¡Colabora!
0
Análisis de Alone in the Dark, suave reinicio de los padres del survival horror
PC PlayStation 5 Xbox

Análisis de Alone in the Dark, suave reinicio de los padres del survival horror

Vuelve a la mansión de Derceto con caras conocidas y un sistema de juego totalmente renovado.

Por Enric Z.,
0 0 0

Los videojuegos han explorado ya el terror de todas las formas posibles. Pero hace poco más de 30 años hubo un momento de impás en el que el género inició su verdadera etapa de oro, el momento en el que se acuñó el término survival horror, algo que hoy ya ha quedado un poco asociado a la nostalgia. El origen tuvo lugar concretamente en 1992, cuatro años antes del lanzamiento de Resident Evil, y fue diseñado por Frédérick Raynal desarrollado por una empresa francesa, Infogrames. Su título: Alone in the Dark.

Alone in the Dark sentó muchas de las bases de lo que en los siguientes años se entendería como uno de los géneros más explotados hasta la fecha. Fondos prerenderizados, planos estáticos en posiciones terroríficas, puzles, armas con las balas contadas y enemigos que nos acechan tras cada esquina mientras investigamos los escenarios. Esa descripción encaja perfectamente con Resident Evil, Silent Hill, Parasite Eve y muchísimos más, pero fue el detective Edward Carnby el primero en ponerlos encima de la mesa. Desde 1992 hasta 2024 la saga Alone in the Dark ha vivido una montaña rusa de emociones: una potente trilogía inicial con el motor del juego original que disparó el éxito y la ambición de Infogrames, seguida de varios parones y reinicios con resultados más que regulares. Básicamente el género se comió a su padre y todos se le adelantaron: A New Nightmare se quedó anticuado en 2001, Alone in the Dark de 2008 fue un reinicio demasiado alejado de los valores de la saga y mejor ni hablar del shooter Illumination de 2015.


Jodie Comer interpreta a la protagonista Emily Hartwood


No ha sido hasta ahora que, de la mano de THQ Nordic y desarrollado por Pieces Interactive nos llega una nueva entrega, de nuevo titulada Alone in the Dark, dejando claro que va a ser un nuevo reinicio de la saga con aires de remake, ya que recrean de forma bastante libre los eventos del primer juego, con muchísimos puntos en común, pero con otros aspectos totalmente renovados.

La premisa de este remake es la misma que la del original: la desaparición de Jeremy Hartwood en la Mansión de Derceto, dónde se plantarán su sobrina Emily Hartwood y el detective que ella misma ha contratado: Edward Carnby. Ambos investigarán este edificio en la Louisiana de los años 20, cada uno por su lado, y aquí tenemos una de las grandes similitudes con el juego original y con muchos de los juegos de la época: nada más empezar elegiremos el camino de uno de los dos personajes, y el otro quedará como un acompañante decorativo con el que coincidiremos en breves escenas contadas con las manos. Esto, por supuesto, nos invita completamente a revisitar el juego en una segunda partida con el otro personaje. Si bien la aventura es la misma, habrá pequeñas variaciones en algunos escenarios y en las interacciones con los personajes con los que nos cruzaremos, que no serán pocos. Esos personajes nos irán ayudando o perjudicando, desvelando y dándole forma a la historia.


El nivel visual de muchos de los escenario es excelente


Una de las novedades más potentes es la elección de dos conocidos actores de televisión para interpretar a los protagonistas. Tanto Jodie Comer (la versátil asesina de Killing Eve) como David Harbour (Stranger Things) ponen cara a Emily Hartwood y Edward Carnby respectivamente. La decisión de poner a dos actores famosos es, sin duda, un gancho comercial muy interesante, y por supuesto ayuda a darle ese toque de realismo fotográfico que el juego busca, aunque debido al flojo guión se nos quedan como bastante desaprovechados. Visualmente el juego es más que notable. Se nota el mimo y cariño puesto en todas y cada una de las estancias de la mansión, aunque sí reconocemos que hay otros escenarios, especialmente exteriores, con menos nivel de detalle y un contraste más grande con lo detallada y excelente que es la mansión de Derceto. Hay algunos temas técnicos que esperemos que se reparen en el parche de Día 1, como elementos de puertas sin cargar cuando giramos rápido o el más grave: cuando nuestro personaje se queda estancado en un lugar al que no debería tener acceso, obligándonos a cargar la partida más reciente.

