¡Colabora!
0
Al servicio del terror
Amstrad Commodore 64 Spectrum

Al servicio del terror

Juego polémico de 1985 por el protagonismo de un militar nazi histórico.

Por Munir,
0 0 0

Versión analizada Amstrad.

“Para un comandante que tiene sentido del honor se sobreentiende que su suerte personal no puede separarse de la de su navío… Ya no podré participar activamente en la lucha que libra actualmente mi país. Solo puedo probar con mi muerte que los marinos del Tercer Reich están dispuestos a sacrificar su vida por el honor de su bandera. A mí solo corresponde la responsabilidad del hundimiento del acorazado Admiral Graf Spee. Soy feliz de pagar con mi vida cualquier reproche que pudiera formularse contra el honor de nuestra marina. Me enfrento con mi destino conservando mi fe intacta en la causa y el porvenir de mi Patria y de mi Führer”.
Capitán de navío Langsdorff, Comandante del acorazado Admiral Graf Spee
.

Tras escribir estas recias palabras, Hans Wilhelm Langsdorff, marino condecorado con la Cruz de Hierro de 1ª clase, se envolvió en la bandera de combate de su amado buque de guerra y se voló la cabeza de un disparo en la mañana del 20 de diciembre de 1939. Esta dura introducción es para hablaros de un videojuego de 1984, desarrollado por Temptation Software y editado por Amsoft, la filial de software para Amstrad de la célebre compañía británica de Alan Sugar.

Fotografía del Admiral Graf Spee en 1936.

Para incentivar el lanzamiento de este nuevo micro-PC al mercado se incluyeron cuatro juegos en el paquete de salida. Estos juegos fueron el Oh Mummy, Space invaders, Animal, vegetal o mineral y el que nos toca analizar en este texto: Almirante Graf Spee. El Amstrad CPC 464 fue una máquina que venía a competir con otros dos ordenadores domésticos que llevaban ya un par de años metiéndose en las casas de los ávidos consumidores de productos tecnológicos de los 80: el ZX Spectrum y el Commodore. Las características técnicas del Amstrad ofrecían una pequeña ventaja en el desarrollo de gráficos sobre sus competidores. Tenía una CPU Zilog Z80A a 4Mhz, 64 Kbytes de RAM y 32 Kbytes de ROM. Como veis, en la actualidad tenemos tostadoras con mayor potencia tecnológica, pero para un chaval de 13 años como yo, en aquella época, tener el Amstrad delante era lo más parecido a sentarse en el puente de mando de la Enterprise en Star Trek. Además este micro-PC de coloridos botones tenía la particularidad de incluir el monitor (a color o en fósforo verde) y el lector de casete incorporado en el teclado. Porque, para aquellos que no estén al corriente, el software de aquella época venia grabado en cinta magnética.

Los tres conflictos del videojuego Almirante Graf Spee

Para hablar de este juego me encuentro ineludiblemente ante tres obstáculos. Tres conflictos a los que trataré de dar respuesta, uno de ellos es muy específico de este juego:

1- El conflicto de la representación de la guerra en el videojuego.
2- El conflicto ético que nos plantea la temática.
3- El conflicto de jugabilidad y valoración.
Análisis de Admiral Graf Spee para Amst: Al servicio del terror
Análisis de Admiral Graf Spee para Amst: Al servicio del terror
Análisis de Admiral Graf Spee para Amst: Al servicio del terror
Análisis de Admiral Graf Spee para Amst: Al servicio del terror
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi.
×