¡Colabora!
0
La era de los imperios
PC

La era de los imperios

El original Age of Empires vuelve con gráficos renovados y la mejor versión jugable de este clásico de ordenador, al que tampoco le faltan todos los problemas que tuvo en su día.

Por Alejandro García González,
0 0 0

Versión analizada en PC. Copia digital proporcionada por Microsoft.

En el E3 de 2017, durante la conferencia de PC Gamer, pudimos escuchar uno de los wololo más emocionantes y sorprendentes de los últimos años. La saga Age of Empires cumple 20 años (y con el retraso de lanzamiento de este título algún mes más) y no hay mejor forma para celebrarlo y enamorar al mundo de nuevo que reivindicar la calidad del juego que cambió los juegos de estrategia en PC para siempre, el primer Age of Empires, con un remake mejorando sus gráficos, banda sonora y eliminando varias limitaciones que tuvo en su día. Tras el sonado fracaso de su tercera entrega y muchos años de parón, esta es la oportunidad de Microsoft y Forgotten Empires de tomar de nuevo las riendas del género y volver a engancharnos antes del ya anunciado Age of Empires IV a la mítica saga.

Todos sabemos de qué estamos hablando, da apuro explicar el funcionamiento de una de las mayores sagas en el campo del RTS y 4X que ha hecho historia. Construir un imperio desde sus bases y eras tecnológicas previas al uso de los metales en la guerra hasta conseguir formar ejércitos que se enfrentan en batallas masivas gracias a la obtención de recursos estratégicos y defensas sólidas en partidas rápidas, junto con largas campañas que narran y ponen de protagonista al imperio del jugador con estilo propio son las principales bazas que hicieron de ésta una saga legendaria. Mantener la esencia, de una manera poco adulterada en cuanto a su jugabilidad es el principal objetivo que se han marcado los desarrolladores con excelentes resultados; pocas sorpresas para los puristas y una cara renovada en el apartado técnico para nuevos jugadores, sin intentar aparentar ser fruto de un proyecto desarrollado en el año 2018 pero que se encuentra muy lejos de los modelos que hoy sólo encontraríamos desempolvando un viejo CD.

Mantener la esencia en un género que ha evolucionado tanto tiene sus costes. Muchos de los conceptos que fueron vastamente mejorados en su segunda entrega, ya en 1999, permanecen intactos, en muchos casos por ser ideas prestadas de otros juegos de la época como Civilization II y que no estaban implementados de una manera muy coherente con el resto de las mecánicas existentes, como puede ser la diplomacia con otros imperios. En su conjunto, la mayoría de la partida se dedica al micromanagement (gestión de un pequeño número de unidades para que sean eficientes) de aldeanos y unidades bélicas para expandirse y poder dedicar más recursos a la construcción de nuestras bases y soldados. No obstante, en esta edición están implementadas pequeñas mejoras para facilitar la jugabilidad como una mejor detección de las rutas de las unidades (que en ciertas ocasiones siguen fallando para nuestro divertimento o cabreo) o el botón de aldeano inactivo.

Pero como en todo remaster de un juego antiguo, lo que busca el jugador cuando adquiere su copia e inicia el juego por primera vez en años con mucha ilusión dista mucho de lo que la experiencia original ofrecía. Las memorias que se forman jugando de joven a videojuegos, especialmente si se disfrutaba de la experiencia compartiéndola con amigos con títulos que en muchos casos apenas intentaban echar a andar el largo camino que supone la mejora, reimaginación o reinvención de un género son idealizadas y recordadas con nostalgia, exagerando muchas bondades y minimizando los problemas del título. En este caso, jugar con unas mecánicas superadas hace años por la innovación y perfeccionamiento a través de muchas sagas, la inutilidad de las unidades si no son bien gestionadas, las incomprensibles acciones de las IAs, en ocasiones implacables y difíciles de aguantar para poco después estancarse sin progresar o, simplemente, incontables funciones de la interfaz, unidades y edificios que no existen y son una fuente constante de frustración son sólo ejemplos de las muchas taras que contenían estos juegos y hoy hacen que completar una sola campaña se acerque más a una repetición de procesos familiares pero no muy profundos que no aguantan el test del tiempo.

En conclusión, la edición definitiva de este clásico es sin duda la versión más potable y cómoda para acallar la nostalgia de esta era de oro de juegos de estrategia, pero no es una reinvención que ajuste las mecánicas y viejos problemas a la jugabilidad de hoy en día. Jugar las campañas con una evidente mejora gráfica y sonora es una experiencia agradable para quien recuerde tardes dedicadas a uno de los mayores referentes que celebra más de dos décadas de gloria pero sin superar el estatus de una buena adición a nuestra biblioteca de juegos que revisitar de vez en cuando. Para nuevas apuestas jugables bajo el nombre de Age of Empires con la calidad y experiencia de hoy, tocará esperar a su cuarta entrega.
Análisis de Age of Empires: Definitive Edition para PC: La era de los imperios
Análisis de Age of Empires: Definitive Edition para PC: La era de los imperios
Análisis de Age of Empires: Definitive Edition para PC: La era de los imperios
Análisis de Age of Empires: Definitive Edition para PC: La era de los imperios

Alternativas
Age of Empires II mejoró sus conceptos y su versión HD todavía aguanta.
Volver a jugar a un clásico con gráficos actualizados, su banda sonora.
Y como buen remake de un juego de hace 20 años, sus mecánicas están muy desactualizadas.
Reivindicar a uno de los clásicos del género nunca está de más, pero sus problemas jugables son más que evidentes.

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 20 de febrero de 2018
Desarrollado por: Forgotten Empires LLC
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×