Pese a tratarse de un survival horror, Alone in the Dark no abusa del miedo. No sabemos si se trata de algo intencional o es que ya estamos acostumbrados a los parques de atracciones de la intensidad como Alan Wake II (quién haya jugado al capítulo del manicomio antes del parche lo entenderá). Sea como sea, en esta aventura pasaremos una gran parte explorando con relativa tranquilidad, resolviendo puzzles y desgranando la historia. De hecho, pocas veces nos sorprenderán los enemigos, ya que el juego se encarga de dejar bastante claro cuando estamos en el mundo normal y cuándo en el de terror, algo que le quita un poco de esa tensión que suele gustar que esté presente en todo momento. Los enfrentamientos son contados, muy medidos y colocados y fomentan el sigilo, pero muchas veces lo más cómodo es salir corriendo hacia la puerta más cercana. Tenemos armas que vamos consiguiendo a medida que avanza la historia, pero realmente no les vamos a dar uso hasta el tramo final del juego. De nuevo, un survival horror con miedo al uso de armas. Si propones demasiadas armas, te parecerás a un shooter (hola, Illumination), pero si pones demasiadas pocas, puedes ahuyentar a un público que quiere terror y balas. Al final es divertido disparar a los enemigos, pero no hay muchos y de balas tampoco vamos muy sobrados, así que probablemente la mejor solución es coger un arma rompible y apoyarnos en ella.


No faltará el homenaje a los planos estáticos de la época


Manteniendo la intención de apelar al máximo de jugadores posibles, el nivel de dificultad se puede personalizar a nivel de enemigos, consejos y complejidad de los puzles. Lo más recomendable es jugarlo todo tal y como viene por defecto, pero es de agradecer que aporten estos extras para hacer la aventura más fácil o más exigente a quien así lo requiera. Los puzzles no son en general muy difíciles, tienen mucho halo de escape room, en el sentido de que nos encontraremos buscando combinaciones de números constantemente, por una razón argumental. Y nos obligarán a revisar todos los documentos que encontremos, algo muy interesante ya que revelan tramas de la historia, contextos muy necesarios y a la vez pistas dónde cómo continuar o dónde encontrar objetos clave para avanzar. El propio mapa también está lleno de información para los completistas: si quieres puedes conocer si una habitación está explorada al 100% o si queda algo por hacer. Incluso si los puzzles que te has encontrado pueden ser resueltos con la información que ya tienes contigo.

La ambientación es sin duda uno de los puntos más fuertes de este Alone in the Dark. La tensión, el nivel de detalle de los escenarios y el lore de ese pueblo de Louisiana nos tendrán enganchados, pero hay un elemento que está por encima de todo: el sonido. No hablamos de música, que cumple su función de forma correcta, sino a los efectos de sonido. Las pisadas, los golpes, los suspiros, los crujidos… cualquier ruido de ambiente se escucha a la perfección y eso es uno de esos elementos a los que no hacemos caso pero a los que debemos el 80% de la inmersión en los juegos. Aquí se ejecuta a la perfección, convirtiéndose en un ASMR involuntario para los fans del terror.


David Harbour interpreta a un Edward Carnby más fuerte que nunca


A nivel de coleccionables, Pieces Interactive ha decidido organizarlos por sets. Te vas a encontrar muchos objetos independientes que forman parte de sets de tres. Cuando tengas los tres de este set tendrás un beneficio, que en algunos casos pueden ser objetos pero en la inmensa mayoría será información y datos sobre la historia del juego. No son difíciles de encontrar ya que nos cruzaremos con ellos mientras exploramos todas y cada una de las habitaciones de la mansión.

