremos que el juego se refiera a nosotros como chico o chica, aunque esto se puede cambiar en cualquier momento y además tampoco condiciona el tipo de ropa, peinado o rasgos faciales. En un principio son pocas las opciones de personalización que tenemos en este sentido, pero a lo largo del juego se abren nuevas opciones para este aspecto.

Cada nuevo Animal Crossing ha presentado un planteamiento diferente y en esta ocasión la premisa se aleja de ser el alcalde, tal y como ocurrió en Animal Crossing: New Leaf. En esta ocasión Tom Nook ha montado un Plan de Asentamiento en una Islas Desiertas y nosotros somos uno de sus primeros conejillos de indias para ir a vivir allí. En un principio llegaremos al lugar y serán otros dos vecinos los que nos acompañen en los primeros días. En un principio contamos con una pequeña tienda de campaña que podemos colocar en el sitio que deseemos, de manera que este pasará a ser nuestro lugar de residencia. De la misma manera el título nos ofrece la oportunidad de colocar las tiendas a nuestros vecinos, para así poder seleccionar dónde queremos que vivan estos. Esta es la manera en la que el título nos presenta un sistema de personalización de la isla que más adelante cobra mucho más protagonismo a base de diferentes opciones.

Empezamos nuestra vida en la isla viviendo en una pequeña tienda de campaña.

Algo que nos ha sorprendido es que el título nos ofrece paulatinamente el acceso a los diferentes rincones de la isla, ya que a nuestra llegada solo podemos acceder a una de las zonas, ya que en la isla no existen puentes para pasar los ríos, así como tampoco rampas para llegar a los niveles de tierra superiores. La pala, el hacha, la caña y el resto de herramientas que conocemos de otras entregas están de vuelta, pero en esta ocasión cobran especial protagonismo dos nuevas: la pértiga y la escalera de mano. Con la primera de ellas podemos saltar el río para llegar a más zonas, así como la escalera nos sirve para escalar a las zonas más elevadas. Recalcar una vez más que al principio dichas zonas están inaccesibles, de manera que el progreso en el juego nos va ofreciendo los bienes pertinentes para llegar a todos los rincones de la isla poco a poco.

Si eres de los que echabas de menos opciones de crafteo en anteriores Animal Crossing, en esta ocasión estás de enhorabuena. Una de las principales novedades que se han incluido en la entrega de Nintendo Switch es la de crear todo tipo de objetos. Aquí entra en juego un factor muy importante, y es que las herramientas que construimos se rompen con el uso, así como podemos llegar a construir otras versiones más duraderas de las mismas. Es evidente que el sistema de armas rompibles visto en The Legend of Zelda: Breath of the Wild es una referencia, y por ello hay que cuidar los útiles de los que disponemos para que nos duren lo máximo posible. Conseguir ramas moviendo los árboles, diferentes tipos de madera talando árboles, así como piedras al golpear los pedruscos son solo algunas maneras de conseguir los recursos para originar cualquier tipo de objeto, sea herramienta o no.

En un principio se nos ofrecen unos pocos planos con los que empezar a crear las herramientas básicas, así como muebles y otros tipos de objetos, pero es posible ampliar todas estas opciones a medida que avanzamos en el juego. Se pueden conseguir nuevos planos "avanzando en la historia", comprando estas guías, obteniéndolas como regalo de vecinos o amigos, así como obteniendo diferentes tipos de materiales los cuales nos dan ideas para originar más creaciones. La primera mesa de crafteo nos la ofrece Tom Nook, pero después podemos construir más y colocarlas en cualquier rincón de la isla. Es cierto que el sistema de crafteo es algo engorroso en algunos conceptos, como por ejemplo a la hora de querer crear varios objetos iguales de seguido, ya que no existe tal opción y tienes que ir uno a uno. Aún así el crafteo representa una característica que ha llegado al universo de Animal Crossing para quedarse en próximas entregas.

Conseguir materiales es necesario para craftear, pero los proyectos más complejos nos solicitan muchos materiales difíciles de conseguir

Otra característica que ha llegado con Animal Crossing es el sistema de millas. Además de volver a contar con las bayas como sistema monetario principal, también encontramos las millas. Al comienzo de la aventura se nos ofrece el Nookófono con el que podemos acceder a diferentes aplicaciones o características, entre las que tenemos las Millas Nook. Esto viene a ser una serie de desafíos o logros de diferentes índoles, los que nos otorgan las mencionadas millas como premio según cumplimos las diferentes fases de dichos logros. Así mismo existe la versión Plus de este sistema, el cual está representado por desafíos de menor escala en el que se renuevan las misiones completadas una vez las finalizamos. Un ejemplo de desafíos del primer sistema es por ejemplo recoger 5-20-50-100-200 almejas en la playa u otras tareas más concisas como cambiar por primera vez la bandera o la melodía de la isla, entre otros. El sistema Plus por su parte ofrece desafíos como ganar 5000 bayas al vender objetos, cazar 5 bichos, o realizar 3 proyectos de bricolaje, es decir, desafíos que llevan mucho menos tiempo. Más adelante hablaremos de algunos usos que nos ofrecen las millas.

El día a día en la isla transcurre de la manera que ya conocemos desde anteriores entregas. El título utiliza el horario de la consola para así ofrecer un ciclo de días y noches, mientras la meteorología ocurre de manera aleatoria sin tener en cuenta la de la realidad. Por otro lado cabe destacar que esta entrega nos permite seleccionar el hemisferio en el que se encuentra la isla que habitamos, de manera que las estaciones tengan lugar de la misma manera que en la realidad o que sean las contrarias en el caso de seleccionar el hemisferio contrario al que vivimos en verdad. Tom Nook vuelve a ser quien se encarga de recaudar las bayas de las hipotecas que nos concede para así ir ampliando nuestro domicilio, por lo que conseguir dinero es una de las tareas constantes para poder avanzar. Recolectar frutas para vender, desenterrar fósiles y capturar peces e insectos son otros de los puntos en común que ofrece el diario para bien rellenar el museo o vender las piezas repetidas.

Cuando van pasando los días de juego descubrimos que podemos ir relazando muchas más opciones, y muchas de ellas están relacionadas con la personalización y decoración de la isla. A medida que avanzamos podemos establecer puntos de residencia para futuros vecinos, poner puentes y colinas, cambiar la ubicación de casi cualquier recinto, así como decorar el pueblo de arriba a abajo. Pero sin lugar a dudas lo más interesante llega bastantes horas después de comenzar a jugar y es que en este Animal Crossing se ha posibilitado la opción de transformar el terreno de la isla. De esta manera podemos hacer caminos de diferentes tipos, manipular el terreno para configurar los niveles de tierra e incluso el curso de los ríos o generar cascadas. La imaginación que le echemos al asunto es lo que nos permite alcanzar la isla de nuestros sueños. A la hora de decorar la isla podemos utilizar cualquier objetivo decorativo que tengamos en nuestra colección, pero hay que hacer mención especial a los objetos del catálogo de millas, ya que muchos de ellos son para decoración exterior.
Análisis de Animal Crossing: New Horizons para Switch: La isla de la felicidad
Análisis de Animal Crossing: New Horizons para Switch: La isla de la felicidad
Análisis de Animal Crossing: New Horizons para Switch: La isla de la felicidad
Análisis de Animal Crossing: New Horizons para Switch: La isla de la felicidad

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 20 de marzo de 2020
Desarrollado por: Nintendo EPD
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi.

Actualmente hay conectados 5 usuarios registrados y 56 invitados.

125 ms.

Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2021 | Diseño web por Juan Palma García y Roberto Nieto

×