¡Colabora!
0
Todo por un sueño
PlayStation 4

Todo por un sueño

Open House Games debuta de la mano de PlayStation Talents con A Tale of Paper, una aventura conmovedora protagonizada por una figura de origami.

Por Juan B.,
0 0 0

Versión analizada PlayStation 4. Copia digital proporcionada por Sony.


A Tale of Paper nació como un proyecto de fin de curso de tres estudiantes de una universad de Barcelona. Contentos con el resultado, decidieron lanzar una versión gratuita en la plataforma it.chio. Más tarde, en 2018, se presentarían a la V Edición de los Premios PlayStation, en la que se alzaron con el premio a Mejor Juego del Año. Ha sido justo ahora cuando los chicos de Open House Games han podido lanzar al mercado la versión final del A Tale of Paper, todo ello gracias a la iniciativa de PlayStation Talents, que impulsa el desarrollo de estudios independientes de España y Portugal. Hoy os daré mis impresiones del juego, el cual se inspira en grandes joyas del género como Unravel y Little Nightmares.

La aventura está protagonizada por Line, un muñeco de origami que misteriosamente ha cobrado vida. Nuestro simpático muñeco tiene la tarea de cumplir con el sueño de su creador, aunque no será fácil debido a los enemigos que intentan frenarle los pies. Ojo con las malvadas roombas y los molestos pajaros, y si eres aracnofóbico... igual deberías ir con más precaución incluso. Hay una serie de limitaciones propias de este tipo de proyectos que impiden contar con diálogos, textos o actores de doblaje. Es por eso que el escenario pasa a ser el principal protagonista, ya que el hilo narrativo lo seguimos gracias al entorno y a cómo reacciona Line a los peligros. Desde un complicado descenso por las cloacas hasta una huída forzosa del nido de una araña. De esta manera, A Tale of Paper consigue evocar de manera sensacional los sentimientos que quiere transmitir en cada momento.

Durante la aventura pasaremos por todo tipo de escenarios como casas o cloacas, aunque también por lugares muy vistosos, como un bosque o un conjunto de edificios.


Line es un muñeco de origami, pero eso no le basta para hacer frente a las complicaciones que le esperan. No nos queda otra que hacer uso del material del que está hecho, adoptando diversas formas que nos ayuden a cumplir nuestro objetivo. La trasformación de rana nos limita el movimiento, pero a cambio nos ofrece un salto de gran altura. Plegándonos como una bola conseguimos pasar por agujeros estrechos, mientras que con el avión de papel alcanzamos zonas que con un salto normal no sería suficiente. No estamos ante una mecánica original, pero es fácil de ejecutar y funciona. Lamentablemente, los controles y la cámara juegan en nuestra contra y nos dirigen a muertes innecesarias.

Gran parte de nuestras peripecias se basan en saltar de aquí para allá, pero el salto no funciona tan bien como debería y nos caeremos al vacío sin saber muy bien por qué. No acaba por ser frustrante, pero sí nos lamentaremos en más de una ocasión. Asimismo, hemos echado en falta un mayor desafío en las dos horas que nos ha durado la aventura principal. El plataformeo no es del todo satisfactorio, y los escasos enfrentamientos contra peligros reales se resuelven de una manera muy simple. Una vez finalizado el juego no hay motivos para repetir, salvo que te interese encontrar los ocho coleccionables repartidos por cada fase.

En el partado gráfico es donde más destaca A Tale of Paper, con una clara inspiración en Unravel y Little Nightmare. Comezamos en una casa oscura en plena mudanza, aunque no tardamos en ver escenarios variados y con varias paletas de colores, como bosques o rascacielos. Varios de estos niveles son realmente preciosos, y gracias a su escasa duración, cumplen su función sobradamente y no termina por aburrirnos. La banda sonora también raya el mismo nivel, con una selección de instrumentos que encajan a la perfección con la temática oscura -y en ocasiones épica- de la aventura.

Nuestro diminuto compañero tendrá que sobrevivir a grandes peligros. Para su fortuna, los desafíos son escasos y no presentan una gran dificultad.


CONCLUSIÓN

A Tale of Paper es un juego con buenas ideas, pero que no terminan de estar pulidas. Ojo, no es un mal juego, al contrario. Estamos ante una experiencia agradable para su escasa duración, pero podría estar mejor. A nivel gráfico y sonoro aprueba con nota alta, pero es necesario pulir ciertas secciones de plataformeo. Si te encantan los juegos de plataformas con algún que otro puzle, A Tale of Paper te dejará un buen sabor de boca.
Análisis de A Tale of Paper para PS4: Todo por un sueño
Análisis de A Tale of Paper para PS4: Todo por un sueño
Análisis de A Tale of Paper para PS4: Todo por un sueño
Análisis de A Tale of Paper para PS4: Todo por un sueño
Análisis de A Tale of Paper para PS4: Todo por un sueño
Análisis de A Tale of Paper para PS4: Todo por un sueño
Análisis de A Tale of Paper para PS4: Todo por un sueño
Análisis de A Tale of Paper para PS4: Todo por un sueño

Alternativas
Unravel y Little Nightmares
La música y el apartado artístico le sientan como anillo al dedo.
Hemos echado en falta más contenido. Algunas partes de plataformas no están del todo ajustadas.
Aún con sus carencias, A Tale of Paper consigue conmover gracias a lo que cuentan sus escenarios.

Información del juego

A Tale of Paper

PlayStation 4

Fecha de lanzamiento: Mediados de 2020
Desarrollado por: Open House Games
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge.
×