Los guiños a los juegos originales están presentes en todo el momento. Desde los personajes, escenarios, documentos y demás están empapados de momentos para sacar una sonrisa a los nostálgicos que vivieron el primer juego, ya fuera en su momento o más adelante (tuvo hasta un port en iOS). Por supuesto no faltará la escena con planos de cámara fija y extras divertidos como poder cambiar el modelo de los personajes por el pixel original. De hecho, son tantos los guiños que habría sido un puntazo incorporar el juego original como extra una vez terminada la partida.


La versión deluxe incluye los modelos poligonales originales para los más nostálgicos


Conclusiones

Hay un problema con este Alone in the Dark y es que en muchos aspectos, especialmente los comerciales, nos da la impresión que estamos ante una superproducción por lo tanto, sin quererlo, le exigimos lo mismo que a un AAA. Pero la realidad es que su equipo, aún y poniendo todo el cariño del mundo en el juego, es más pequeño de lo que parece. Eso se traduce en bastantes errores técnicos, que prometen subsanar en el parche del día uno, pero que nos ha bloqueado literalmente en más de una ocasión. También en el ritmo narrativo, en la música, en la fluidez entre secuencias de juego, escenas y batallas. Es, sin duda, el intento más digno y notable desde 2001 en intentar rescatar esta IP y darle el respeto que merece, por lo que hay que entender el contexto, pero también es fácil pensar que el dinero invertido en los dos actores de televisión protagonistas se podría haber invertido en mejorar otros aspectos del juego.

Alone in the Dark llega en 2024 con mucho trabajo por hacer, con un género de terror totalmente asentado, que sigue experimentando pero que busca el miedo y, sobre todo, el realismo. Con el arreglo de varios aspectos técnicos vía parche, el espíritu del juego original seguirá presente, pero nos preguntamos si el público de hoy está preparado para un juego que bebe tanto del original e intenta vestirse con las ropas de hoy en día. Si eres de los que, como un servidor, vivió sus primeros gritos ante un PC con el Alone in the Dark original a principios de los 90, te va a encantar. Si eres un fan del terror con ganas de explorar el género que lo cambió todo, lo recomendamos pero con la duda de si va a aportar algo al mercado de 2024. Sea como sea, nosotros deseamos que funcione para poder explorar los remakes de Alone in the Dark 2 y 3 con todo el margen de mejora posible.

Jugado en Playstation 5. Copia digital proporcionada or Dead Good Media

Análisis de Alone in the Dark (2024) para PS5: Análisis de Alone in the Dark, suave reinicio de los padres del survival horror
Análisis de Alone in the Dark (2024) para PS5: Análisis de Alone in the Dark, suave reinicio de los padres del survival horror
Análisis de Alone in the Dark (2024) para PS5: Análisis de Alone in the Dark, suave reinicio de los padres del survival horror
Análisis de Alone in the Dark (2024) para PS5: Análisis de Alone in the Dark, suave reinicio de los padres del survival horror
Análisis de Alone in the Dark (2024) para PS5: Análisis de Alone in the Dark, suave reinicio de los padres del survival horror
Análisis de Alone in the Dark (2024) para PS5: Análisis de Alone in the Dark, suave reinicio de los padres del survival horror
Análisis de Alone in the Dark (2024) para PS5: Análisis de Alone in the Dark, suave reinicio de los padres del survival horror
Análisis de Alone in the Dark (2024) para PS5: Análisis de Alone in the Dark, suave reinicio de los padres del survival horror
Análisis de Alone in the Dark (2024) para PS5: Análisis de Alone in the Dark, suave reinicio de los padres del survival horror
Análisis de Alone in the Dark (2024) para PS5: Análisis de Alone in the Dark, suave reinicio de los padres del survival horror
Análisis de Alone in the Dark (2024) para PS5: Análisis de Alone in the Dark, suave reinicio de los padres del survival horror
Análisis de Alone in the Dark (2024) para PS5: Análisis de Alone in the Dark, suave reinicio de los padres del survival horror

Alternativas
The Medium, Alan Wake.
Celebra más la exploración que las batallas y ahonda mucho más en la historia del original.
Algunas mecánicas son toscas y el ritmo narrativo es algo irregular.
Un renacimiento para la saga que lo empezó todo. Refrescante y con mucho espacio de mejora, pero sin obsesionarse con las modas actuales.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×