Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar
Diez negritos se fueron a cenar
PC

Diez negritos se fueron a cenar

"Y no quedó ninguno" es una aventura gráfica basada en una novela de Agatha Christie que, pese a no estar mal planteada, cojea por falta de encanto

Por Quetzal,
0 0 0

En el sentido jugable, el juego funciona como una aventura gráfica clásica de las de toda la vida. Tendremos nuestro ratón y nuestros escenarios por los que vagar, recogiendo objetos, cartas, examinando lugares, hablando con gente, combinando unos artefactos con otros, usándolos con el escenario, etc. La verdad es que la innovación en este juego es bastante escasa, pero por fortuna la mayoría de los puzzles son adecuados, sin excesiva dificultad ni excesiva facilidad, si bien aquí también hay puntos en contra.

Quedarse atascado en una aventura gráfica es completamente normal, y sin embargo, en "Y no quedó ninguno" a veces los casos de bloqueo se dan por razones que no tienen excesivo sentido. Un ejemplo perfecto ocurre la primera noche del juego: el protagonista de la aventura decide que el momento en que todos duermen es un buen momento para explorar, por ello, primero revisamos la primera planta, donde hay luz. Para la segunda planta- a oscuras- necesitamos pilas para una linterna que hemos encontrado en un cajón. Pues bien, tras investigar todos los lugares posibles donde podría haber pilas, comenzamos a buscar los imposibles: debemos usar una pala en un saco de harina, al usarla por primera vez el protagonista toma algo de harina- algo realmente útil para investigar asesinatos- y la segunda vez encuentra unas pilas. Personalmente, tengo dificultades para comprender por qué alguien iba a ponerle baterías a un saco de harina, o por qué razón pueden llegar a acabar sepultadas allí si la harina es blanca y las pilas azul oscuro, lo que hace que no sea difícil reparar en que están allí antes de comenzar a remover la harina.

Posteriormente, usamos la linterna para entrar en las habitaciones de los invitados mientras duermen. Tengamos en cuenta que no deben estar teniendo un sueño muy tranquilo por sentir sus vidas amenazadas, y que además según el misterioso Owen, todos son asesinos o cómplices de asesinato, lo que implica que entrar en sus cuartos mientras descansa es una idea bastante descabellada. Pero el personaje protagonista no parece precisamente muy prudente, y esto lo cierto es que rompe mucho la verosimilitud de la historia, haciendo que el jugador se sienta alejado de la aventura. Cabe decir que, además, durante esta exploración nocturna no encontramos nada que no hayamos visto en la anterior exploración, lo que hace que toda la complicación de encontrar las pilas sea completamente baldía argumentalmente, y sin embargo obligatoria.

Sin embargo, y pese a estos grandes defectos, "Y no quedó ninguno" sigue siendo una aventura gráfica de la cual se puede disfrutar, especialmente por su atractivo argumento. A pesar de que incluso muchos de los objetos que recogeremos no tienen uso alguno, en general los puzzles están pensados, pero se pueden resolver con algunas buenas deducciones. Es una pena que no podamos- sin embargo- modificar más el argumento, pues las elecciones de final dependen de las últimas horas de juego, y todo lo demás es bastante lineal, aunque usar algunos objetos sobre algunos personajes conseguirá que les saquemos más información, lo que implica que el juego tiene cierto valor rejugable.
Desvístete ya, machote
Desvístete ya, machote
¡Sí, la cabra también muere!
¡Sí, la cabra también muere!
Esta juventud con coches deportivos se cree capaz de todo
Esta juventud con coches deportivos se cree capaz de todo

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 16 de diciembre de 2005
Desarrollado por: AWE Games
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, Rodri.
×